Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas


Mejores posteadores
Reino (1198)
Aguas Turbias {P} Reino  Vote_lcap1Aguas Turbias {P} Reino  Voting_bar1Aguas Turbias {P} Reino  Vote_rcap1 
Mine Sagan (1127)
Aguas Turbias {P} Reino  Vote_lcap1Aguas Turbias {P} Reino  Voting_bar1Aguas Turbias {P} Reino  Vote_rcap1 
Regan Vosuet (1032)
Aguas Turbias {P} Reino  Vote_lcap1Aguas Turbias {P} Reino  Voting_bar1Aguas Turbias {P} Reino  Vote_rcap1 
Dante Rivelli (931)
Aguas Turbias {P} Reino  Vote_lcap1Aguas Turbias {P} Reino  Voting_bar1Aguas Turbias {P} Reino  Vote_rcap1 
Aria Ainsley (746)
Aguas Turbias {P} Reino  Vote_lcap1Aguas Turbias {P} Reino  Voting_bar1Aguas Turbias {P} Reino  Vote_rcap1 
Ayato (714)
Aguas Turbias {P} Reino  Vote_lcap1Aguas Turbias {P} Reino  Voting_bar1Aguas Turbias {P} Reino  Vote_rcap1 
Yuki Nakayama (665)
Aguas Turbias {P} Reino  Vote_lcap1Aguas Turbias {P} Reino  Voting_bar1Aguas Turbias {P} Reino  Vote_rcap1 
Momoka (553)
Aguas Turbias {P} Reino  Vote_lcap1Aguas Turbias {P} Reino  Voting_bar1Aguas Turbias {P} Reino  Vote_rcap1 
Lucien Luarent (551)
Aguas Turbias {P} Reino  Vote_lcap1Aguas Turbias {P} Reino  Voting_bar1Aguas Turbias {P} Reino  Vote_rcap1 
Katherine Howell (538)
Aguas Turbias {P} Reino  Vote_lcap1Aguas Turbias {P} Reino  Voting_bar1Aguas Turbias {P} Reino  Vote_rcap1 







Crear foroAguas Turbias {P} Reino  986VYjLCrear foroAguas Turbias {P} Reino  2rz6id1Aguas Turbias {P} Reino  Image



Aguas Turbias {P} Reino

Ir abajo

Aguas Turbias {P} Reino  Empty Aguas Turbias {P} Reino

Mensaje por Andrew Walker el Mar Mayo 22, 2018 1:20 pm

Ese día comenzó de una forma diferente a lo habitual. Walker abrió los ojos lentamente aquella mañana a causa de un pálido rayo de sol que apenas y se colaba por la ventana. Era un día nublado, como lo habían sido la mayoría de aquella primera semana de su regreso a Glass City, parecía incluso una de esas mañanas de Londres donde la mayoría de las veces el cielo se vestía de gris y perla. Suspiró levantando apenas su torso de la revuelta y tibia cama ¿Qué día era? Tras frotar con ambas manos su rostro y cabello oscuro, giró la cabeza hasta que logró ver una pequeña pizarra en la que con una letra bruta y mayúscula, había escrito la fecha de la cita que había conseguido en el sello, estaba decidido a darlo todo nuevamente; pero había algo más ese día, un sentimiento, que a pesar de la ligera sonrisa que se creó en su boca tras escuchar las pisadas de Isabella Collins al otro lado de la pared; un sentimiento que le hizo fruncir el entrecejo ¿Qué era?.

El departamento con el paso de los fríos días se había convertido en el rincón en el que Andrew se sentía realmente cómodo y seguro, pues se había tomado el tiempo de agregar unas cuantas cosas de su gusto para hacerlo más acogedor, el dinero que tenía disponible se lo permitía, había estudiado y trabajado mucho en Londres y ese mismo trabajo había sido alimentado por el mencionado sentimiento que aún no podía comprender del todo y decidía ignorar, después de todo el sentir no era para él; no después de lo sucedido con Helena.

El olor del café recién hecho inundó el departamento. Una humeante taza reposaba sobre la pequeña barra en la cocina mientras que en un plato pulcro y bien hecho estaba la comida de inicio de aquel día, pero el apetito le había abandonado un segundos antes de empezar, nervioso no estaba. Volvió a fruncir las cejas, y esta vez su puño con fuerza terminó golpeando la misma barra, logrando que la comida y la taza de café terminaran regados por la superficie. No lo limpió, pues su ataque de rabia le había hecho perder aquel sentido común que controlaba su profundo carácter, en ese momento había sido casi imposible contenerse. Limpió y vistió su cuerpo realmente rápido, y a pesar de tener el cabello aún un poco húmedo y la chaqueta de cuero a medio poner, salió del departamento cerrando la puerta con una fuerza bruta que apostaba se había escuchado en todo el piso.  Bajó rápido las escaleras, casi como si alguien le estuviera persiguiendo. Llegó hasta el primer piso y empujó la rejilla que dividía el territorio del edificio en el que se estaba quedando, abandonando al fin las instalaciones.

En su camino apresurado se le venían a la mente demasiadas cosas, como por ejemplo el sujeto que había conocido durante la semana y que resultaba ser manager en el sello,  había mostrado cierto interés en su talento con la guitarra, interés que le llevó a conseguir una reunión con este mismo manager en los edificios del sello, quería darse prisa y no perder nuevamente la oportunidad que se le había dado. Mientras recorría las calles de la ciudad, giró en una avenida que él creía le llevaría a los edificios en donde le esperaban, pero sin darse cuenta, estaba yendo por un camino totalmente equivocado.

Había perdido el aliento después de 1 hora caminando a paso rápido, sus intentos por llegar a tiempo a la cita que tenía habían resultado en un verdadero fracaso. Con un movimiento, sacó el teléfono que traía consigo y revisando de forma rápida los mensajes que tenía pendientes, existía uno del supuesto manager que le estaba esperando, un mensaje que no parecía un feliz a decir verdad. Walker estaba experimentado muchas sensaciones en aquel momento, algo que no estaba en su total control, era extraño. El que siempre había sido maduro con su sentir, estaba inmerso y a sólo un paso de la desesperación total. Para su desgracia, el alzar la cabeza llegó a sus recuerdos como el golpe helado del agua de mar que se estampaba en las rocas del acantilado al que habían caído sus zapatos y los de Rei hacía 3 años – Layla … - Murmuró con una voz que luchó por salir de su garganta, pues el nudo de sentimientos que se había formado en su pecho estaba logrando hacer estragos a Walker, le estaba haciendo sentir toda aquella tristeza que había negado y enterrado en lo más profundo durante mucho, mucho tiempo. ¿Dónde estaba aquella amiga? Le necesitaba, pues esta vez era él quien quería saltar al vacío.

Sus pies cansados le llevaron hasta el barandal ya oxidado y gastado por la salada brisa del mar, todo parecía estar en ruinas y en un descuido total, pues la puerta estaba caída y rodeada de maleza seca, y el faro que parecía que a pesar de la adversidad del clima, no quería apagarse. El frío viento logró congelar las manos de Andrew y le hizo sentir un escalofrío tan fuerte que le encogió los hombros. El mar estaba molesto, parecía manifestar cómo se sentía Andrew ese mismo día, tan incontrolable. Habían pasado 3 años desde la última vez que se creó la promesa de un equipo, una idea y un sueño en común. Lo recordaba, la audición en el sello, los ensayos, incluso las risas por las malas bromas que le hacían al manager y responsable de aquel sueño, Reino. Su pecho se volvió a encoger al recordar ese nombre, esa figura alta, más alta que él incluso. Ese hombre que le había aceptado en el sello y que le había dejado a su suerte, algo que para un joven de 18 años en aquel entonces, había sido demasiado.

Parecía que comenzaba a llover; pero sólo un par de gotas habían caído en el rostro del azabache ¿Lloraba? Como era eso posible, nunca antes o muy pocas veces lo había hecho; pero más de tristeza, era un dolor comparado a la ira y la rabia que tenía contenida ¿Qué se suponía tenía que hacer? Frotó con molestia las mangas de la chaqueta sobre su rostro, tanto que la piel blanca resintió y comenzó a enrojecer; pero incluso las lágrimas no dejaban de caer a pesar de que eran pocas y pequeñas, era humillante. Finalmente había descubierto ese sentimiento que desde su despertar le había seguido, habían aplastado su orgullo, su ego. Le habían humillado.
Andrew Walker
Andrew Walker

Ocupación : Músico
Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 01/05/2014
Masculino

Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Aguas Turbias {P} Reino  Empty Re: Aguas Turbias {P} Reino

Mensaje por Reino el Miér Jul 03, 2019 9:45 pm

Canción:

¡Y por petición de JackMoon21 está sonando "A little pain" de la banda Redline! ¡No olviden escribirnos a nuestras redes sociales para sintonizar su canción favorita en la emisora oficial de Glass City!

La canción empezó a sonar en plena avenida principal, obligándole a detenerse. Una gran pantalla protagonizaba el centro comercial de Glass City y Reino vio cómo proyectaban en ella el video de "A little pain", donde la principal protagonista era Layla, la vocalista. Era una producción sencilla pero bien cuidada que se ajustaba al tono melancólico de la canción. También podía ver en el fondo las siluetas de Andrew, Ren y el baterista, un muchacho que conocieron tiempo después de que se consolidaron como banda.

El pecho se le cerró como cada vez que ocurría cuando escuchaba la voz de Layla o veía su hermoso rostro en los videoclips del único pero muy exitoso álbum que lograron lanzar. No la veía desde lo sucedido en esa fiesta de Halloween, donde ocurrió aquel extraño accidente que hasta el día de hoy no podía explicarse. Después de su regreso a Japón no volvió a tener noticias de ella ni de los otros miembros de la banda, quienes asumieron la decisión de Reino y siguieron sus respectivos caminos. Andrew con fastidio, Ren con mucha tristeza y el baterista con resignación. Porque, gustándoles o no, la voz de Layla no podía ser reemplazada. Sin ella, Redline no tenía futuro.

Ya habían pasado tres años desde que se formó la banda y dos desde su disolución. Consideraba un gran logro que la emisora principal de Glass City, esa que estaba a cargo de la proyección y entrega de la mejor música durante las 24 horas del día, siguiera emitiendo sus canciones. "Eso prueba que Redline tenía un futuro prometedor..." pensó con una nostálgica sonrisa colada en el rostro.

Y con esto en mente, siguió su camino hacia el mirador, uno de sus sitios favoritos para fumar un cigarrillo y relajarse. Más en un día frío como aquel.

Algo que probablemente nadie sabía era que Reino odiaba los nuevos comienzos. Quizá era por ese motivo que por más vocalistas y bandas se presentasen a su puerta, este les rechazaba sin más, disconforme con la idea de representar a personas que no tuviesen el talento ni la personalidad de su antigua banda. Era un capricho y lo sabía, pero ¿qué podía hacer? Después de tantos altibajos prefería ser selectivo, ya que a pesar de que su trabajo precisamente consistía en representar a otros en su camino hacia el estrellato, al ser la mano derecha del mismo director y dueño de Merveilles Records Reino tenía muchos otros trabajos alternativos, tal y como era el de ser profesor en Musette, pertenecer al staff principal de los eventos del sello o incluso realizar algunas composiciones en conjunto con otros artistas, aprovechando que por culpa del mismo Revo sus dotes de músico seguían vigentes.

Sin embargo, nada de eso quitaba el hecho de que detestaba empezar de nuevo, dejando atrás todos esos buenos recuerdos con su ex banda. Sabía que relacionarse con otros artistas significaría prepararse para nuevas despedidas y separaciones... tal y como siempre le ocurría. Y no se sentía realmente listo para algo así otra vez. "Soy un cobarde."

¿Uh? — Al llegar al mirador, Reino se encontró con un muchacho que lloraba con expresión ida, como si no diera crédito a sus propias lágrimas. Tardó un poco en reconocerle, y cuando lo hizo sus músculos se tensaron al punto de dejarlo petrificado como si de una estatua se tratase. — ...¿Andrew? — Dejó escapar su nombre con voz queda e insegura, acercándose unos pasos hacia él con los labios deliberadamente separados de pura impresión.

En silencio, percibió algunas gotas de lluvia caer sobre su singular mohicano.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Aguas Turbias {P} Reino  Reino610
Reino
Reino
Moderador

Ocupación : Manager
Mensajes : 1198
Fecha de inscripción : 25/10/2012
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.