Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Reunión 9 AM (Katherine)
Ayer a las 8:35 pm por Reino

» Being liberated in the shadows -Skyle-
Ayer a las 7:51 pm por Takeshi Momo

» Obra Escolar: Reunión de orquesta y composición.
Ayer a las 6:06 pm por Reino

» Cambio de Turno (Libre)
Ayer a las 6:02 pm por Casper Grayling

» Music Fest: ¡Un festival lleno de música!
Ayer a las 3:47 pm por Sadie Brauss

» Temas libres.
Ayer a las 3:46 pm por Sadie Brauss

» Un premio incómodo (Privado)
Ayer a las 3:29 pm por Yuki Nakayama

» Aozora Koukou | Confirmación Af. Élite
Ayer a las 3:32 am por Reino

» La verdad duele [Privado -Zinnia]
Miér Jul 26, 2017 10:00 pm por Katherine Howell



Mejores posteadores
Mine Sagan (1065)
 
Reino (1062)
 
Regan Vosuet (875)
 
Dante Rivelli (866)
 
Aria Ainsley (679)
 
Ayato (570)
 
Yuki Nakayama (562)
 
Lucien Luarent (535)
 
Momoka (509)
 
Katherine Howell (427)
 






Crear foroRatbag PunceCrear foroCrear foroCrear foroDevil Within +18Fairy Tail Rol



Y nos dieron las 9, las 10 y las 11~ (Priv. Tora)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Y nos dieron las 9, las 10 y las 11~ (Priv. Tora)

Mensaje por Katherine Howell el Miér Abr 24, 2013 11:33 pm

- ¡¡Nessun dorma!!... Nessun dorma~ [Nadie duerma/Italiano] - cantaba para si misma la soprano "Nessun Dorma" de Turandot, aunque un poco fuera de contexto la pieza magistral, diseñada para ser cantada por un hombre, con la situación que iba a vivir.

Iba a transnochar, necesitaba tomar un poco de alcohol para soltarse un poco, animarse, aun consciente de que esa era una droga depresiva. Pero le importaba un comino, ella quería solo pasarla bien con un poco de cerveza, vino, licor o lo que sea que que le dieran.

Se fue como siempre bien arreglada, un traje negro y camisa roja, sobra decir que provocativa, ademas de un sombrero tipo fedora y un bolso. Como hábito, entaconada y con joyas que iban a juego con su atuendo y un maquillaje poco cargado, dandole un toque natural.
Ya estaba lista así que salió a pedir un taxi y le pidió que la llevara a un pub, no quería perder la costumbre de ir a un Pub aun no estando en su natal Inglaterra. Suspiró, llegó a extrañar las reuniones con sus amigos cuando estaba en la compañía.

Al llegar supo que había llamado la atención de los presentes en el lugar, conciente de que fue su cuerpo o su vestimenta, pero era parte de ella por lo que no le importó mucho.
Se sentó en una mesa y pidió unas fish and chips.

- Y una pint Barley Wine, please - dijo con una sonrisa. - I missed this, - dijo para si misma en lo que "sentia" el ambiente del lugar - it would be funny if someone called me alkie. [borracha]
avatar
Katherine Howell

Ocupación : Profesor
Mensajes : 427
Fecha de inscripción : 04/04/2013
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y nos dieron las 9, las 10 y las 11~ (Priv. Tora)

Mensaje por Invitado el Jue Abr 25, 2013 11:30 pm

En el mundo de Tora el concepto de sed era bastante distinto; Una necesidad básica que sólo se calma con alcohol. Era nuevo en la ciudad y su exigente paladar debía saborear alguna novedad antes de lanzarse en picada a lo común y corriente.

Sin dudar se metió al primer pub que encontró, después de todo tenía que ir haciendo su propia guía de antros y para eso necesitaba ir tanteando cada opción. No sería fácil y más de alguna vez se decepcionaría, pero lo más divertido de la situación era hacer un par de amigotes en el camino y porque no, alguna amiga con ventaja. O tal vez dos. Cualquiera era bien recibida mientras estuviera dispuesta a respetar las reglas de una relación exclusivamente sexual. Sin explicaciones, compromisos, horarios, sólo por algo de placer. Sonrió mientras sacudía su propio vaso, quería ir mezclando un poco su whisky con dos jugosos hielos. Pensar esa clase de cosas le hacía recordar que ya iba camino a los cuarenta años.

Llevaba al menos unos diez minutos en el bar, sentado de espalda a la barra, examinando que clase de público frecuentaba el pub. Nada nuevo, nada extraño, por tanto, nada desagradable. Incluso se sentía a gusto, no como un viejo desadaptado entre una masa de mocosos eufóricos a punto de vomitar. Con su camisa verde, pantalones negros y zapatos de vestir, así de sobrio, se sentía realmente cómodo, pues no tenía mucho que aparentar. Por costumbre llevaba el cabello recogido en una coleta, mera comodidad. Sin embargo para las salidas nocturnas siempre tenía un cuidado especial, casi una cábala, usar su perfume favorito, tan sagrado como sus cigarrillos favoritos en su bolsillo izquierdo.

Perdido en sus pensamientos la música a todo volumen no lograba perturbarle, ni mucho menos los gritos de quienes intentaban comunicarse a escasos centímetros. Pero algo logró hacerle despertar. ‘Ella canta’, pensó rápidamente al escuchar un exquisito tonó femenino a su costado. La experiencia le hizo detectar de inmediato su habilidad mientras hacía el pedido. Se giró rápidamente para ver a quien pertenecía ese timbre y se encontró con algo que le voló la tapa de los sesos. Una morena escultural, con un estilo perfecto y para el peor de los casos, una voz acento sensual. ‘Está calienta a cualquiera’, concluyó en su cabeza mientras barajaba opciones para dirigirle la palabra.

-Sabes lo que quieres –Murmuró desde su costado después de silbar, dándole a entender que había pedido algo interesante. Poco a poco se inclinó sobre la barra para poder mirarle mejor.- No tienes piedad, ¿Eh? –Movió el rostro haciendo un ademán para apuntar su escote. Ese era el estilo de ese viejo canalla, así de grosero y directo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Y nos dieron las 9, las 10 y las 11~ (Priv. Tora)

Mensaje por Katherine Howell el Vie Abr 26, 2013 12:08 am

Cuando sus fish and chips y su llegaron a su mesa sus ojos resplandecieron de la felicidad sincera que sentía. Extrañaba aquel alimento tan sencillo y burdo pero que despertaba sus memorias dormidas; tal vez no sabían igual a las de su país pero la nostalgia hacia que aceptara con gusto lo que llegaba a su boca.

Una por una comía las papas en lo que miraba a su alrededor checando si habría alguna actividad de pub en la que participar o simplemente ser la espectadora de lo que llegara a pasar en esa noche, esperaba que algo interesante pasara aunque algo la hacía dudar.

- ¿Hnn?

Se volteó a ver al hombre que le habló de esa manera. No estaba molesta, de hecho, hasta cierto punto estaba acostumbrada a ese tipo de comentarios que al menos estaban disimulados como que había dicho aquel tipo. ¿Será de esos sin escrúpulos o simplemente estaba borracho?. Las dos le parecieron plausibles. Comió unas papas antes de hablar con aquel tipo.

- Siempre, hay que tener ideas claras... Y ser conocedora de todo un poco para pasarla bien - Alzó su cerveza inglesa al extraño como saludo - Cheers to you my bredrin [Salud a ti mi amigo]... - prefirió seguirle la corriente pero sin pasarse. Bebió de su Barley wine - ¿Y tu tienes algo de chiste misterioso "caballero"? - le sacó la lengua traviesa.

Hizo el entrecomillado al aire con su mano libre dejando en claro que por sus palabras no era del tipo de hombres con los que frecuentemente socializaba, pues ella era una diva y necesitaba caballeros que la llevaran de la mano pero en la cama que se les olvidara eso.
Si ella tenía algo que hacía que llamara la atención, quería ver que le podía llamar a ella de aquel extraño, aunque de primera vista podía ver que lucía atractivo e interesante.
avatar
Katherine Howell

Ocupación : Profesor
Mensajes : 427
Fecha de inscripción : 04/04/2013
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y nos dieron las 9, las 10 y las 11~ (Priv. Tora)

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 07, 2013 7:50 pm

Realmente el tono de voz de esa mujer era encantador, no estaba equivocado al deducir que se manejaba en el área del canto. Escucharla en medio del pub era algo parecido a encontrar el tintineo de una pequeña campana en una ruidosa ciudad, gracias a su buen oído Niles lograba apreciarle por completo.

-Haces bien, las mujeres decididas tienen un jodido encanto- Comentó alzando su copa para brindar. –Salud –Chocó su bebida contra la cerveza de la mujer. -¿Algún chiste?- Alzó sus cejas fingiendo sorpresa y luego negó con la cabeza, riendo suavemente. –Soy actor, ¿Eso cuenta como encanto cariño? –Preguntó inclinándose un poco sobre la barra. –Sólo eso y lo que puedes ver, no tengo mucho de que alardear –Cuando le sacó la lengua entendió ese aire juguetón y le regresó una sonrisa también traviesa.

Probablemente Tora no sería del total agrado de Katherine a simple vista, después de todo su encanto se encontraba perdido en las profundidades de su relajada personalidad. Lo que solía aflorar de su persona era ese aire sincero y espontaneo que podía llegar a chocar a personas más recatadas o serias. Entonces se giró sobre su asiento para quedar de frente a la morena, asumiendo que ya habían iniciado una conversación en medio del ruido y las potentes luces.

-Puedo deducir por tu tono de voz que haces algo relacionado al canto, ¿O me equivoco? –Preguntó apoyando un codo sobre la húmeda y brillante barra. –Aunque no lo creas fue lo primero que me llamó la atención de ti, en seguida no pude quitar los ojos de tu escote pero eso ya es otra cosa –Rió y era sincero, después de todo al escucharla hablar se giró para verla. Al terminar de hablar alzó su brazo para llamar al barman, ahora que tenía una interesante compañera podía ir subiendo en la escala de el alcohol.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Y nos dieron las 9, las 10 y las 11~ (Priv. Tora)

Mensaje por Katherine Howell el Mar Mayo 07, 2013 10:03 pm

Siguió poniendole atención divertida, queríendo ver en que terminaria aquella conversación casual. Un hombre que no parecía común y se lo había confirmado cuando dijo que era actor, no recordaba haberle visto, generalmente solo iba a ver peliculas muy de vez en cuando o iba a obras de opera, por lo cual tal vez no habrían tenido la casualidad de encontrarse antes.

- Con que actor ¿eh?... Entonces tal vez tenga que tener cuidado - le dijo en broma el lo que daba otro sorbo a su bebida, mientras extendía su plato - Fish or Chips? - le ofreció cualquiera de los dos educada.

Giró un poco su asiento para también quedar un poco de frente a frente con el desconocido. A pesar de que un pub era para entretenerse, el ruido del ambiente no parecía mitigar mucho las voces de la conversación, podían hablar ambos con solo elevar un poco la voz.

- That's right! Soy una cantante de opera, tal vez dentro de poco notes el drama en mi - puso la mano sobre su frente haciendo una pose efectivamente dramática, ella tenía un trabajo que exigía la combinación de canto y actuación.

Efectivamente, tanto había trabajado; pues no tiene más compromisos en la vida, que su alma se ha aferrado tanto a sus roles que su manera de ser y actuar se ha modificado un poco. Se había vuelto una mujer más suelta con las personas y dejaba sus palabras y "sentimientos" salieran fácilmente y multiplicados.

- Tenemos algo en común, le pertenecemos al público. - se rió un poco. Puso atención curiosa cuando dijo que el primer detalle que notó era su voz y ya después sus atributos físicos, eso era inesperado, ante un desconocido generalmente era al revés. - Bueno, yo iba a decir que lo primero que noté de ti era tu actitud, pero con eso de que eres actor, ya no se sabe cual pueda ser tu papel en estos momentos.
avatar
Katherine Howell

Ocupación : Profesor
Mensajes : 427
Fecha de inscripción : 04/04/2013
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y nos dieron las 9, las 10 y las 11~ (Priv. Tora)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 19, 2013 4:13 pm

Las luces de la barra se perdían en sus ojos cansados. No podía negar que le alegraba haberse encontrado con una mujer así  de interesante en una noche tan común y corriente, en un ambiente tan distante a la profesión de ambos.

-¿Cuidado por qué?...-Se hizo el desentendido, siguiéndole el juego en la broma. –No gracias cariño.-Le respondió en cuanto le ofreció de su plato. Si durante esa noche quería caer en  la gracia del dios Baco, comer estaba absolutamente prohibido. También se acomodó sobre su asiento para hablar cómodamente con la atractiva mujer.

-Seguramente voy a notarlo, creo tener buen ojo para eso…- Rió suavemente dándole un gran trago a su bebida. –Actualmente estoy trabajando como profesor de interpretación –Le guiñó un ojo divertido por su gento dramático. Ciertamente ambas profesiones se mezclaban bastante, después de todo Niles también había cantado en varias obras. –Puedes darte cuenta que yo por el contrario no reflejo mucho el drama caótico en mi interior…- Alzó un poco la voz por los fuertes bajos de la canción que el DJ había escogido para continuar. Todo el histrionismo del actor se encontraba muy bien reservado en su interior, con ese rostro lleno de parsimonia era difícil descifrar una pasión tan frenética y llena de máscaras en su interior.

-Me gusta como suena eso de pertenecer al público, también se lo había mencionado a alguien hace unos años atrás –Se apoyó en el respaldo de su silla pesadamente. Cuando era unos años más joven se sentía orgulloso de declararse un habitante de las tablas entregado en absoluto a su público, ahora las cosas habían cambiado bastante. –Pero ahora mi hija ocupa el primer lugar en todo sentido de mi vida… -Aclaró con una sonrisa sincera. –El público bajó al segundo lugar en mi escala personal. –Negó con la cabeza y terminó riendo despacio de su situación.

Cuando hablaba de su hija la actitud de las mujeres con que salía se clasificaba en dos grupos: El grupo A sonreía amistosamente y lo declaraba un encanto, conmovidas por su amor de padre. Por otro lado, el grupo B solo sonreía y asentía con la cabeza, clasificándolo de inmediato como un tipo aburrido al responder cualquier cosa trivial con intenciones casi suicidas de cambiar el tema. Ojalá esta nueva compañera reaccionara de otra forma para crear el milagroso tercer grupo con una respuesta más relajada.

-¿Te fijaste en mi actitud?... –Le pareció una respuesta interesante, ya que su actitud natural pretendía pasar lo más desapercibido posible. –No te preocupes, cuando estoy alejado de mi trabajo me concentro en ser yo mismo… Todo el tiempo. –Volvió a subir la voz haciendo un gesto con su mano para pedir otro trago. -¿Te invito algo?-Miro a la chica esperando alguna respuesta. Era sincero, en su tiempo libre se volvía un hombre práctico y simple.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Y nos dieron las 9, las 10 y las 11~ (Priv. Tora)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.