Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Llegada sorpresa (Ayato)
Ayer a las 10:10 pm por Momoka

» Búsqueda especial y mas
Ayer a las 7:40 pm por Andrew Walker

» Buscando información (+18)
Ayer a las 6:44 pm por Ayato

» Confieso que...
Ayer a las 2:39 pm por Momoka

» ¿Palabras Relacionadas? ~
Dom Mayo 20, 2018 11:27 pm por Dalilah Nowak

» ¿Vienes conmigo? [Privado]
Dom Mayo 20, 2018 10:25 pm por Momoka

» ¿Amistad? (privado)
Dom Mayo 20, 2018 10:14 pm por Ayato

» Vive la música
Dom Mayo 20, 2018 7:04 pm por Ayato

» Galería de Ayato
Dom Mayo 20, 2018 5:55 pm por Ayato



Mejores posteadores
Reino (1169)
 
Mine Sagan (1122)
 
Regan Vosuet (1032)
 
Dante Rivelli (930)
 
Aria Ainsley (735)
 
Ayato (683)
 
Yuki Nakayama (653)
 
Lucien Luarent (551)
 
Katherine Howell (529)
 
Momoka (528)
 







Crear foroCrear foroCrear foroCrear foroLacim TenebrisCrear foro



El nuevo vecino (Priv. Danielle)

Ir abajo

El nuevo vecino (Priv. Danielle)

Mensaje por Seolrok Velyakov el Vie Nov 24, 2017 11:46 am

No hacía demasiado que había llegado a la ciudad, no conocía a nadie ahora mismo y su única compañía era Peko, su adorada ardilla siberiana. Podría pasarse los días jugando con ella, pero Seol siempre había sido una persona muy sociable a pesar de su aspecto cool e incluso intimidatorio, lejos de la realidad siempre ha sido una persona muy sensible con las emociones siempre a flor de piel, muy positiva por lo general, ¿quién lo diría a primera vista? De no ser por su determinación en mantener una imagen distinta a su persona sería alguien muy risueño y algo asilvestrado, quizá más que intimidar sería más sencillo para los demás captar que tiene un corazón de oro y mucho cariño que dar. Estuvo ahorrando durante mucho tiempo para poder ir a algún lugar decente, quizá su piso no sería el de las mejores vistas, pero para él era suficiente, era alguien sencillo en contraste con sus padres, quienes sentían indiferencia mutua. Pero eso a Seol no le quitaba el sueño.

Si algo aprendió fue a tener una buena educación, iría a convivir con otras personas en aquel edificio y además quería conocer sus caras, le parecía algo triste la frialdad de ignorar a un vecino y ni siquiera saludarlo, con lo sociable que siempre ha sido él. Ya había pasado a llamar a la puerta de algunos de sus vecinos, pero la mayoría no estaban o no quisieron abrirle, pero eso no le desanimó, en absoluto.

- Peko, voy a salir -cogiendo a su ardilla con cuidado entre sus manos- hoy voy a ir a ver a otro de nuestros vecinos -se acercó a la enorme jaula del animal- sé buena -dio un beso en uno de sus mofletillos, rozando luego la nariz con sumo cariño y una sonrisa dulce antes de dejar al animal dentro, cerrando la puertecita con algo de pena, siguiendo con la mirada al animalito subirse hasta su lugar favorito- luego volveré, ¿vale? -movió la mano para despedirse de ella antes de coger una caja muy bonita con donas decoradas de lindas formas, saliendo al pasillo y dirigirse a la puerta de su vecino. Cogió aire, se armó de energías para poner su rostro serio “de siempre” y llamó al timbre- disculpe, soy Seolrok Velyakov, su nuevo vecino -prefirió alzar la voz en lo justo para que pudiera escucharle.
avatar
Seolrok Velyakov

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 18/11/2017
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nuevo vecino (Priv. Danielle)

Mensaje por Danielle Lavezzi el Dom Nov 26, 2017 2:15 am

Hoy era un día libre para poder hacer lo que quisiera, ¿Y que mejor manera de dormir hasta tarde?

Bueno, "tarde" si levantarse a eso de las 10 u 11 de la mañana se considera de tal manera, si por mi fuera dormiría hasta las 2 pm pero también tenía cosas que hacer, la única ventaja es que podía quedarme en pijama todo el día si quería y no preocuparme hasta la hora en que tocaba darme un baño. Mi rutina de ese día consistía en levantarme e ir a preparar un café para darme energía, soltar a los pequeños cobayos de su jaula y dejarles corretear por la sala sabiendo que no les pasará nada y siempre podré encontrarlos sin importar qué, y por supuesto dejando que mi fiel cacatúa escalaera mi hombro derecho y se posará ahí como si fuera su derecho legítimo. Pasaba mi mano por mi cabello real, desordenandolo un poco; otra ventaja del día libre es que no tenía que usar peluca en todo el día y aunque yo amaba esa peluca más que a mi mismo, no sentir el peso extra en mi cabeza era un alivio. ¡Hoy comenzaría a crear nuevos diseños para el programa de Idols! Tenía muchas, muchas ideas que me gustaría probar alguna vez, y esperaba tener luz verde del mismo director de la academia para poder probarlo con las alumnas que estaban a varios pasos de volverse el grupo de Idols que tanto buscaban (U por lo menos eso quería creer).

Me servía un poco de café en una taza, a la vez que tomaba un paquete de galletas de uno de los estantes y le daba uno a Madame Rosselia quién comenzó a devorarlo con mucha energía regándo las migajas sobre mi hombro que de vez en cuando hacía el intento de limpiarlo. Apenas iba dándole un sorbo a mi café cuando el timbre sonó y me moví para asomarme al pasillo en dirección a la entrada/salida del departamento, y por un momento casi me atragantaba con lo que bebía cuando escuché la voz de la persona al otro lado presentándose como el nuevo vecino. ¡¿Tenemos un nuevo vecino?! ¡¿Como es que yo nunca me entero de estas cosas?! ¡Y yo aquí en pijama todavía!

No tenía más opción que ir a la puerta y atender a la visita aunque me viera como un vago, uno fabuloso por cierto. Claro que el pobre tipo podría haberse llevado el susto de su vida cuando la puerta se abrió de golpe y una persona con cabello rosa, un camisón por pijama y una cacatúa blanca sobre su hombro le veía con ojos bien abierto y una taza de café caliente en la mano; nada como las primeras impresiones de la mañana.


-Ciao ~ -Canturreé, poniendo una sonrisa amable y limpiando mi mano derecha con el camison, estirando esta hacía la persona.- Soy Danna, un piacere. ¿Un nuevo vecino? Nadie me había dicho que llegaría una nueva persona al vecindario -Reí un poco, asomandome para ver hacía los lados y notar que el resto de la "vecinda" seguía adentro de sus respectivos cuarto, ¿Será que nadie salio a conocer al nuevo? Volví a verlo de nuevo y, ¡Wow! Si que era alto el chico nuevo, y medio intimidante, pero no hay que juzgar a los demás por sus apariencia, ¿O no?.- Lamento no estar mejor presentable; ¡Me agarraste justo en mi día libre, haha! Oh si, ella es Madame Rosselia.

La cacatúa en mi hombro solo chilló luego de decir un "Ciao" para la persona, doblando su cabeza a un lado de forma curiosa antes de comenzar a picar su ala.

-¡Ven, pasa pasa! ¿Te gusta el café? Sino también tengo tes y sodas -Dije, dándole espacio para que pasara dentro del departamento.

Pijama:
avatar
Danielle Lavezzi

Ocupación : Profesor
Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 30/12/2014
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nuevo vecino (Priv. Danielle)

Mensaje por Seolrok Velyakov el Lun Nov 27, 2017 7:58 am

Se sentía algo nervioso esperando a que le abrieran la puerta, seguramente no tardaría más que pocos minutos pero para él se le hacía eterno. Escuchar el movimiento tras la puerta hizo que se pusiera nervioso por unos instantes, ¡debía aguantar la compostura! Pero en cuanto la puerta fue abierta, pestañeó un poco por la imagen que se presentaba ante él; no estaba del todo seguro de si aquello que tenía delante era un hombre o una mujer, en realidad nunca le importó el género de una persona, pero ese pijama era demasiado lindo como para no desviar su mirada a él.

- ¿Italiano?... -no era un entendido en los idiomas, pero quiso asegurarse que su oído estaba captando bien- Danielle es un nombre muy bonito, encantado, me llamo Seolrok Vely...akov…. -al alzar la mirada sus ojos se quedaron fijos en la cacatúa, le pareció un hermoso animal, tuvo que aguantar las ganas de acariciar ese pecho plumoso y llenarlo de caricias- me mudé no hace demasiado… -volteó la vista hacia Danielle, en una sonrisa de medio lado- a mi tampoco me dijeron que tenía vecinos tan interesantes, encantado Madame Rosselia, es usted preciosa -si hubiera sabido de ella, habría traído algo para ella también- no, no te preocupes, vine sin avisar pero -negando con la cabeza, ¿cómo iría a molestarse por eso? Además seguía pensando que ese pijama le quedaba muy bien a pesar de no saber si quien tenía delante era atractivo o no de rostro- pero traje ésto para tí -dando la caja de los dulces- ¿no es molestia? Entonces un té con leche, por favor -entró mirando a su alrededor con curiosidad- ¿llevas mucho viviendo en ésta ciudad? -al bajar la vista vio de soslayo algo peludito corretear por el suelo, ¿eran imaginaciones suyas? Pero en cuanto se fijó bien eran unos adorables cobayos, los ojos le hicieron chiribitas y apenas podía aguantar la compostura, ¡demasiado adorables! Ya tenía ganas de toquetearles los mofletitos, y cogerlos entre sus manos, mirar esos ojitos tan pequeñitos…. Y esas manitas, ¡tan pequeñitos!- disculpa -carraspeando un poco la garganta recordando seguir con su paripé, su imagen dependía de ello- esos cobayos, ¿cómo se llaman? Son una monada, yo tengo una ardilla llamada Peko… son adorables, ¿verdad? ¿puedo tocarlos?
avatar
Seolrok Velyakov

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 18/11/2017
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El nuevo vecino (Priv. Danielle)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.