Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Deathless Love (Rol Yaoi) Afi.Élite
Dom Jul 15, 2018 6:21 pm por Reino

» Ask Alekz~
Dom Jul 15, 2018 11:51 am por Alekzandra Essel De York

» Confieso que...
Dom Jul 15, 2018 3:46 am por Laurence Förakt

» Blue Caos || Cambio de botón
Vie Jul 13, 2018 12:18 am por Reino

» Omegaverse World ROL YAOI [Afiliación élite - Cambio de botón]
Miér Jul 11, 2018 5:08 pm por Reino

» Intruso [Priv.]
Miér Jul 11, 2018 2:59 pm por Casper Grayling

» Buscando información (+18)
Lun Jul 09, 2018 12:39 pm por Shizuka

» I'm with you [Priv. Andrea Laakkonen]
Dom Jul 08, 2018 12:56 pm por Sora Versailles

» Galería y Ask de Yuki
Mar Jul 03, 2018 11:44 pm por Yuki Nakayama



Mejores posteadores
Reino (1179)
 
Mine Sagan (1122)
 
Regan Vosuet (1032)
 
Dante Rivelli (931)
 
Aria Ainsley (742)
 
Ayato (687)
 
Yuki Nakayama (654)
 
Lucien Luarent (551)
 
Katherine Howell (534)
 
Momoka (530)
 







Crear foroCrear foroCrear foroCrear foroLacim TenebrisCrear foro



La verdad duele [Privado -Zinnia]

Ir abajo

La verdad duele [Privado -Zinnia]

Mensaje por Katherine Howell el Lun Mayo 22, 2017 5:16 pm

Después de la visita de Camus utilicé mi tableta para divertirme y esperé al menos un día para que la cuenta de Zinnia fuera otorgada y así charlas un poco. Por este medio tuve que aclararle que al menos tendría que esperar 2 días más para visitarme, órdenes del doctor. La razón por la que permitió al manager fue por qué el estaba administrando todos mis asuntos dentro y fuera del hospital.

Pero platicar con ella me alegraba mis días, me hacía olvidar que estaba conectada y encerrada en estas cuatro blancas paredes.
El día anterior a su visita permitida, le escribí a Zinnia para pedirle que entrara a mi cuarto, del cual solo tendría que preguntarle al encargado del edificio de profesores para que la dejara entrar. Le pedí atentamente que me trajera una caja de maquillaje de color verde limón pequeña que usaba para viaje pero que sería muy conveniente para el hospital. Le di instrucciones para buscarla, estaba en un buró a lado de mi librero.

Estaba muy ansiosa de poder arreglarme y así al menos lucir decente cuando tendría visitas... si es que llegaba a tener.
avatar
Katherine Howell

Ocupación : Profesor
Mensajes : 534
Fecha de inscripción : 04/04/2013
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad duele [Privado -Zinnia]

Mensaje por Zinnia Millaray el Miér Jul 26, 2017 7:44 pm

La noticia del accidente de la señorita Katherineme tomó por sorpresa, al enterarme quise inmediatamente visitarla pero no ude conseguirlo. Los del hospital me avisaron que por el momento ella no podía recibir visitas, debido a su delicado estado de salud. No podía alegar con ello, aunque quisiera, pues no era familiar. Tuve que irme derrotada del hospital, es la primera vez que acepto una derrota tan fácilmente, pues si estaba delicada de salud lo mejor era que descansara, al igual que yo, necesitaba un momento a solas para recuperarme de aquella noticia y poder estar fuerte cuando me dieran luz verde para verle. Ese día al regresar a mi pequeño departamento estuve toda la tarde en cama. La señorita Katherine era la primea persona que consideraba muy cercana y la apreciaba demasiado, sé que es la única persona en la que podía confiar. Saber que pude haberla perdido, lo confieso, me llenó de pánico; si ella se fuera de este mundo estaría totalmente sola, ya no tendrila a nadie.

Pero no todo ha salido de manera desfavorable, un señor elegante y misterioso pudohacer que mantuviera contacto con ella de manera virtual cuando la señorita Katherine recuperó la conciencia. Hablar con ella me calmaba, le escribía cada que podía. No quería perder ni un momento el contacto con ella, además, debía de estar aburrida y sola en el hospital, yo espera el momento en que dijeran que ya podía recibir visitas.

Y aquel día ha llegado, en la mañana recibí un mensaje de la señorita Katherine, avisando que ya tenía permitido recibir visitas, además me pidió que le llevara unas cosas. Esbocé una ligera sonris, divertida por su petición, pues estaba segura que ella se veía hermosa con o sin maquillaje. Pero antes de recoger la pertenencia que me pidió hiceuna escala, al puesto de flores, en el cual le compré un ramo de rosas, de color rojo y blancas, seleccionando cuidadosamente las que tuvieran un fuerte olor.  Quería demostrarle cuan felíz me hacía verla y sin mas contratiempos me dirigí a las instalaciones de la escuela.

El vigilante me reconoció al instante y el verme ahí, después de que desalogé por lo que pasó en año nuevo, supuso una sorpresa. Yo solo la observe, dedicándole una sonrisa amable-Buen día, la señorita Howellme ha pedido que le lleve algo de su habitación al hospital- Para que me creyera tuve que mostrarle el mensaje que me mandó y que no sospechara que tuviera otras intenciones- Me ha dado indicaciones claras, por lo tanto no creo tardarme más de cinco minutos-Le expliqué sin quitar la sonrisa en mi rostro. El vigilante aceptó y me acompañó hasta la habitación. Abrió la puerta dejándome entrar sola, un buen gesto de su parte para no sentirme como una persona sospechosa. Sin tiempo que perder emprendí la búsqueda de la caja, tambien, debo admitirlo, tenía curiosidad por ver su habitación. Caminé hacia el buró, estaba a punto de tomar la caja pero algo me llamó la atención, era un sobre que tenía escrito cuidadosamente mi nombre. Sé que no es apropiado ver las cosas ajenas pero si esa carta está dirigido para mi entonces es mía ¿Cierto? Desvié mi dirección hacia el librero dejando las flores en su cama. Tomé el sobre, la abrí con suma delicadeza y comencé a leerla….

"Para Zinnia"

“Zinnia, cuando leas esto probablemente ya tengas conocimiento del incidente en donde perdí mi vida. No dudes de lo que escribo aquí, mis intenciones eran morir, algo que yo deseaba en pensamientos vagos pero frecuentes.

A pesar de que nuestro tiempo juntas fue breve, quiero que sepas que agradezco los momentos que tuvimos.
Hay muchas cosas que podría haber dicho o como debí haber intervenido en tu vida, mas no vi el momento adecuado. Pero quiero que sepas que en mi corazón yo anhelo porque seas feliz y libre. Con deseos hacía el futuro y metas a alcanzar.
Me recuerdas a Odette del Lago de los Cisnes, bajo las plumas esta una dama enamorada pero bajo un hechizo que te impide alzarte al vuelo.

Zinnia, espero que el futuro que te depara te dé más sonrisas, sean bailando, amando, enseñando o donde tú quieras poner un pie en tu vida.
Pero que sean tus decisiones y tus anhelos lo que lo hagan.

Cuando se calme de lo sucedido, tal vez mis abogados te llamen junto con mis padres para que mis bienes sean distribuidos. Pensé mucho en que preferirías, al final decidí que tú tendrías los beneficios de las ventas de los discos de los musicales en los que participé, en vez de los de la ópera. Esos tienen más ventas.

Zinnia, muchas gracias por todo. Eres la flor más hermosa del jardín.

Te quiere
Kath”


Mientras leía la carta mi emoción, la felicidad en mi rostro iba desapareciendo, comp su un balde de agua fría se tratara ¿Ella quería suicidarse? ¿Por que? Pensaba que era una persona plena, con un caracter fuerte, había conseguido todo lo que ella deseaba, era una mujer independiente. La mano que sostenía el papel comenzaron a hacer fuerza arrugándolo. Si tenía problemas o se sentía de ese modo ¿Por que no acudió a mi para ayudarle? ¿Por que di por hecho que ella tenía una vida perfecta? De nuevo siendo egoista, ahora con ella; no pasó por mi mente que ella pudiera sentirse con deseos de morir, me había concentrado solo en mis problemas.

Nose cuanto tiempo me quedé ahí parada, al parecer varios minutos más dfe lo debido pues volvió el vigilante- ¿Todo bien señorita?-Su voz me hizo sacar de mis pensamientos, llevando a mi pecho la carta, para proteger el contenido que habñia en ella, comencé a sentirme con nauseas, voltee hacia el buró- ¡Qué despistada soy! Aquí esta la caja que la señorita Howell me pidió que le llevara- Parte de voltearme de esa manera era para que vigilante no viera mi rostro de confusión y tristeza. Tomé la caja, escondiendo abajo el sobre y la carta. Di un gran suspiro para volver a poner aquella mascara de tranquilidad. Si un suspiro poniendome erguida- Lamento mucho la demora señor, soy pésima encontrando cosas-También agarre las flores con fuerza para salirme de la habitación y no quitarle más tiempo al vigilante. La señorita Katherine tenía mucho que explicarme y la verdad no sabía si estaba prepada para escucharle.

El camino hacia el hospital se me hizo eterno. Estaba dudando en si ir o darle una excusa tonta, pero eso sería huir de los problemas, algo que ya no quiero hacer. Por el pasillo del hospital se escuchaban mis pasos y por fin encontré la habitación en donde se encontraba. Por cortesía toque la puerta avisando que era yo y sin siquiera prepararme entré. Mi rostro estaba muy serio, era totalmente diferente la reunión que había tenido en mi cabeza. Pensaba en que iba a llevar con una gran sonrisa en mi rostro y correr hacia ella pero me quedé parada unos minutos-Hola…-Fue lo único que pude decirle mientras me acercaba a ella con pasos calculados, le di un beso en cada mejilla a modo de saludo, puse la caja en el mueble que tenía al lado –Aquí está lo que me pediste, lamento la demora pero hice una parada en la florería, espero que te gusten ¿Puedes sostenerlas mientras consigo un florero? No tardo-Al momento de dejarlas noté que tenía pequeños puntos rojos en toda la palma de la mano, debido, quizás, a las espinas, no me había percatado de ello pues todo el tiempo me mantuve rígida, aquella mano la escondí enseguida para que ella no notara aquello. Me incorporé no sin antes darle un beso en la frente. Salí del cuarto para que alguien pudiera proporcionarme un florero, tardándome a propósito para tranquilizarme y tratar de parecer menos tensa. En unos minutos una enfermera de manera amable me dio un florero, así pues volví a la habitación- Listo, permíteme las flores- Con cuidado de que no viera mis manos tome las flores dirigiendome al baño para ponerlas ahi y echarle un poco de agua, también limpié la sangre de mis manos. De la bolsa que traía saqué el sobre, con la carta ya adentro y la puse encima de las flores. Salí del baño poniendo al lado las flores. Después tomé una silla acercándola a la señorita Katherine, me senté lo mas recta posible, mi rostro estaba totalmente neutro- Estoy feliz de verte, señorita Katherine….sólo quiero que me aclare una cosa- Traté de mantener la voz más tranquila posible pero al final comenzó a quebrarse lo cual hizo que carraspeara un poco- ¿Me puedes explicar la carta y el sobre que tenía mi nombre?- Al formular la pregunta mi voz se quebró totalmente, no dejaba de mirarla a los ojos, mis manos estaban en mi regazo, en forma de puños, mis ojos comenzaban a ponerse vidriosos. Otra vez estaba comenzando a ganarme el sentimiento.
avatar
Zinnia Millaray

Ocupación : Bailarín
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 09/06/2012
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad duele [Privado -Zinnia]

Mensaje por Katherine Howell el Miér Jul 26, 2017 10:00 pm

En lo que esperaba a que llegara Zinnia me puse a leer una de mis usuales novelas románticas, disfrutando el drama y sentimiento entre los protagonistas, por qué si tenía alguna debilidad, era para eso. Solo interrumpí mi sesión de lectura por mi comida preparada según la dieta del hospital. ¿Donde estaban mis azúcares? Me lo comí tranquila y después volví a leer.
Pasó un tiempo antes de escuchara que alguien tocaba a mi puerta. Alcé mi voz para otorgar el permiso de entrar. Y a quien vi no era nadie más que Zinnia.
Oh no, pensé que se tomaría más tiempo. Intenté arreglarme un poco el cabello, pero incluso yo sabia que eso era un esfuerzo inútil.

- ¡Hey Zin! ¿Que tal estas? - alcé mi voz, feliz de verla de nuevo. Pero mi sonrisa se suavisó cuando vi el comportamiento y manerísmos de mi amiga. ¿Algo le había pasado? ¿Quién abría sido? ¿Sus padres? ¿Merveilles Records? ¿Algún alumno insolente?.

Respondí a los besos de manera tierna, para intentar suavizar su humor. Seguí actuando alegre para sacarle una sonrisa.

- Oh god! Gracias Zinnia, me estaba muriendo de vergüenza a cada rato de venían a verme el personal del hospital o el manager  - luego negué con la cabeza- No te preocupes, las flores se ven y huelen divino. Así mi cuarto no olerá a hospital... aquí te espero. - acepté su beso con una sonrisa.

Ahora que lo pienso, fuera del televisor y algunos muebles que tenía el cuarto, no había recibido arreglos de nadie.
Cuando se fué, puse mi cara en las flores, intentando tranquilizarme y no revelar mis tribulaciones internas. Este ramo era tan hermoso y precioso para mi.
Al volver yo ya estaba tranquila y le devolví las flores para que las colocará en el florero y lucieran mejor en el hospital. Observe como colocaba las flores con un gesto sereno y feliz. Cambiaba mucho el ambiente de mi cuarto.

Pero mi faz se congeló cuando Zinnia habló de una carta con su nombre. Es cierto, yo hice una carta que revelaba exclusivamente a ella que ese incidente en el carro no fue accidental, sino una decisión mortal que tomé contra mi vida.
Rápido improvisé mi mejor expresión de calma y serenidad. Por algo también era actriz.

- Oh... no lo pienses mucho... olvídala.- contesté tranquila, a pesar de que mi amiga tenía una expresión totalmente contraria a mi - Y quémala. Se que te estoy pidiendo algo complicado pero te pido que no pongas atención a eso. Las cosas serán mejor si aceptas mis indicaciones.

No quería drama en este cuarto y menos explicarme frente a Zinnia. Hay cosas que deseo no exponer.
avatar
Katherine Howell

Ocupación : Profesor
Mensajes : 534
Fecha de inscripción : 04/04/2013
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad duele [Privado -Zinnia]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.