Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Refugio de la realidad
Hoy a las 12:23 am por Mine Sagan

» Consecuencias
Ayer a las 8:07 pm por Siegfried Kindelan

» Deal with the devil
Ayer a las 12:04 am por Sadie Brauss

» Busco a quien managear (?)
Jue Sep 21, 2017 11:28 pm por Agnika Sakchai

» La charla Pactada
Jue Sep 21, 2017 10:58 pm por Antoinette Birdwhistle

» Rostros [Priv. Sadie]
Jue Sep 21, 2017 10:57 pm por Sadie Brauss

» Distraído (Libre)
Jue Sep 21, 2017 6:38 pm por John Harrison

» Actualización primavera 2017
Jue Sep 21, 2017 6:20 pm por Skyle

» Listado del Internado
Jue Sep 21, 2017 5:34 pm por Regan Vosuet



Mejores posteadores
Reino (1089)
 
Mine Sagan (1086)
 
Regan Vosuet (910)
 
Dante Rivelli (873)
 
Aria Ainsley (694)
 
Yuki Nakayama (590)
 
Ayato (584)
 
Lucien Luarent (538)
 
Momoka (510)
 
Katherine Howell (451)
 







Crear foroRatbag PunceCrear foroCrear foroCrear foroDevil Within +18Fairy Tail Rol



Volver a encontrar la luz del camino (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Volver a encontrar la luz del camino (Libre)

Mensaje por Zinnia Millaray el Lun Ago 17, 2015 1:54 pm

Estos meses habían sido muy pesados, no estaba con el 100% de rendimiento, no podía cocentrarme en las cosas que hacía a diario, no tenía ganas de entablar conversación o convivencia con alguien, ni siquiera quería probar alimento alguno. Mi sueño también estaba siendo afectado por mi estado anímico, no alcanzaba un buen nivel de sueño por lo que mi aspecto estaba un poco desalineado y en mi rostro por primera vez en mi vida estaban unas marcadas ojeras. Quería seguir en la cama pero tenía muchas cosas que hacer.

Ya lo había decidido, desde aquel evento que tuvo lugar en la fiesta de año nuevo, el dejar los dormitorios de la escuela Musette pero antes tenía que arreglar los asuntos con mi familia, los había resuelto y por esa razón es que estaba pasando por esta “depresión”, nuevamente. Reaccionaron como lo esperaba, tomando mis decisiones de mala manera, mi madre fue la que estaba más afectada pues tenía esperanzas del compromise y cuando se enteró quién era mi jefe…Creo que perdió el control, lo cual nunca sucedía, obligándome a renunciar para volver a llevarme lejos de la ciudad como años atrás, cuando me negé las agresiones iban a volverse física, por suerte pudieron detenerla. Fue una noche larga pero en conclusión me corrieron de la mansion, han cancelado todas mis tarjetas de crédito y no hay ninguna comunicación.

Lo de abandonar los dormitorios es por que se vería muy cínico de mi parte el quedarme, después de lo que le hice a Regan y a Reino…Regan me había apoyado mucho en mi llegada, y yo le pagué de ese modo, realmente ya no tenía derecho de estar viviendo en su amada escuela. Esto es lo que pensaba mientras terminaba de acomodar mi segunda maleta. Tenía mucha ropa y no quería dejarla, ni la indrumentaria ni objetos por lo que todo pude compactarlo en dos maletas, terminando mi labor y dejando las maletas en el suelo me percaté de que eran muy pesadas, pero tenía suerte de que tuvieran ruedas, así sería fácil llevarlas conmigo a…Tal vez un hotel mientras consiga rentar un apartamento.

Antes de salir del dormitorio me puse unos lentes de sol para que nadie viera mi ojeras, di un último vistazo y me marché. En todo el trayecto estaba muy adentrada en mis pensamientos. Caminaba a paso lento por el peso de las maletas. Salí de la escuela, estaba cruzando la calle cuando un sonido hizo fuerte hizo que levantara la mirada, al parecer en el momento en que estaba cruzando estaba el rojo y un carro iba directo hacia mí. Me quedé solo mirándolo, mi cuerpo no reaccionaba pero a decir verdad ¿No reaccionaba o no quería moverlo? En cualquier caso el vehículo no se detenía y se acercaba cada vez más a mí.
avatar
Zinnia Millaray

Ocupación : Bailarín
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 09/06/2012
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volver a encontrar la luz del camino (Libre)

Mensaje por Invitado el Lun Ago 24, 2015 1:25 am

¡Un bate de béisbol! ¿Por qué estaba allí?
Oliver se preguntaba cómo había llegado tal objeto a su habitación. Para él, se trataba de un bastón plateado de forma singular con manchas rojas de lo que prefería pensar que era pintura. No lo relacionaba con el deporte porque nunca lo había practicado. Seguro que Max era el responsable de su aparición...
Por simple curiosidad, el chico decidió investigar y, tras una larga búsqueda, descubrió que se trataba de un baseball bat, traducido como bate de béisbol. Interesante. Buscó más, descubriendo el modo de jugar y la necesidad del enigmático objeto durante lo que parecía ser un partido, y finalmente decidió probarlo por sí mismo.
Tenía el bate. Sabía la ubicación de un parque con un campo de tamaño considerable completamente vacío en cuanto a árboles y rocas grandes. Con enseñarle el bate a alguien suponía que entendería lo que quería. Creía tener todo lo necesario para jugar a béisbol, ese deporte que sinceramente acababa de descubrir pero que le había llamado mucho la atención.
Estaba claro... Era demasiado necio.

Llegó hasta la puerta de su casa con el bate en brazos, pero en cuanto la cruzó para salir a la calle comenzó a arrastrarlo, pues el objeto era más o menos grande y el niño, al contrario, era pequeño y liviano. La gente le dedicaba miradas de horror, pues la "pintura" era ni más ni menos que sangre seca. Por su parte, el muchacho creía que eran miradas de asombro al ver a alguien tan pequeñito llevar algo tan pesado, además de verse motivado para utilizarlo. No notaba que su apariencia fuese increíblemente amenazante, sumándose a la tierna sonrisa inocente que se dejaba ver en su infantil rostro.

Todo iba bien, al menos a su parecer, hasta que vio cómo un coche estaba a punto de atropellar a una chica. Inmediatamente soltó el bate para poder desplazarse con más facilidad y, tan rápido como le fue posible, corrió hacia ella y la empujó con todas sus fuerzas para evitar que el vehículo la tocase siquiera.
Grave error.
El coche frenó de repente justo al tocarlo, por lo que no llegó a provocar lesiones, pero el joven se llevó un golpe fuerte... en el lado derecho.
Lo peor estaba por llegar.
El alma de Max tomó el control del cuerpo del inocente Oliver, y el chico que no tenía ni idea de lo que acababa de pasar pero sentía el dolor en el costado entró en cólera. Lo acaban de despertar del interior de aquel cuerpo que a él le parecía tan insuficiente pese a estar ya acostumbrado a él.
No le llevó más de veinte segundos despertarse completamente, descubrir que el "otro" dueño del cuerpo había salvado a una desconocida de ser atropellada y que el coche, en consecuencia, había chocado contra él, por suerte con escasa aceleración. Diez segundos después había descubierto también el bate. Su bate. En un instante ya lo tenía en la mano derecha y avanzaba a toda velocidad hacia el carro mientras el objeto rozaba el suelo, provocando un desagradable sonido y recalentándose por el roce.

Tampoco tardó demasiado en dar el primer golpe.
El bate metálico impactó con fuerza contra una de las ventanas del coche, despedazándola al momento. El conductor estaba demasiado ocupado asimilando que había estado a punto de matar a alguien, por lo que tuvo que reaccionar rápido cubriéndose con las manos para no cortarse el rostro por los fragmentos del cristal. Un nuevo golpe deformó la estructura superior del coche, sólo sobre la ventanilla. Viendo la apariencia del niño, estaba claro que no podía ser humano. Ni alguien cuerdo, por supuesto.

En su interior, el pacífico Oliver luchaba por recuperar el control del cuerpo, pero era imposible. Necesitaba algo más que desearlo. Algo físico. Y sin controlarlo no podía hacerlo ni pedirlo oralmente. De todos modos, lo segundo tampoco podría hacerlo en una situación normal.
Esperaba que Lix surgiese para lidiar con el terrible lado sádico de Max, pero como era algo común en él no se consideraba una anormalidad, por lo que nada lo llevaba a detenerlo.

En el exterior, Max ya había reventado las dos ventanillas y, disfrutando al ver las nuevas deformidades del coche que él mismo había provocado, le sonreía al conductor. Con una sonrisa más macabra que amable, por supuesto.

- ¡Vuelve a tocarme y juro que tu cara será la que termine como tu sucio coche! - Le advirtió, calmándose bastante, no sin antes escupir sobre el vehículo mencionado. Fusiló a la chica con la mirada. - Y tú ve con más cuidado. Si quieres morir me lo pides. El suicidio es algo demasiado aburrido. - No parecía molestarle el gentío que se había reunido para ver qué estaba pasando. Costumbre. Se ahorró comentar contra ellos, conteniéndose al máximo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Volver a encontrar la luz del camino (Libre)

Mensaje por Zinnia Millaray el Dom Nov 22, 2015 10:24 pm

Lo que sucedió después fue difícil de asimilarlo. Sentí cómo alguien me empujaba, debido a mi peso y más en estos días que había bajado unos cuantos kilos, no le fue difícil y caí al suelo a unos pocos metros del coche, evitando así lo que sería para mí una gran catástrofe.

Yacía en el suelo mirando las maletas, a unos metro de mí, una de ella se había abierto y mis pertenencias (sobre todo vestidos) estaba por todo el pavimento. En la otra maleta guardé todo lo que no tenía que ver con las prendas de vestir. Miraba las prendas pero sin prestarles realmente atención, estaba totalmente ida, no pensaba en nada hasta que un fuerte ruido hizo que le pusiera atención volteando a ver su origen. Abrí mis ojos al ver que era un bate que estaba goleando el carro que me iba a atropellar, ta lacto de vandalismo lo estaba haciendo ¡Un niño! Y lo cargaba con tal ligereza pero en realidad se veía de un material pesado, para que pudiera cargarlo debía de tener una fuerza sobre humana ¿Él era la persona que me salvó de ser atropellada? ¡Pero si estaba destruyendo y maldiciendo al sujeto! No creo que alguien que salve a otra persona pueda arruinar una propiedad privada y amenazar a otro ser. Yo, al igual que las personas que se acercaron por curiosos nos quedamos atónitos.

Me sobresalté cuando se dirigió hacia mí, reprochándome por mi descuido diciendo que era un intent de suicidio. Su cuerpo parecía ser de un niño pero su actitud y aquella mirada me indicaban alguien psicópata. Mis ojos estaban muy abiertos pero no se podían notar por los lentes de sol. En otras circunstancias le hubiera podido reclamar pero no tenía el coraje suficiente o las ganas. No sabía como actuar en esta situación delicada-Ah…¿Gracias…Por…Salvarme?- Dije más como una pregunta y en automatico.

Con algo de trabajo me levanté viendo que me había raspado las rodillas y un brazo pero nada de gravedad, el ardor no ze hizo esperar pero ahora tenía que hacerle caso a otras cosas. Más y más gente se acercaba. Pronto llegaría la policía, estaba segura de ello pues más de una persona estaba hablando por teléfono y podía escuchar que decían del accidente  y del coche destrozado. Los primeros pasos que di hacia el niño fueron torpes, pronto commence a caminar “normal”. No importaba que tan deprimida estuviera la situación requería ser vista de manera fría y pensar en una solución rápida . Aclaré mis garganta, haría lo primero que se viniera a la mente. Sólo esperaba que mi voz sonara firme y no dudosa como la de antes- No me quería suicidar y no hables de ese modo- Huir o entregarlo a la policía…Bueno había salvado mi vida. Por un momento bajé la mirada hacia las placas de carro, en un futuro buscaría a su dueño y le pagaría por todo este daño provocado pero por lo mientras…-Hay que alejarnos de aquí, no tardará en venir la policía-Tomé su muñeca para alejarlo del carro, mi mano estaba temblando. Con la otra, sin pedirle permiso, tomé el bate sorprendiéndome del peso ¿Cómo un niño tiene tanta fuerza para levantarlo como si nada? Con estos dos elementos caminé lejos. Tuve que empujar a varias personas del círculo que se hizo.

Una vez fuera del círculo miré de reojo el bate encontrando algo que me alarmó mucho-“¿Sangre?”-Fue lo que pensé al ver aquel color rojizo en la punta. Si, tenía que ser sangre ¿Quién era realmente el niño? Por las evidencias se notaba que era un verdadero psicópata. Volví a verlo, sin esconder la expresión de terror y confusión que me provocaba-¿Por qué me salvaste?- Dije tratando de cuidar las palabras.
avatar
Zinnia Millaray

Ocupación : Bailarín
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 09/06/2012
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volver a encontrar la luz del camino (Libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.