Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» ¡Lunch Time! [Privado - Khaer Amoun]
Hoy a las 5:14 pm por John Harrison

» Holaaa :D
Hoy a las 3:41 pm por Nikolaj Conrad

» (Libre) ¡Hora de trabajar!
Hoy a las 1:33 pm por Sora Versailles

» { P } ¿Helado gratis?
Hoy a las 1:56 am por Marshall Lee

» Tentando a la suerte (Privado - Shitori)
Hoy a las 1:03 am por Seolrok Velyakov

» Galería de Ayato
Ayer a las 10:28 pm por Marshall Lee

» Galería y Ask de Yuki
Ayer a las 10:06 pm por Marshall Lee

» Flower crown and pastel colors ☆゚.*・。゚
Ayer a las 9:26 pm por Danielle Lavezzi

» Revive (Priv. James)
Ayer a las 9:05 pm por Regan Vosuet



Mejores posteadores
Reino (1119)
 
Mine Sagan (1109)
 
Regan Vosuet (971)
 
Dante Rivelli (873)
 
Aria Ainsley (720)
 
Yuki Nakayama (623)
 
Ayato (612)
 
Lucien Luarent (545)
 
Momoka (510)
 
Katherine Howell (475)
 







Crear foroRatbag PunceCrear foroCrear foroCrear foroDevil Within +18Fairy Tail RolLacim Tenebris



(F) Back In The Mist

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

(F) Back In The Mist

Mensaje por Katherine Howell el Lun Dic 08, 2014 3:30 am

Había regresado a Inglaterra, su tierra natal la esperaba con lluvia como ella esperó que sucediera, vivir ahí desde su nacimiento la había acostumbrado a cada gota y nube que se manifestará en el ambiente. Tal vez era de los pocos ingleses que gozaba de este tiempo climático a pesar de los inconvenientes que generaba.

En esos momentos ella no pudo gozar de ese paisaje desde el aeropuerto internacional de Londres, su mente estaba ocupada en otras cosas que agitaban su estabilidad emocional y su carácter alegre. Y quien hacia que sucediera eso era Adam Gardner.

"Acabo de llegar de Glass City. Tenemos que hablar, ve a la casa de té a la que íbamos" - Katherine escribió ese mensaje, llegar a su departamento y seguir con la fiesta de haber sido aceptada en el Convent Garden tendría que esperar.
La problemática justamente había sido por ese evento que era tan significativa para ella. Aunque no significaba lo mismo para aquel chico que una vez llamó novio.

"¿Íbamos? No me gusta como suena.... Creo que ya se de qué quieres hablar. ¿Por qué no me llamaste para eso por teléfono? - esa fue la respuesta de Adam.

- Sólo un idiota como tu pensaría que esto se puede solucionar con una llamada.

"Sólo ve, llegaré ahí en 2 horas" respondió mientras cerraba su celular y empezaba a recoger sus maletas de la cinta transportadora.

Ese fue el tiempo estimado que pensó, encontrar taxi sería un poco difícil y llegar al sur de la ciudad con esa lluvia llevaría demasiado tiempo por lo que quiso hacerlo pasar con llamadas a amigos y familiares diciéndoles que ya había llegado y que se encontraba bien, que se podrían ver hasta en la noche y esas cosas.
Aunque hubo unas preguntas recurrentes "¿dónde estaban las fotos de ella y Adam?", "¿por qué ya no marca una relación entre ella y él en las redes sociales". En pocas palabras intentó ser concreta y poco reveladora con lo que sucedió, eran cosas de pareja y que por la gravedad del asunto no era adecuado charlarlas en el teléfono.

Ya en la cabina del taxi su mente se ocupó en otra persona, en aquel chico que había conocido por una noche en Glass City. Fue lindo y la trato bien, además se "divirtieron"; lo extrañaba en muchas maneras. Sintió tristeza de dejarlo a su rumbo pero no encontraba manera de ayudarle, sólo podía esperar que el destino le fuera más amable con él para que cumpla sus sueños.

- Disculpe señorita, pero ya llegamos - con pocas palabras bajó sus cosas y pagó al taxista por sus servicios.

Aún faltaba media hora para la hora que llegara Adam, el cual pasó lento para Kath. Sólo pudo apaciguar su mente con un te con leche acaramelada que tanto le gustaba y calmaba sus nervios de esa tormenta que se iba a desencadenar. Sabía que él se controlaría más en un lugar público que en su departamento.

Organizar las palabras, dirigir la conversación, controlar su enojo, mantenerse estoica ante cualquier reclamo; esas eran los objetivos que tenía que perpetuar ante Adam. Ahora que veía las cosas de manera fría, entendía que esta situación se pudo haber prevenido si tan sólo hubiera interpretado bien las acciones de ese patán.
Ese chico siempre fue algo especial con sus horarios de salida de las prácticas, mandaba demasiados mensajes y sus actitudes sobre ella iban más allá de ser protector,  más bien obsesivo. Pero ella pensaba que eran actitudes normales de novio, como jamás había tenido uno de manera normal mas que Cedric, y eso que fueron más amigos que novios, sólo podía adivinar que era algo común cuando era todo lo contrario a una conducta deseable en una pareja.

La pequeña campaña de viento cerca de la puerta emitió aquel adorable sonido que sólo advertía que la tormenta se acercaba. Ahí estaba Adam, aproximandose a ella con un aire bastante ligero, Tal vez ignorando la gravedad del asunto a como debía lidiarlo como adulto.

- Adam, tenemos que hablar...
- Hola Kath - Adam iba a aproximarse a besar a su chica en los labios pero Katherine lo esquivó y con la mirada indicó que tomara asiento, además de que marcaba distancia entre ambos - ¡Vamos! ¿Tan de mal humor te trajo el viaje?
- El viaje en avión fue más que placentero - le cortó con una actitud más fría.

Ignorando los comentarios estúpidos y sin sentido de Adam eran fáciles cuando bebía su té con leche acaramelada, algo dulce para una situación amarga.

- ¿terminaste tu palabrería?
- Eso significan mis molestias para ti ¡Sólo palabrería! - aguanto el golpear la mesa.
- Deja de actuar como un pobre diablo, estás en un lugar público y ante una dama.
- No me salgas con que eres una dama, has estado con medio Londres antes que a mi, ¡Y ni si quiera hemos tenido sexo como novios!
- Malentiendes la situación Adam... ¿Acaso no recuerdas los términos que aclaré cuando comenzamos esta relación? - si, pudo ver lo conflictuado que se encontraba - Te dije que te daría la oportunidad de tener una relación conmigo, para ver lo "hermoso" que era la estabilidad de pareja como tu dijiste... Pero dije que desarrollaríamos esta relación lo haría como cualquier otra, con el mismo proceso, todas las formalidades y métodos.
- Así fue, íbamos al cine, al bar, a pasear o sólo a cenar, incluso me presentaste a tus padres en Liverpool... Pero jamás compartimos la cama.
- Una pareja se toma tiempo para ese paso, el sentir la plena confianza y comodidad con el otro.
- ¿entonces cómo te has acostado con todos esos hombres antes así de fácil al poco de conocerles?
- Por que justamente no eran mis parejas, lo que hacíamos en la cama era un mero acuerdo previo, una diversión como ver un partido de fútbol o ponerse a jugar, sabíamos lo que queríamos cada quien aún sin conocernos... Ahora cierra la boca y piensa de que quiero hablar y que me quieres preguntar, no pienso hablar contigo en esa actitud.

La actitud dominante de Katherine estaba volviendo a retomar el control sobre los hombres, mantenía la cordura y porte de una dama pero su actitud no era algo para fastidiar en ese momento, era mejor que cualquiera se aproximara a ella lo hiciera con precaución por que no toleraría que le faltarán al respeto o la interrumpieran.

Fue un minuto incómodo, en lo que él parecía calmarse como un perro encadenado y después pensar que es lo que quería hablar Katherine como para que se halla puesto así. Ella no podía creer que le tomara tanto tiempo.

- Te dije que ya tenía una idea de que querías hablar pero dices que no era algo que se debía hablar por teléfono - ella asintió - Es por lo de la llamada que te hice en Glass City ¿no?
- Acertaste Adam.
- pero por esa misma llamada borraste nuestras fotos y nuestro estatus en las redes sociales ¿por qué te pusiste así por una pequeña discusión de pareja? - esa actitud relajada.... Le enfermaba.
- ¡por que lo que discutí no es algo pequeño!
- Vamos, no es para tanto... es sólo un simple pasatiempo que te quitaba tiempo lo que era prioritario, nuestra relación.
- No vuelvas a llamar a mi trabajo así, algo por lo que he dedicado esfuerzos por mucho tiempo, mucho antes de conocerte... Y tu lo sabias - dejo abruptamente esa taza en el platillo molesta de llamar a la ópera un pasatiempo - Forzarme a abandonar mi pasión, la ópera, por una simple y vacía relación qué sostuvimos por apenas un año es algo inaceptable, estúpido, por no ponerlo en otra palabra.
- ¿Simple? ¿Vacía? ¿¡Entonces que fueron todas esas citas y besos!? ¿¡Todo lo que hemos hecho!?.
- Lo que tu lo has hecho, yo te he seguido la corriente sobre nuestro noviazgo, tu me dijiste que me mostrarías lo divertido que era tener pareja y yo acepte aquellos paseos y gestos de cariño por que es lo que una pareja se supone que debía hacer, o así lo tenía entendido... Te tenía cariño ¡Claro! Fuiste mi amigo apenas puse un pie en Londres y así te consideré en la relación, sólo pensé que que cambiaban las actitudes y era lo mismo a una amistad. ¿Por qué crees que me dolió oír que me hicieras elegir entre mi amor de toda la vida a ti?
- La decisión la tomaste muy rápido al responderme por teléfono. - respondió con agresividad y con una pizca de chantaje - Parecías saber que camino tomar sin tu novio, tu "amor de toda la vida" con cantadas sin sentido.
- Por que tengo muy en claro a quien serle devota... El camino lo he empezado hace tiempo sin un hombre, tu sólo fuiste una piedra en el zapato que me entorpeció a la mitad del trayecto.
- ¿ahora resulta que soy una simple molestia?
- lo fuiste desde que te dije que "Si" a nuestro acuerdo. Nunca te parecía correcto mis horas de salida, los hombres con los que hablaba a pesar que te dije que jamás lo haría mientras el trato siguiera en pie... No me permitías mis libertades.
- En una relación se tiene que dedicar tiempo entre sí, son los sacrificios normales que se hacen en pareja. - tomó la mano de Katherine pero ella la quitó, sabía que ya empezaba a ser más manipulador con ella.
- ¡Estar con alguien no tiene que ser un sacrificio!, se supone que las parejas están juntas por que quieren... Hablando de eso, yo jamás te quise, de hecho, no creo que ningún hombre halla despertado ese sentimiento en mi.
- ¡No me salgas con esa estupidez Katherine! ¡Si volvieras conmigo me amarías!
- El amor no es algo que se obtiene por antojo o chantaje, simplemente es un sentimiento que nace.
- ¿qué sabes de amor si jamás has tenido una pareja?

Muy buena pregunta, pero ella empezó a reírse en voz baja por aquel comentario tan inocente y con una mente tan cuadrada. Ahora que lo pensaba ¿cómo pudo haberlo aguantado por tanto tiempo?. Si hubiera sido cualquier hombre en la cama ya le hubiera dado su merecido.
Tal vez justamente por eso que no lo tuvo en la cama.

- Bueno, amo a mis padres y a mis amigos ¿eso no es amor?... ¿Pensabas que sí me volvía tu novia me tendrías para mi, que mi amor sería exclusivo para ti? - Acabó su taza de té complacida por las conclusiones a las que se había dado cuenta en la charla que había sostenido Adam - Tal vez por eso te molestó que no tuviera sexo contigo ¿No?... Pensaste que si me llenabas de amor por fin disfrutarías a Katherine Howell como cualquier otro hombre que se mostraba complacido por una noche conmigo a pesar de que me rehusaba a involucrar a conocidos cercanos, mis amigos, en mis actividades... Pensabas que con una Kath amorosa el sexo sería asombroso.
- ¡Maldita perra! Tu no eres el centro del mundo
- Pero tu ya no eres parte de mi mundo. Esta conversación se acabó Adam, espero que entiendas por que no quiero ser tu novia ni tu amiga en un futuro.

La mujer de piel canela se paró de su mesa y fue a pagar su propia bebida antes de partir e ignorar a aquel hombre que fue su pareja. Ya sólo quedaba cubrir las apariencias sobre los motivos por los que habían roto, lo dejaría en claro para conocidos que fueron diferencias o que ya no estaba aquella "llama" del amor y para la gente más cercana contaría que ella lo hizo por que no renunciaría a sus sueños por un hombre, sólo la verdad que provendría de ella antes que de nadie.

Y sabía que Adam no se atrevería a comentar otra cosa por su bien y por las apariencias sociales.
Ella era una mujer habilidosa para transmitir sus deseos y voluntades de manera convincente, sería una futura actriz de ópera después de todo y además no le importaba mucho la crítica que no fuera con respecto a su trabajo.

Apenas a unas cuadras de la casa del té y arrastrando con pereza su maleta hacia una parada de autobuses, de detuvo para ver su celular. Revisó unos cuantos mensajes y luego aquellas fotos que tomó cuando estuvo en Glass City; ahi estaban sus amigas de viaje, los lugares y por supuesto aquella foto de ella con Reed.

Pero antes de seguir en sus asuntos, fue jalada a un callejón. Era Adam que no quería dar esta batalla por pérdida.

- ¿Crees qué puedes dejarme así puta?
- ¿ya lo hice, no? - respondió con una sonrisa fría para imponerse a aquel necio.
- ¿qué creerías que pensarían tus amigos si les dijera lo zorra que eres en la noche? Qué te encanta hacerlo con todos los hombres y que no eres la dama que todos creen - la acorraló contra la pared complacido de tenerla dominada - Lo diré todo si no vuelves.
- Te reto a que lo hagas - se cruzó de brazos mientras se reía burlonamente de aquel tipejo que había caído tan bajo. - ¿Crees qué te creerían a ti? Al ser la primera en tomar medidas en las redes sociales yo soy la víctima de esta relación, todo mundo pensaría que esto es simplemente un acto vengativo de un chico infantil que no sabe como tomarse una ruptura... Además ¿no crees que los pocos hombres que tenemos por común en amistad y que estuvieron conmigo admitirían mis hábitos? Ellos quieren una vida tan normal como yo... Y no creo que duden en hacerte callar para que lo entiendas.

Si, muchas de sus parejas le podrían doblar a Adam en fuerza y probablemente le darían una buena paliza por el simple hecho de hablar mal de ella, que los trataba bien y le daban oportunidad de seguirse viendo en la cama además de proteger su vida privada.

- Lo que tu necesitas es que te traten como una perra no, para recordarte tu lugar - pero antes de hacerle algo, vio que ella seguía sosteniendo su celular, lo tomó con rudeza y vio aquella foto de ella con aquel chico. - No lo conozco.... ¡¿Acaso te acostaste con él cuando fuiste a Glass City!?
- ¿Y que si lo hice?, ya había cortado contigo... Y tenía que celebrar de alguna manera que había roto con un hijo de puta - le levantó los dedos medios hacía él enojada.

Adam estaba más que enojado, estaba emputado de que una mujer tan perra como Katherine le dijera eso. Lo primero que hizo fue tirar el celular y aplastarlo tantas veces hasta que quedara irreconocible.

- ¡Adam! ¡Detente en este instante! - ella intentó jalonearlo peor ya era muy tarde, toda su información y fotos había sido borrada, pero más tarde se acordaría que había hecho un respaldo, por ahora estaba tanto enojada como preocupada - ¿¡Acaso eres un imbécil!? ¡Tienes pura mierda en el cerebro y en tu boca maldito hijo de puta! - No pudo seguir insultando por que otra vez la empujó en la pared.
- Tengo la manera perfecta de festejar que ya volviste a tener sexo - puso sus brazos a los costados de ella y le susurró de una manera terrorífica - ¿que tal si yo te estreno ahora, eh?

Con una mano de tapo la boca y con la otra empezó a desvestirla para apreciar sus grandes y deliciosos senos que tanto había anhelado en gozar. Los encontraba calientes y suaves, no podía creer que no habían sido suyos antes. Siguió con su entrepierna, donde estaba aquella delicia que estaba tan lejos pero tan cerca ahora.
Quería poseerla por primera vez, no la podía dejar ir sin haberla gozado.

Kath intentó gritar pero no pudo, estaba en pánico pero fue en ese momento cuando empezó a relajarse, ella sabía que tenía que encontrar una manera de zafares. Y fue en ese momento que recordó que estaba en tacones.
Sin dudarlo, ella le dio una patada en la entrepierna, haciendo que él pusiera sus manos en donde había sido lastimado.

- ¿¡Acaso eres un imbecil!? - con su bolso de mano, lo golpeó en la cara, haciendo que terminara en el suelo encharcado. - ¡¡Nunca me vuelvas a buscar, maldito cabrón!! ¡Si te vuelvo a ver juro que te mato! I WILL FUCKING KILL YOU, YOU BLOODY BASTARD!!!

Envuelta en la rabia ella lo empezó a patear varias veces e incluso clavó el tacón en su entrepierna varias veces.
Ya cuando terminó de desahogarse, ella se fue corriendo de ahi mientras buscaba su maleta, ahi estaba aun en la parada. Sacó rápido una chamarra para cubrirse y se fue corriendo a otra calle para buscar un taxi, no quería encontrarlo otra vez ni darle oportunidad que la persiguiera.
En lo que escapaba, en su mente solo pasaba de nuevo las escenas de como sus asquerosas manos la tocaban y la gozaban sin que ella quisiera, sin importarle que estaba sintiendo ella. No era como cuando Reed la tocaba, en su inexperiencia y emoción, tan tímido pero que cuando tuvo la confianza supo que hacer.

- Maldito Adam... ¿por que? - al ver un taxi, extendió su mano para  que le hiciera caso, se detuvo frente a ella y se subió rápido, indicando al hombre la dirección de su departamento.

La joven Kath se quedó ahi quieta en los asientos de atrás mientras se abrazaba, intentando contener el miedo que había experimentado.

Ella solo esperaba que cuando llegara a la fiesta pudiera olvidarlo todo, entre risas y alcohol esa experiencia debería ser enterrada en lo mas profundo de sus memorias.
avatar
Katherine Howell

Ocupación : Profesor
Mensajes : 475
Fecha de inscripción : 04/04/2013
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (F) Back In The Mist

Mensaje por Katherine Howell el Vie Feb 13, 2015 11:19 pm

El fruto de Lilith
[Parte 1]



- Hoy es el día ¿verdad? - Se miró así misma en el espejo.

Se reconocía... Pero al mismo tiempo era una extraña.

La vitalidad que poseía había desaparecido. Sus ojos no brillaban con la misma intensidad que las de la ciudad y su voz parecía quebrarse.

Debía reconocer que desde hacía años sentía que el tiempo se le acababa y se encontraba sin salida. Ella misma se engañaba ante la verdad del tiempo y a los otros también.
¿Pensarían que ella le tenía miedo al paso del tiempo? No, lo que la aterraba era los efectos que tenía el caer de los granos de arena en el reloj.

- Vamos a detener el tiempo... - dejó a su amante, que al menos le dejó un buen sexo salvaje. Estaba satisfecha así que no dudo en dejarlo en su cama dormido.

Manejó por muchos kilómetros de aquella extensa ciudad llena de estrellas de música. El tramo que tomaría no tomaría para siempre, como las cosas de la vida y eso era lo que le dolía. Se miró en su espejo retrovisor, de nuevo sintiéndose extraña en su propio cuerpo y actitud.
La inglesa sabía que con el tiempo su piel perdería firmeza, su cabello blanquearía y sus energías desaparecerían, simplemente lo sabía, era lo normal en la vida.
Estaba en la mitad de sus treintas y aún iba a fiestas, tenía sexo descontrolado y actuaba como si fuera una jovencita. No quería perder nada de ello... eso y otras cosas.

No importaba si volvía al mundo de la ópera en Europa o seguía dando clases en Glass City. Iba a encontrarse sola cuando el tiempo pasara. Cuando deje de ser divertida, bella y joven, su vida como la ha llevado hasta ahora no será la misma. Nadie se fijará en su apariencia y no podría tener sexo como ella quisiera, no podrá ir a fiestas por que ya no es su edad para hacerlo...
Katherine era una mujer social por naturaleza, necesita estar con gente, aunque sabe lidiar con la soledad; pero esto era distinto. Sus amigas y amigos ya estaban teniendo hijos o al menos ya andaban casándose, ellos harían sus propias vidas. Al menos se alegraba de que Zinnia no se hubiera hecho tan amiga de Kath, así no sufriría tanto por la noticia.
No era que buscara pareja, aun le rehuía a las relaciones amorosas, simplemente el amor en la vida real con ella no es lo suyo.

- Hump... no había pensando en mis amantes - Dijo con una risa falsa. Lo había hecho pero no los consideraba tan especiales. Simplemente ella desaparecería de la red con el tiempo; lo máximo que podía suceder es que en los foros que frecuentaba para arreglar "citas" notarían su ausencia, incluso tal vez la recordarían como aquella mujer sexy y ardiente que podía complacer a hombre y mujeres por igual.

Pero ella no había hecho nada con su vida social. Se había dado cuenta que poco a poco se quedaría sola y que empezaría a aburrirse. Se sentía aburrida.
Había logrado su sueño, ella quería volverse una cantante de opera y lo hizo, fueron muchos años con logros y éxitos, tenía casas propias, su propio carro y una seguridad financiera, de alguna forma u otra forma. Su vida profesional y su estabilidad eran un total éxito e incluso podría ser la envidia de muchos adultos de su vida, pero su vida personal era vacía.

Katherine siguió manjeando hasta ya quedar cerca de la playa. Se estacionó cerca y se bajo para disfrutar de la arena y la brisa marina. La noche era mas bella ahí.
Más solitaria pero igual de bella.

- Voy a estar bien, solo necesito despedirme - sacó su celular mientras se recostaba en la arena. Esperó el tono paciente de llamada para que las personas más amadas y cercanas contestaran. - ¿Hola?... Si mamá, soy yo ¿cómo estas? ¿y papá? - a pesar de la diferencia horaria, aún podía contactarse con sus padres a buenas horas.
Esa llamada fue más una despedida, les dijo cuanto los amaba y platicaron de las cosas bellas de la vida, aun asiendo recordada por su madre que quería nietos a quienes consentir. Se sentía mal por no haberle cumplido al menos ese capricho, pero así eran las cosas ahora.

Recordó haber dejado un escrito en su dormitorio sobre como se distribuirían sus bienes. La mayoría iría a us padres, unas cosas a Zinniay otra iría a caridades para el desarrollo musical en jóvenes, por que quería que sintieran lo que ella sintió al realizar su sueño.

- Ma, voy colgando, tengo algo que hacer - intentó decir con una voz tranquila. Su madre pareció notarlo pero no dijo nada al respecto. Y eso fue mejor. - Te quiero... adiós. - Cortó la llamada y volvió al carro.

Siguió manejando sin el cinturón de seguridad, alejandose de la ciudad. Pero poco a poco iba acelerando la velocidad, haciendo presión con su pie contra el acelerador. En poco tiempo pasó lo reglamentario en carretera, el carro iba tan rápido como su sangre por sus venas.
Katherine dio un gran suspiro, aceptando lo que iba a hacer, y dio una vuelta brusca para que su auto perdiera el control y chocara contra la pared de roca.

Todo sucedió en instantes. El choque, fierros volando y comprimiendose, los golpes a todo su cuerpo y no solo eso. Heridas tan graves que podían dejar a sus supervivientes parálisis o amputaciones, pero esta no era la suerte que buscaba.

Katherine quería que el resultado fuera su sola muerte. Moriría de manera rápida y casi sin dolor, aún joven, habiendo disfrutado sus últimos momentos.

Hija ¿esto es lo qué deseas?
Fue la última voz que oyó antes de caer en la muerte


Última edición por Katherine Howell el Lun Mar 02, 2015 4:49 am, editado 1 vez
avatar
Katherine Howell

Ocupación : Profesor
Mensajes : 475
Fecha de inscripción : 04/04/2013
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (F) Back In The Mist

Mensaje por Katherine Howell el Sáb Feb 14, 2015 2:08 am

El fruto de Lilith
[Parte 2]



Quien hubiera atestiguado el "accidente", no cabría del asombro de la vueltas y sonidos que hizo el carro con la violencia en la que chocó. Incluso si esa supuesta persona hubiese intentado salvarla, la puerta del conductor estaría atascada y solo con alguna máquina sería posible liberarla. Esa era la trampa que necesitaba, no quería ser salvada de eso.

Y así fue por unos momentos, pasó mucho tiempo antes de que alguien notificara el choque. Pero en lo que pasaba, algo extraño sucedía dentro del vehículo.

La sangre que había salido de su cuerpo serpenteaba por las paredes, los vidrios y los tapetes del carro, volviendo hacia ella, haciendo que su piel recobrara algo de color. Y un espectáculo de horror, la pierna que se había quebrado y casi separado de su cuerpo parecía querer volver a unirse, las fibras musculares intentaban volver al cuerpo. Esto y otras cosas sucedían en el cuerpo de Katherine, desde huesos rotos, sus órganos, golpes y cortes.

La ambulancia y primeros auxilios estaban ahí, primero peleando contra la prisión de acero y después intentando trasladar el estado crítico en el que se encontraba. Entre ellos mismos decían que era un milagro que tuviera pulso, aunque fuese tan débil. Intentaban todo lo posible para mantenerla viva y aun más cuando llegaron al hospital y tuvieron que ponerla en cirugía.
Al terminar, los doctores sabían que habían salvado una vida, si no fuera por una enfermera que era fanática de la opera, no hubieran sabido a quien llamar, que fue tanto a la última llamada que tuvo, sus padres, y luego a Merveilles Records, buscando alguien a quien notificar de la situación en la que se encontraba Katherine.

Por el momento ella se encontraba en coma, y el personal medico no estaba seguro cuanto duraría en ese estado.


"¿Así se siente la otra vida?" - por un momento no tenía conciencia ni sensación, antes de "morir" pensó que lo había logrado. Más no contaba con lo que pudiera haber al otro lado, solo quería desaparecer. Pero ahí no sentía tampoco, lo cual fue bueno para ella.
"No, pero depende de tu suerte, te puede tocar algo mejor." - fue la misma voz que oyó antes de perder la consciencia.

Abrió los ojos para encontrarse en un lugar vacío y blanco. Ahí se encontraba Katherine, desnuda y recostada en el "suelo". Lo único que pareció ver fue a una mujer que tenía ciertos aires de medio oriente y de africana, igual de desnuda que ella pero que se sentaba a su lado de manera condescendiente.
La piel más que tostada, su cabello oscuro hecho en largos rizos que alcanzaba sus caderas. Si otras personas las hubieran visto juntas, hubieran pensado que eran familiares.

"Tu no querías morir, yo lo se" - murmuró mientras pasaba su mano por el rostro de Katherine. - "Una madre conoce bien a sus hijas"
"¿Hijas?... Pero tu no eres mi madre"
"Soy tu madre, la madre de tu madre, la madre de tu abuela... Todas ustedes, desde mi primera hija y su hija y las hija de su hija hasta ti son mis criaturas" - una sonrisa divertida, similar a la suya, asomó  de su hermoso rostro - "Soy Lilith, la primera mujer del mundo"

No entendió lo que decía. Todo ese misticismo la confundía. Pero Lilith era paciente, lo había sido así desde que su linaje apareció.

"Mi historia es antigua Katherine, y más larga que mis cabellos" - aclaró mientras se peinaba con sus dedos - "Hace mucho tiempo, Dios me creó al igual que Adán, fuimos pareja pues éramos del mismo polvo... Nunca toleré a Adán, siempre me hacía menos y me intentaba controlar como si fuera las bestias que Dios nos otorgó dominio"
"Me suena a mi ex Adam" - mencionó entre risas, sabía a que se refería con ese tipo de hombres.
"Todas mis hijas parece que siempre se encuentran con un hombre así. ¿será una maldición?" - se preguntó a si misma, sin esperar respuesta. - "Un día el intentó forzarme a tener relaciones, pero no del modo que yo quería... me le intenté revelar diciendo que éramos iguales y no me podía tratar así... El caso fue nulo así que me defendí, al final lo terminé sometiendo"

Katherine pudo ver como aquella mujer se empezaba a reír de solo recordar el hecho. Y a la inglesa le pareció gracioso también. Oír su historia la recordaba a ella, tal vez si era cierto que eran parientes, pues en actitudes fueron similares.

"Adán se molestó mucho y yo ya no lo aguanté, así que me escapé de él en el mismo Edén, aún comiendo de lo que había ahí. Adán me encontró después mientras tomaba un fruto de lo más apetecible. Intentó que volviera y que actuara como una verdadera mujer con él... cosa que yo no hice caso. Sabía que no podía alejarme de Adan si seguía ahí, así que me escapé del jardín, aún con el fruto en la mano"
"¿Un fruto.... del Edén?" - la familia de Kath no era religiosa del todo, así que se remitió a lo poco que conocía de relatos bíblicos - "¿Te refieres al fruto del bien y del mal?"
"No, ese estaba a lado pero no me era apetecible" - Dijo con una obvia apatía en el recuerdo - "luego de que salí me enteré de que Adán se consiguió a Eva, a la cual no le envidio, pero ella comió de ese y bueno, el resto es historia... me burlé de él al verle afuera del jardín maldiciendo a las mujeres"
"¿Pero entonces del cuál comiste?"
"El fruto del árbol de la vida, aún no había prohibido su consumo, pero yo lo comí... aunque claro, no esperaba que mi experiencia sexual con Adán me hubiera dejado embarazada"  - alzó los hombros, afirmando inocencia - "En ese entonces no quería cuidar hijos así que mi hija la escondí con las bestias hembras, que de ella cuidaron... A mi me mandaron buscar para volver con Adán pero no quise, de hecho me encontraba feliz teniendo sexo con Asmodeo... él si es un "hombre" en la cama" - sus ojos rebelaban las aventuras que había vivido con el demonio. También había tenido hijos con él pero eran pequeños demonios y se podían cuidar solos - "con el tiempo me di cuenta que mi hija era diferente a los hijos de Adán y Eva, no envejecía mucho y cuando lo hacía era grácil, y su hija seguía su ejemplo... toda mi descendencia, su primera criatura es mujer, y los demás hijos o hijas nacen igual que los hijos de Adán y Eva... Katherine, tu eres diferente a los mortales, que por tu sangre corra el fruto de la vida te hace superior en cierta manera, tu no cargas con los pecados de quienes comieron el fruto prohibido, el del bien y el mal."

Poco a poco su mente maquinaba sus propias conclusiones con todo lo que había hablado aquella mujer Lilith. Ella proclamaba ser su madre, por así decirse ella era su ancestro, y aseveraba que sus hijas eran mujeres que parecían no envejecer y que cuando lo hacían era de una manera hermosa. Además de que la separaba de los otros humanos al no cargar con el peso del pecado original.

"Yo creo que la razón es por que mientras estaba embarazada comí del fruto de la vida" - era su conjetura, había visto lo siglos pasar así que tenía mucho tiempo para pasar y observar este extraño evento - "Ustedes tienen el don de la vida, dicen que es para vivir eternamente, que hasta ahora lo he hecho, pero ustedes parecen ceder a la muerte por que quieren"
"¡¿Quién quiere morir si tienes el don de la vida?!" - Lilith le dio una mirada, confundida pues ella misma había manejado hacia su muerte - "Nooo, me refiero a que... ¿las hijas han sabido de esto? ¿por que mueren?"
"Si, hay cierto tiempo en que yo me les aparezco para explicar, solo cuando la madre no está, sino ellas les explica... Mueren por que se aburren, pueden revertir su edad y volver a la que quieran, así que se divierten mucho, incluso optan por lo de tener familia y tener hijos, envejecen con sus esposos y pueden seguir su vida de nuevo jóvenes, pero generalmente ellas terminan encontrando aburrida la vida sin sus amados o nada las sorprende" - Había algunas hijas de Lilith por ahí. Ella sabía que la abuela de Katherine estaba por ahí en el mundo - "El fruto de la vida no es simplemente un rejuvenecedor, es lo que ustedes llamarían una "vacuna" pero para el desgaste del cuerpo o tal vez un "sistema inmunológico" que las protege de lo que puede causarles muerte o aquello que las dañe"
"Eso significa que... No estoy muerta".
"Efectivamente, lo que pasó en tu accidente no te mató, pero chica, te dejó muy mal trecha" - era la realidad y sabía que cuando despertara, la sorpresa sería mucha - "En lo que te salvaban, tu cuerpo se regeneró poco a poco.. tu cuerpo soportó mucho, en unas semanas estarás mejor y podrás caminar lo que tu quieras" - se paró del suelo la mujer de Asmodeo e invitó a que Katherine hiciera lo mismo - "El don de la vida obedece a tu deseo, tu querías primero envejecer bien, por eso con los años aún eras hermosa como una jovencita... tu deseo en realidad era seguir viviendo bien y hermosa, por eso no moriste... Así que no te preocupes, puedes mantenerte como estas o volver a tus 19, has lo que quieras"
"¿en serio?"- una sonrisa llena de alivio se formó en su rostro, las tantas preocupaciones que tenía se habían ido. Tal vez aun seguiría sola, pero si mantiene su juventud, al menos sabrá que podrá divertirse aún más sin miedo a la vejez.
"Katherine" - el semblante de la mujer cambió a uno más serio, esa parte de la charla era muy importante y su hija debía poner mucha atención. Posó su mano en el hombro de su hija y la miró fijamente a los ojos - "El fruto de la vida solo te regenera más rápido, así que si estas en peligro, uno aún mayor y más rápido que un carro, la muerte será certera esta vez... Por lo mismo de que la vitalidad misma corre por tus venas, habrá criaturas que encuentren tu sangre "deliciosa", tal vez no te maten pero el peligro es real... te pido que no seas una ignorante del mundo, hay cosas más allá de la comprensión de un humano común, peligros que incluso a una supuesta inmortal como tu debería evitar"

Lilith se separó de su hija, caminando a otro lugar. Pero justo cuando Katherine iba a seguirla, ella se volteó con una sonrisa más tranquila y se despidió.

Ahora.... Es tiempo de que despiertes



El lugar perdió su blancura y se volvió negro y fue en ese momento en que la pesadez y el dolor se apoderaron de su cuerpo.
Abrió los ojos por segunda vez y vio blanco, el blanco pulcro de hospital, aparatos médicos que parecían estar conectada a ella y miró hacia una enfermera que hablaba con un doctor y mencionaba muchos términos médicos, la extraña velocidad de recuperación que tenía y por último, la fecha de hoy.

- Heey... Tengo sed~ - su voz sonó áspera y apenas audible. Pero la enfermera volteó y vio a la paciente consiente a la cual procedió a atender.

Ahora solo le pesaba una cosa, todas las cosas que deberían estar retrasadas en su agenda y que debía hacer ahora que había vuelto a la vida. Incluso después de esa experiencia, ella solo seguía pensando en horarios y sus deberes como profesora, su agenda debería de ser un desastre en estos días. La vida tenía que continuar y ella debía volver al camino con aquellas palabras de sabiduría y advertencias de Lilith.

Habían pasado 3 días desde el accidente. El show debe de continuar.
avatar
Katherine Howell

Ocupación : Profesor
Mensajes : 475
Fecha de inscripción : 04/04/2013
Femenino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (F) Back In The Mist

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.