Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Refugio de la realidad
Hoy a las 12:23 am por Mine Sagan

» Consecuencias
Ayer a las 8:07 pm por Siegfried Kindelan

» Deal with the devil
Ayer a las 12:04 am por Sadie Brauss

» Busco a quien managear (?)
Jue Sep 21, 2017 11:28 pm por Agnika Sakchai

» La charla Pactada
Jue Sep 21, 2017 10:58 pm por Antoinette Birdwhistle

» Rostros [Priv. Sadie]
Jue Sep 21, 2017 10:57 pm por Sadie Brauss

» Distraído (Libre)
Jue Sep 21, 2017 6:38 pm por John Harrison

» Actualización primavera 2017
Jue Sep 21, 2017 6:20 pm por Skyle

» Listado del Internado
Jue Sep 21, 2017 5:34 pm por Regan Vosuet



Mejores posteadores
Reino (1089)
 
Mine Sagan (1086)
 
Regan Vosuet (910)
 
Dante Rivelli (873)
 
Aria Ainsley (694)
 
Yuki Nakayama (590)
 
Ayato (584)
 
Lucien Luarent (538)
 
Momoka (510)
 
Katherine Howell (451)
 







Crear foroRatbag PunceCrear foroCrear foroCrear foroDevil Within +18Fairy Tail Rol



In nomine Domini... Dissipatas alae [Priv. Yuli]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

In nomine Domini... Dissipatas alae [Priv. Yuli]

Mensaje por Shitori Kuzuryuu el Dom Nov 17, 2013 9:45 pm

Tan hermosa la arquitectura humana, pero tan falsa y tan vana a la vez, pensaba metido en el interior de la catedral de aquella ciudad, Glass City, y lo único que podría compartir ese lugar con la ciudad a la que pertenecía, eran sus innumerables vitrales, esos que narraban historias, que eran cuadros de vidrio y de cristal en todo su derecho, y que a pesar de su gran belleza sólo podía ganarse su asco y su desprecio con todas las falsedades que mostraba, o más bien inconsecuencias: Dios y su "hijo", rodeados de ángeles, brindándoles de su amor.

"Je... amor... ¿qué es eso?" -pensó, casi dejando escapar un bufido con sorna que se perdió en el eco de la catedral. Ese Dios del que tanto pregonaban sus virtudes, su compasión y su amor para él no existía. Ese Dios tan "lleno de misericordia" los había abandonado a su suerte, a él y a su hermano, no había tenido piedad y mucho menos amor. Un padre más. Ni siquiera le había escuchado cuando clamó por su ayuda cuando su hermano enloqueció de la nada como lo había hecho, cuando...

Brevis ipsa vita est sed malis fit longior... felicibus brevis, miseris hora longa (1) -susurró en voz muy baja, para que su voz se disipara en el lugar, como los humarios que usaban en esos tan pomposos rituales. Sí, era inmortal, pero sentía que algo no estaba funcionando en su vida, algo estaba fallando en su sentido, y esa eternidad que llevaba viviendo se le hacía cada vez más infinita. Como si creyeran que eso podría llamar la atención de alguien más alla, más arriba de ellos, ¿no era por eso que hacían las agujas de sus torres más altas y largas? ¿para alcanzar el cielo y tocar a Dios? Qué tontería...- "Stultorum infinitus est numerus (2)" -pensó con algo de decepción. En las imágenes siempre habían ángeles guiando a humanos, ayudándolos, aconsejándolos, ¿y en qué había derivado ello? En malas representaciones, en ideas mal concebidas, creencias falsas, y al fin y al cabo todo llevaba al Dios que todos amaban, ese Dios que no escuchaba ni a ángeles ni a los seres humanos, ¿acaso seguiría existiendo ese Dios?

Traducción:
(1) La vida es breve pero se alarga con las vicisitudes e infortunios... La hora es corta para los felices, larga para los afligidos

(2) El número de los tontos es infinito


Última edición por Kuzuryuu Shitori el Mar Ago 05, 2014 12:29 am, editado 1 vez
avatar
Shitori Kuzuryuu

Ocupación : Estilista
Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 21/07/2013
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In nomine Domini... Dissipatas alae [Priv. Yuli]

Mensaje por Yuli el Jue Oct 22, 2015 12:51 am

Más de alguna vez me encontré a mi mismo volviendo de forma inconsciente a los pies de Merveilles Records en algún momento de mis caminatas nocturnas por la ciudad. Había apreciado el edificio cuando el sol recién se escondía y la gente aún abundaba en su interior, así como cuando casi no habían luces y solo los guardias parecían rondar dentro.

Intentando evitar el sello apropósito, aquella noche tomé el rumbo contrario de la ciudad, crucé el concurrido centro para alimentarme en los alrededores de la estación del metro, por supuesto sin matar, aquella no era una práctica que realizara comúnmente, solo tomaba pequeños tragos de algunos jóvenes embriagados a los que engañaba sutilmente hasta atraerlos a un lugar donde no elevaramos sospechas, dejando en sus muñecas marcas muy sutiles, apenas como picadas de insectos, pero siempre eran al rededor de 2 o 3 víctimas por lo menos. Disfrutaba la caza, pero sabía que si tenía éxito entrando al sello, no podría tener libertades como esa. En mi futuro más ameno veía venir las bolsas de transfrusión calentadas a baño maría… y honestamente me deprimía.

Detuve el eco que provocaban mis zapatos sobre la acera justo frente a la catedral de la ciudad. Principalmente por dos motivos: La arquitectura era hermosa, solo comparable a algunas estructuras similares que vi en Europa, pero a la vez mucho más moderna. La segunda razón fue un presentimiento, más bien un escalofrío que recorrió mi cuerpo, sensación que confirmé al poner el primer pie dentro de la construcción.

Solo había una persona dentro a aquellas horas de la noche. ¿Una persona? No… Era otra criatura, pero por la falta de costumbre a la interacción con otros "no humanos" no pude distinguir qué era exactamente. Ni vampiro, ni humano, de eso no tenía duda alguna.

“-Buenas Noches.-“ Murmuré muy solemne tras avanzar por el medio del pasillo que dejaban las bancas de los feligreses, dar una leve reverencia al altar y luego a la persona a quién había alcanzado oír murmurar, en él clavé la mirada. No era mi intención jugar a mentir, por lo tanto tampoco oculté mi naturaleza.
avatar
Yuli

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 30/04/2012
Masculino

Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In nomine Domini... Dissipatas alae [Priv. Yuli]

Mensaje por Shitori Kuzuryuu el Sáb Ene 09, 2016 2:35 am

"¿Realmente siquiera te importamos? No... claro que no... no te importó echarnos cual peste de tu llamado paraíso, ni siquiera mirabas en nuestra dirección cuando Elliot fue poseído por los que llamas tus enemigos, los demonios, clamas que estás lleno de amor y compasión... ¿qué sentiste cuando uno de tus hijos cometió la atrocidad que hizo junto a otro de tus hijos? Vaya dios resultaste ser, me repugnas..." Aquel pensamiento se repetía una y otra vez en su mente sin descanso desde aquel día. Su pose parecía la de un orador más, sin embargo, sus manos estaban muy apretadas la una con la otra, pareciendo que en cualquier momento iba a causarse una heria por la fuerza que ejercía sobre ellas.

Afiló por unos momentos su mirada y aguzó sus sentidos; alguien se acercaba a la catedral, un ser que no era humano, por lo que permaneció alerta en cuanto sus oídos lograron captar el sonido de unos pasos al entrar. No sentía una intención agresiva en quien fuera el recién llegado, pero mientras no molestara ni supusiera una amenaza, poco le importaba a pesar de cierto cosquilleo que sentía en su nuca y recorriendo su espalda. Supuso que podría mantener alejada la curiosidad o siquiera el impulso de interactuar con su hasta ahora desconocida compañía hasta escuchar una voz que parecía saludarle. "Tan siquiera es cortés, sea lo que sea" pensó sin tener intenciones de ser maleducado, y en el fondo teniendo una excusa finalmente para voltearse, encontrándose con un hombre albino de ojos rojizos que parecía ser más bajo que él y con un aire particular. Después de recorrerle de pies a cabeza sin disimulo tuvo que admitir que parecía tener un buen sentido estético al vestir.

Buenas noches, joven –fue su manera de corresponder al saludo tras ponerse de pie para encararle de mejor manera– Estas no son horas para pasearse por un lugar como este, aunque a aquellos como nosotros poco les importan las reglas humanas sobre los horarios, ¿no es cierto? –inquirió casi a modo de afirmación a pesar de no ser capaz aún de determinar qué sería su interlocutor, aunque ciertamente un demonio no era o de lo contrario todo su ser habría estado prácticamente en punta.
avatar
Shitori Kuzuryuu

Ocupación : Estilista
Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 21/07/2013
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In nomine Domini... Dissipatas alae [Priv. Yuli]

Mensaje por Yuli el Lun Abr 18, 2016 12:46 pm

"-Es de hecho, el único horario en el que puedo realizar esta clase de visitas.-" Admití sin sentir pesar por ello, solo era un hecho y es que mi vida normalmente iba a contrareloj humano. Cuando el día terminaba para ellos, a penas daba comienzo para mí y viceversa. "-Imagino que no es su caso.-" Agregué mientras desviaba la mirada y volteaba el cuerpo para tomar lugar en una de las bancas al lado contrario del pasillo donde él estaba.

Dejé mis manos descansar sobre mi regazo y alcé la vista hacia la imagen triste y desoladora que presentaba la cruz en medio de aquel salón, con cristo, el "hijo de dios" humillado en honor a la salvación de la humanidad. Salvación que no lo me alcanzó, y tal vez que no alcanzaría a nadie.

"- No es común para mí tener esta clase de encuentros. Es por eso que me fue imposible reprimir la curiosidad, sin embargo, no tengo intención alguna de interrumpirle. -" Dije a modo de disculpa, manteniendo la vista fija en aquella corona de espinas que adornaba la cabeza de quien todos venían a adorar a ese majestuoso lugar. El olor del incienso aún calaba mi nariz. Imaginaba que para Ash debía ser unas dos o tres veces más potente a la percepción, pero a mi lejos de desagradarme, hacía que envolverme en el mistisismo y en todo el ambiente del lugar fuera mucho más fácil.

La adaptación es una gran caracteristica necesaria para una condena como la eternidad.

"-¿Puedo solamente preguntar por su nombre?-"
avatar
Yuli

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 30/04/2012
Masculino

Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In nomine Domini... Dissipatas alae [Priv. Yuli]

Mensaje por Shitori Kuzuryuu el Miér Mar 29, 2017 10:14 pm

Por los comentarios del albino, sólo pudo suponer que se trataba de un vampiro o alguna especie de demonio o criatura nocturna. Si él se imaginaba que no era su caso, supuso que sólo lo intuyó vía un simple método de descarte al no reconocerle como uno de los suyos, nada más.

No, no es el caso, en efecto –concedió al otro, siguiéndole con la mirada, no por sentirse amenazado o algo por el estilo, sino por curiosidad de saber qué se pondría a hacer en un lugar como ése. Quizás no eran tan diferentes como cualquiera podría haber pensado... un posible vampiro con un ángel– Quizás con los siglos, ¿será que algún fragmento de ese demonio se quedó en mí? Un ángel con un demonio en su interior en una iglesia... -sin darse cuenta dio un resoplido por la nariz ante dicha ironía.

Igualmente... no soy del tipo sociable... al menos con los humanos –lejos había quedado esa época donde se maravillaba de sus descubrimientos y de las cosas que podían crear con sus mentes y sus manos... el arte...– Ungh... se han vuelto aburridos y predecibles.... sólo estoy entre ellos por mera necesidad... supongo que es su caso también, ¿no es así?

¿A quién engañaba? Vivía entre los humanos, impartió clases, les vende ropa, ¿qué tan difícil podría ser para él abandonar todo aquello y marcharse a un bosque como solía vivir siglos atrás? ¿Qué se lo impedía? ¿El orgullo?

Sitri. –contestó con aire seco– ¿El suyo?

Mantuvo una pausa momentánea, como si pensara qué hacer o decir a continuación.

¿Cuántos años llevas rondando aquí? –preguntó olvidando por un instante el trato que se habían dado hasta el momento.
avatar
Shitori Kuzuryuu

Ocupación : Estilista
Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 21/07/2013
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In nomine Domini... Dissipatas alae [Priv. Yuli]

Mensaje por Yuli el Jue Abr 20, 2017 12:21 am

Por alguna razón al comienzo me esperaba un grado mayor de hostilidad, por lo que me sorprendió su buena respuesta e incluso sus ganas de charlar. Sin siquiera ser necesario indagar más, él me había hablado acerca de su vida entre los humanos.

Así que era similar a mí, aunque no del todo.

Yo no me movía entre los humanos por necesidad, o al menos, no solo por ella. Todavía era capaz de maravillarme con su mundo, con ellos como seres, en su inocencia y en su completa maldad, en su fragilidad.

"- Sitri... -" Susurré como era mi costumbre, saboreando para mí aquel nombre que, dependiendo de la noche, olvidaría o recordaría para el anochecer siguiente.

"-Yuli.-" Respondí con sencillez, girando mi cabeza y apartando la mirada del cristo para dirigir mis ojos a la figura que ahora me interrogaba de forma educada. Sonreí.

"-Este es mi primer año en esta ciudad ¿Y usted?-"
avatar
Yuli

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 30/04/2012
Masculino

Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: In nomine Domini... Dissipatas alae [Priv. Yuli]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.