Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Ausencia por mudanza
Ayer a las 11:51 pm por Antoinette Birdwhistle

» Esfuerzo (Priv Agnika)
Ayer a las 9:02 pm por Agnika Sakchai

» Distraído (Libre)
Ayer a las 5:57 pm por John Harrison

» La charla Pactada
Ayer a las 11:36 am por Yuli

» Cumpleaños & Horóscopos Miwianos (?)
Ayer a las 4:50 am por Kouda Ichigo

» ¿Quisieras ir conmigo?[Mine]
Ayer a las 4:24 am por Mine Sagan

» Opciones (Mine)
Ayer a las 12:07 am por Mine Sagan

» Busco a quien managear (?)
Sáb Sep 23, 2017 11:43 pm por Yuli

» Refugio de la realidad
Sáb Sep 23, 2017 12:23 am por Mine Sagan



Mejores posteadores
Reino (1089)
 
Mine Sagan (1088)
 
Regan Vosuet (910)
 
Dante Rivelli (873)
 
Aria Ainsley (694)
 
Yuki Nakayama (590)
 
Ayato (584)
 
Lucien Luarent (538)
 
Momoka (510)
 
Katherine Howell (451)
 







Crear foroRatbag PunceCrear foroCrear foroCrear foroDevil Within +18Fairy Tail Rol



E incluso antes de comenzar (Priv.)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Eiji Mitsuo el Mar Jun 03, 2014 11:14 pm

Agradecía de alguna manera u otra la insistencia de la industria en la que se le había ocurrido ir a meter la nariz, y es que el tiempo en que se pasó haciendo nada dentro del sello se redujo solo a un par de semanas, las que sirvieron a modo de ambientación del lugar y la forma de trabajo, el ritmo y todo detalle que sin dudas le sería de utilidad en el futuro. Podría incluso admitir haber aprendido algunas cosas nuevas respecto a la técnica misma de canto, en ese proceso incluso había logrado encontrar un manager, y aunque aquello aún era un estado de prueba, ya contaba con la fecha para su primera presentación en un bar que aparentemente iba bastante bien para su "estilo". Al menos eso era lo que había expresado Kiritsugu.

Ahora mismo se encontraba de camino a su último deber del día, a demás de su meta autoimpuesta de molestar la existencia de algún ser que en su camino se cruzara, pero eso ya estaba saldado, por ahora solo debía caminar hacia uno de los salones de asesoría de imagen, después de todo y a pesar de tener cierto estilo a la hora de vestirse, no era algo que pudiera causar la impresión necesaria para un vocalista. Más impresión causaban las vendas en su cuerpo y aunque aparentemente el detalle no era un tema de conflicto con nadie hasta ahora, tampoco parecía ser la carta de triunfo que esperaban.

Por su parte a Eiji no podía importarle menos que alguien se hiciera cargo de su imagen, entendía que en ese mundo las cosas se movían así y era parte de las reglas del juego que había venido a jugar. No en un tonto afán de esperar alcanzar la fama, sino como una tregua necesaria para su egoísta y caprichoso propósito de divertirse a costa de esa ruidosa realidad, de la cual primero debía cerciorarse formar parte.

Llegó a la sala indicada, llamándo a la puerta, esperando una respuesta.

-Koizumi...- Murmuró, reteniendo solo en la memoria el apellido del hombre con el cual le habían enviado a hablar.
avatar
Eiji Mitsuo

Ocupación : Ciudadano
Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 10/10/2013
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Invitado el Jue Jun 05, 2014 1:58 pm

Se trataba de su segundo día en Merveillers Records, el primero lo había dedicado a darle algo de vida al lugar con ayuda de la pintura, y ahora estaba ocupándose de acomodar los muebles nuevos que había enviado su padre desde Europa. Definitivamente George adoraba el estilo francés, y deseaba que su oficina transmitiera aquel amor por el arte parisino. Por ese motivo no había escatimado en gastos, y se había hecho con muebles de precioso diseño, antigua y restaurados par ala ocasión. El lugar era pequeño, así que no necesitaba más que un escritorio, una silla, un aparador, un perchero y unos cuantos maniquíes de tela que le servirían a la hora de trabajar. El aspecto de ese lugar había cambiado muchísimo en menos de 48 horas, y el estilista se sentía muy orgulloso de eso. También había colocado dos espejos de buen tamaño, ubicados estratégicamente de modo tal que la poca luz que entraba por la ventana chocara contra el cristal y se esparciera por el resto del espacio, volviéndolo mucho mas luminoso que antes. Faltaba que llevara sus elementos personales, y terminara de ocuparse de los últimos detalles, pero la parte mas pesada del trabajo estaba hecha, y ya se sentía casi listo para poner manos a la obra.

Se desperezó conforme con lo el resultado, sobresaltándose al escuchar el golpeteo de la puerta. Había olvidado conectar el teléfono de su oficina, mediante el cual podía recibir tanto llamadas desde fuera del sello, como avisos por parte de las secretarias del primer piso. Con cierta prisa volvió a conectar el aparatito acomodándolo luego en un rincón del escritorio, antes de acercarse a la puerta para abrirla con sincera curiosidad. Del otro lado se encontraba un muchacho desconocido, su aspecto a primera vista le resultó extraño y algo descuidado. No pudo evitar que su rostro se volviera mas serio, evaluando cada detalle en su vestimenta, en su cabello desprolijo. -¿Que necesitas?-preguntó sin mostrarse muy amable, aunque aquello fue completamente inconciente, pues el chico no le había desagrado d el todo. Al contrario estaba seguro que detrás de su cabello había un bonito rostro que resaltar. La belleza era algo subjetivo, y estaba en el ojo del observador, aunque para alguien como George cada desafío lo animaba a trabajar mas duro. -¿Quieres pasar?-ofreció algo mas amable haciéndose a un lado para que pudiera ingresar, ofreciéndole asiento con un gesto mientras iba detrás de su escritorio a buscar algunos papeles.


Muebles de oficina ~:





avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Eiji Mitsuo el Mar Jun 10, 2014 9:12 pm

Esperó por unos momentos a que alguien respondiera el llamado, particularmente porque había escuchado algo de ruido proveniente del interior de la sala. No se había equivocado, pronto apareció una figura que, siendo sincero, no esperaba. Era un hombre, sí, pero distaba mucho del tipo de hombres con los que hasta ahora se había topado bajo aquel ruidoso lugar. Tenía un aire refinado, con un estilo particular, rasgos finos aunque por su cabello y cuerpo no podría decir que era de todo andrógeno, de hecho, una de las primeras cosas que el japonés asimiló fue su extremadamente corto cabello, apreciando casi con lástica aquel detalle.

-Me han enviado hasta acá.-
Respondió tan cortante como el otro. De forma inconsciente en respuesta a la directa ajena. Solo cuando le fue permitido entrar fue que, tras asentir simplemente con la cabeza, procedió a explicarse de mejor manera.

-Soy vocalista, acabo de conseguir un manager y éste me ha enviado aquí. Tengo mi primera presentación en algunos días más.- Creía que ese era un buen resumen de su situación actual. Era una sintesis simple y directa, pero más que mostrar real interés en lo que decía, Eiji estaba más intrigado por el sitio en el que se encontraba, ni siquiera había tomado asiento, se mantuvo de pie ahí, que por ser su primera vez en ese salón, procuraba capturar cada detalle con atención, analizando y grabandolo en su cabeza, no por alguna razón en particular, solo porque era un hábito suyo.

-Ah, soy Mitsuo.- El menor centró de nuevo su atención sobre el estilista, sin dejar su poca educación de lado, se presentó con una leve reverencia, inclinando su cuerpo solo un poco, como era normal en su cultura.
avatar
Eiji Mitsuo

Ocupación : Ciudadano
Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 10/10/2013
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Invitado el Dom Jun 15, 2014 2:47 pm

George vivía básicamente a base de café instantáneo, por lo que en una de las esquinas de su precioso escritorio se lucía a una cafetera nueva que aún llevaba puesta la etiqueta. Con parsimonia le quitó el plástico que la recubría y tomó un par de tacitas coquetas para poder servir café para ambos, la maquina hizo todo el trabajo y el estilista no tuvo más que alcanzar el humeante brebaje a su primer invitado. Se sentó en el sillón cruzando sus piernas, tras dejar la azucarera en la mesa baja por si el chico prefería colocar algo de dulce a su bebida. Se sentía bastante entusiasmado por recibir tan pronto a su primer cliente, pues francamente no lo esperaba, puede que se debiera a que los estilistas escaseaban, y los que tenían gran trayectoria tenían ya demasiado trabajo pendiente. Fuera como fuera la situación lo beneficiaba, deseaba comenzar a ser reconocido poco a poco, y para eso necesitaba mostrar que tan bueno era su trabajo. Nada mejor para ello que ocuparse del cambio de look de un nuevo vocalista pronto a debutar. -¿Quien es tu manager?-preguntó sólo por curiosidad pues aún no conocía a nadie allí dentro, aunque si podía pedir ciertas diferencias o investigar un poco, después de todo si aceptaba ocuparse de ese chico debía contar con la aprobación de esa persona e intentar tener una comunicación fluida.

-Eso es muy pronto-comentó algo sorprendido de que planearan algo tan importante con tan poca antelación, sus diseños requerían elaboración y varias pruebas. Además no estaba seguro de que pudiera conseguir buenos géneros en la ciudad, aún no recorría todas las tiendas, y era probable que necesitara traer algunas cosas del extranjero. George era muy pretencioso a la hora de seleccionar sus elementos de trabajo, utilizaba siempre los materiales de mejor calidad, sin preocuparse por los gastos (después de todo Merveilles pagaba por todo) y podía darse el gusto de gastar una pequeña fortuna si finalmente el cliente quedaba conforme. Sonrió al escuchar su nombre, dando luego un sorbo a la bebida amarga antes de dejar la taza sobre la mesa baja frente a él. -Koizumi, George- se presentó a su vez con tranquilidad. Aquel chico lograba intrigarlo un poco, no dejaba de preocuparse si ese parche que llevaba se debía a una locura estética, o si en realidad ocultaba un daño real en el órgano. Por otra parte sus vendas también eran extrañas, ¿quizás acababa de salir del hospital? Quizás fuera algo inadecuado de preguntar, pero necesitaba tener algunos datos, después de todo si todo iba bien trabajaría con su cuerpo, y debía conocer los detalles. -¿Tuviste algún accidente hace poco?-pasó una mano por su corta cabellera, sin dejar de observarlo con mirada atenta.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Eiji Mitsuo el Dom Jun 22, 2014 3:47 pm

Se dio por satisfecho de indagar en el lugar, pues en la medida que la conversación comenzaba, la atención de Eiji iba en tendencia hacia aquel hombre que, con tan solo los pocos minutos transcurridos, ya daba la imagen de ser un buen profesional. El talento natural de algunos… Era una lástima, murmuraba en algún rincón de su mente el pensamiento consciente de que a alguien que parecía tan dedicado le tocara un sujeto que en verdad, no tenía interés por ser el número uno, de igual manera, que contara con un manager que claramente todo cuanto quería era sobrevivir en la empresa y no aspiraba a formar grandes promesas del estrellato, pero aquello no podría importarle menos al tuerto quién antes de lamentar algo como eso, se regocijaba en la ironía de la vida misma.

Sus pasos lo llevaron a sentarse ante la intención obvia de compartir una taza de café. No negaría el detalle, después de todo era una de las cosas que más solía beber dentro del edificio. Recibió su parte y miró el azúcar casi con pesar, pasando de ella y bebiendo del líquido amargo sin rodeos. Estaba bueno.

-Kiritsugu. Creí que se conocían.- No escondía la pequeña sorpresa de la ignorancia de aquel detalle, de hecho, no terminaba de entender como funcionaban las cosas ahí, pero lejos de preocuparle le causaba algo de gracia que aún así fuera un sitio que lograba sacar grandes figuras para la música.- Sí, lo es, supongo que él tenía algo de urgencia. –Su mirada se desvió de nuevo, como dando a entender que poco y nada le importaba.- Ah, pero solo es una presentación en un bar underground. –Acotó el detalle, no por desmerecer el trabajo, pero sentía que era un punto importante a tener en cuenta, después de todo el entorno y contexto siempre eran importantes de tener en cuenta.

-¿Koizumi…? – Era curioso que mucha de la gente con la que se encontraba tenían apellidos o alguna relación a su país de origen. Japón. Aunque realmente Eiji no era de los que preguntaría por más detalles.

Dejó la taza de café sobre la mesa y fue en medio de esa acción que recibió la pregunta, esa pregunta curiosa que nunca estaba exenta de ser pronunciada, y en sus labios se dibujó una sonrisa pintada con algo de morbo, una burla lasiva al ergir la espalda que se disipó rápidamente una vez sus labios contestaron. –No realmente. - La respuesta la reservó, quería primero observar la reacción, la segunda posibilidad que la mente ajena pudiese hipotetizar, la misma tendencia de siempre.
avatar
Eiji Mitsuo

Ocupación : Ciudadano
Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 10/10/2013
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Invitado el Dom Jul 06, 2014 12:19 pm

La verdad es que al ser nuevo en aquel lugar no conocía prácticamente a nadie, a lo sumo recordaba los rostros de algunas de las recepcionistas a las que saludaba cada día al llegar y retirarse. Esperaba con el tiempo conocer a la mayoría de los manager y estrellas de la compañía, quizás debería dedicar algo de tiempo a socializar con ellos y así volverse uno más dentro del prestigioso sello. En todo caso no valía la pena invertir demasiado tiempo haciendo amigos, conseguir interesados en un cambio de imagen era de momento su labor principal, y aunque el muchacho recién llegado poseía un look que dejaba mucho que desear tenía potencial si se dejaba modelar. Llevó la taza a sus labios sorbiendo un poco de líquido amargo antes de responder al comentario del contrario. -No lo conozco aún.-explicó dándole a entender que, quizás, si llegaban a un acuerdo podría llegar el momento en que fuera necesario una presentación, después de todo la opinión del manager era muy importante, debía saber que clase de imagen deseaba que el muchacho tuviera ante su público. Dejó cuidadosamente la taza sobre el plato correspondiente, manteniendo una pierna cruzada sobre la otra. El tiempo era escaso, pero por el momento no se encontraba realmente ocupado, y podría hacer maravillas con unos pocos días.

-Necesitarás ropa, un corte de cabello...-murmuró entornando los ojos, hablando más para si mismo que para el otro, meditando sobre los tiempos que necesitaría para tener listo un vestuario apropiado. Chasqueó la lengua y descansó su espalda sobre el respaldo del sofá.- Un bar, un teatro un palacio, no importa el escenario, si quieres captar la atención del público debes tener una apariencia inolvidable.-ser el centro de todas las miradas era algo importante para un vocalista, más allá de su estilo o el público a quien estuviera dirigida su música el aspecto no era algo que podía tomarse a la ligera cuando se trataba del mundo de la música. Asintió ante la pregunta por su apellido, no esperaba que le resultara familiar, después de todo no era alguien reconocido ni mucho menos. Buscó una tarjeta de presentación dentro de su chaqueta y se la entregó, sólo para que pudiera contactarlo en el futuro en caso de que decidiera trabajar juntos. Ignoró la extraña sonrisa que se formó en los labios del sujeto, como si su pregunta hubiera sido sinceramente divertida. George no pudo evitar sentirse ligeramente incomodado por ese gesto. Su respuesta ambigua logró descolocarlo, dejándolo por un momento sin saber que decir. Lo mejor sería dejar el tema de lado por el momento, su pregunta había sido formulada con la intención de saber si llevaría un parche durante la presentación, o si aquello era temporal. De todos modos era un detalle menor que conversarían luego.

-Me gustaría escuchar algo de material-comentó volviendo a tomar la taza entre sus manos, el vestuario debía acompañar el estilo del cantante, podía imaginar el tipo de música que Eiji interpretaba, pero de todos modos deseaba obtener información certera. -¿Alguna preferencia en los géneros o colores...?-algunas personas tenían alergias a ciertos tipos de telas, o preferían los tonos brillantes en las mismas, deseaba obtener toda la información posible para que su diseño fuera acorde a lo que se esperaba de él.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Eiji Mitsuo el Mar Jul 15, 2014 4:42 pm

-Es posible que te decepciones.- Murmuró sin realmente ser su intención ser escuchado, mas bien, era un comentario reservado, un impulso por hacer el pensamiento audible, y es que no creía que el estilista pudiera sentirse cómodo con alguien como su manager, de hecho, presentía que si su imagen dejaba bastante que desear, quizás no existiera adjetivo correcto para describir la apariencia de su representante, aunque claro, la diferencia era que él no tenía por qué preocuparse de ello, en cambio, Eiji sí.

Tomó entre sus manos la tarjeta que el otro había ofrecido, leyéndola y luego guardándola con especial cuidado en su billetera, una de las pocas cosas que siempre cargaba consigo.  -Estoy dispuesto a que hagas lo que quieras sobre mí.- Acotó mientras su malicia se regocijaba con aquel cambio de tema, evidente muestra de que había, por lo menos, logrado incomodar al chico frente a él.- Preferencias…  Quisiera evitar los colores muy llamativos, o al menos mantenerlos en bajo perfil. Me gusta el negro y el violeta.- Hizo una pausa para beber otro sorbo de café.

- Preferiría mantener el parche, o procurar cubrir esto con lo que te parezca mejor, lo que hay debajo no es muy estético.
- Señaló su ojo, volviendo a dejar la taza de lado y así tener la libertad de escarbar en su bolsillo hasta dar con su celular. Conectó los audífonos y activó el reproductor de música antes de ofrecerle el aparato. En él guardaba algunas pistas que había cantado anteriormente, y lo poco que había trabajado esa semana. - Está en japonés.- Acotó, pues aún no podía escribir letras en otro idioma, pese a que su pronunciacion con el inglés iba mejorando cada vez más.


avatar
Eiji Mitsuo

Ocupación : Ciudadano
Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 10/10/2013
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Invitado el Dom Jul 27, 2014 9:28 am

George se caracterizaba por ser entusiasta y responsable con su trabajo, no podía tomar eso a la ligera, y aunque el recién llegado no se mostrara muy comprometido con su carrera él lograría que fuera exitoso, si tenía talento, un cambio en su imagen podía ser lo que faltaba para volverlo realmente popular. Detrás de aquella ropa amplia y vendajes se escondía un chico con bonitos rasgos, necesitaba un buen corte de pelo, cuidar mejor su cuerpo, y ropas nuevas. Precisamente lo que el estilista estaba listo para ofrecer. Sin embargo había notado fácilmente la personalidad reservada y antisocial de Eiji, por lo que sabía que debía ir con cuidado con él, si se apresuraba corría el resigo de perder a su primer cliente. Pese al mal aspecto inicial del vocalista era un excelente material para trabajar, llevaría tiempo y esfuerzo, pero aseguraba resultados maravillosos. -¿Lo que quiera...?-curvó sus cejas en un intento de broma, aunque pronto descartó la idea de que el otro pudiera compartir algo como eso, no parecía de los chicos que reían con facilidad. Decidió tomar el asunto con la seriedad que debía. -Ya tengo una idea de lo que podría ir bien en ti-mencionó sobándose suavemente el mentón con sus largos dedos mientras recordaba una pequeña colección que había diseñado hacia ya dos veranos, se trataba de una serie de prendas sencillas, en colores apagados, pero fabricada en una tela ligeramente brillante, algo que serviría para que destacara bajos las luces de un escenario.

Buscó en los cajones de su escritorio los catálogos de la colección que tenía en mente, cuando finalmente los encontró se los pasó al chico para que pudiera darles una mirada y opinar al respecto. De todos modos, con esas ideas, podía crear algo exclusivo para él. Auque contaban con poco tiempo, por lo que había dicho el vocalista la presentación sería muy pronto, y quizás sería buena idea ajustar alguno de aquellos modelos a las medidas de Eiji para asegurarse el llegar a tiempo con el vestuario. Lo miró silencioso mientras los dedos del otro pasaban las hojas del catálogo, aquel joven le generaba curiosidad. Su actitud misteriosa, reservada e irónica le hacían pensar que se trataba de alguien con algunos conflictos sin resolver. ¿Pero quien tenía toda su vida en orden? Aunque su aspecto realmente llamara la atención debido a la gran cantidad de vendaje, no estaba seguro de a que se debía aquel aspecto. Había descartado el accidente, pero dudaba que fuera un "estilo". -Deberemos trabajar con tu cuerpo...-mencionó mientras tomaba el auricular que le  alcanzaba, y agregó algo mas antes de colocarlo en su oreja. -Necesitas verte más saludable, y un corte de cabello también sería genial. Y no te preocupes, también hablo japonés-se quedó callado ahora para poder escuchar la música, le gustaba su estilo, diferente, extraño, oscuro. Confirmó con ello que aquellos atuendos podrían ir muy bien, especialmente si mantenían los tonos oscuros.

Colección:





Al terminar la melodía le devolvió el auricular con una brillante sonrisa en sus labios.-Eres bueno-lo elogió sin intenciones de caer bien, sino sencillamente porque era su opinión.-Realmente creo que si te esfuerzas en ello podrías llegar lejos, más allá de lo que tu manager opine-se encogió de hombros y tomó la taza una vez más para beber lo último que quedaba de líquido. -Ahora sólo necesito saber algo más.-sus ojos se entornaron ligeramente, viéndolo con atención. -¿Estas dispuesto a dejarme trabajar en tu cuerpo?-sospechaba que aquel sería un tema especialmente difícil, deshacerse de las vendas, y de aquel horrendo parche no sería tarea fácil. Reemplazar aquello por algo que tuviera un aspecto mejor era un desafío, sin  embargo antes de pensar opciones necesitaba contar con la conformidad de Eiji. -No será fácil, llevará tiempo y esfuerzo, pero juntos podemos lograrlo-sus labios se curvaron en una pequeña sonrisa, y extendió su mano ofreciéndosela, a modo de cerrar un trato.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Eiji Mitsuo el Dom Jul 27, 2014 2:20 pm

-Sí. Lo que quieras.- Respondió su broma, pero del modo en el que solo Eiji podría devolverlo, con lasciva malicia. El doble sentido no era sino el primero que en la mayoría de los casos siempre cruzaba por la cabeza de Eiji, después de todo, no dejaba ser un muchacho de 19 años, con el deseo sexual más que latente, aunque sus gustos, tópicos y tendencias fueran algo diferentes, la perversión propia de un adolescente estaba.

-Sí, sí, haz lo que tengas que hacer. No tengo problemas con esas cosas. El cabello, las ropas, ya te he dado mis condiciones, el resto, puedes llevarlo como se te entoje.-
Y en ese sentido no mentía, no era de la gente quisquillosa, de hecho, el papel sumiso le venía bien siempre y cuando quién le dominara tuviera el carácter suficiente para hacerlo. Entre menos rodeos, mejor.

Sus labios se separaron en sincera sorpresa cuando el otro confirmó su relación a su país de origen. En alguna parte de sí lo agradeció profundamente. Era la primera persona que conocía que podía darle una opinión sincera y real sobre sus letras, sobre su música, más aún, podía entender mucha de las actitudes y es que pese a todo lo extravagante, Eiji seguía teniendo una influencia nipona bastante grande.- Me alegra saberlo.- Había confirmado entonces sus sospechas, el apellido “Koizumi” entonces, no era por nada.

El tuerto revisaba el catálogo con determinada atención, sin pasar por alto al estilista. No mentía, lo que veía era un poco ajeno a él, pues se trataba de ropa bastante occidental y con un estilo semi formal. Eiji solía vestir pantalones de tela o cuero negro, pero verle con camisas no era común. Rameras rotas y chaquetas largas holgadas eran el pobre estilo que llevaba hasta entonces al salir a la calle. En casa, en cambio, solía vestir con yukatas, en un estilo meramente sencillo y tradicional. Dejemos de lado el ya reiterado detalle de su cabello sin corte definido y sus vendas.

No pudo evitar cierto regocijo ante el reconocimiento que su estilista le había dado, aunque sabía que tal vez el conocimiento musical que este tenía no era mucho, pero no importaba, la idea era atrapar al público ignorante, las criticas técnicas valían poco si lo primero era indiscutible.- Gracias- Hizo una pequeña pero evidente reverencia con la cabeza.- Ah, por supuesto, no me contagiaré con la mediocridad de Kiritsugu.-Afirmó con seriedad y luego se le escapó una risa de los labios, sí, un poco sarcástica, pero no mal intencionada.

- Ya he dicho que puedes hacer lo que quieras. No tienes que pedirme permiso. – Posterior a sus palabras, se puso de pie, ya olvidándose del café.  Esta vez se acercó a Koizumi, en una invasión completa y descarada a su espacio personal, acortando la distancia entre ellos, por sobre la mesa, hasta quedar a solo centímetros de que su nariz rozara con él.- Te diré algo. Eres demasiado amable.- Susurró como si estuviera diciendo algo muy confidencial.- Trabajo mejor cuando la gente es decidida. Soy caprichoso, a veces detestable, así que deja de lado las palabras bonitas y haz lo que tienes que hacer. - Se separó finalmente, volviendo su mirada y atención hacia el catálogo, extendiendolo hacia el estilista, señalando un conjunto en particular.- Me gusta el último. Pero creo que soy muy pálido para ocupar gris. ¿Puedes mezclarlo con la camisa del anterior?-
avatar
Eiji Mitsuo

Ocupación : Ciudadano
Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 10/10/2013
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Invitado el Vie Ago 01, 2014 11:29 am

Tal como lo evidenciaba su apellido George era mitad japonés, había vivido en toda su vida en Tokio, aunque varias veces había visitado Estados Unidos en compañía de su madre, nacida en ese lejano país Americano. Debido a eso sus rasgos no se asemejaban mucho con lo orientales, sin embargo había sido criado bajo sus costumbres. El honor, la fidelidad y la honestidad eran valores importantes que sobresalían entre sus virtudes. Era de lo poco que podía agradecer a su padre, gracias a su educación estricta e había convertido en una persona de bien, aunque en otros ámbitos dejaba mucho que desear. Era curioso encontrar a otro japonés allí, probablemente eso fuera lo único que esos dos tuvieran en común, aunque no era un detalle menor para nada. De todos modos su estilo de diseño seguía parámetros claramente occidentales, sabía confeccionar trajes tradicionales japoneses, pero no se dedicaba a aquello, incluso no le gustaban demasiado. Sonrió conforme ante su declaración y en aquel momento pensó que realmente lograrían llevarse bien con el tiempo, parecía alguien dispuesto a esforzarse por conseguir sus objetivos, y George intentaría ayudarlo desde su lugar. Sus conocimientos de música eran casi nulos, pero lo que había escuchado le había agradado, quizás al estar rodeado de músicos y vocalitas pudiera aprender algo con el tiempo.

George siempre era muy cuidadoso, y quizás pecaba de insistente en algunos temas. Pero es que al ver al joven con aquellas vendas cubriendo la mayor parte de su cuerpo no podía evitar pensar que no debía resultarle agradable que lo tocaran. No sabía que encontraría debajo, lo lógico era que estuvieran allí para cubrir heridas en proceso de cicatrización, aunque no podía estar de todo seguro. Sus divagaciones mentales fueron interrumpidas por aquel acercamiento repentino que lo sobresaltó, aunque no se movió sin dejarse intimidar por Eiji, no podía negar que se sentía un poco incómodo ante esa confianza apresurada. Pese a todo, le sostuvo la mirada, en un claro desafío y puesta de límites. No dejaría que lo intimidara con tanta facilidad, si necesitaba ser algo mas rudo y determinado de lo usual lo sería, en realidad no había deseado pecar de descortés. Educado en una familia adinerada y de buena posición social, el estilista estaba acostumbrado a seguir ciertos protocolos en las relaciones, especialmente cuando estas eran laborales. Sin embargo aquel vocalista parecía dispuesto a romper con ciertas convenciones, para ir directo al punto que le interesaba. Esto no molestó a George, aunque temporalmente lo descolocó.

Le dió un pequeño golpe en el frente, buscando que se alejara antes de responder a sus desafiantes palabras. -Sólo intentaba ser cortés, pero si lo prefieres iremos directo al trabajo-evidentemente tendría que ser firme con aquel chico, si no quería que la situación se escapara de su control. George era muy profesional a la hora de trabajar, y estaba acostumbrado a hacerlo con personas mas bien centradas, aquel chico representaba un interesante desafío. Tomó el catalogo que le devolvió, observando su elección y asintiendo sólo una vez. -Lo mismo pensaba, ese color resaltará mejor en tí, de todos modos habrá que hacer algunos ajustes a las prendas. -tomó un pequeño block que tenía sobre su escritorio y garabateó una dirección antes de arrancar la hoja para entregársela al joven. -Es la dirección de mi atelier, estoy allí todos los días después de las 14 horas, ven mañana y nos ocuparemos de tomar tus medidas y hacer los ajustes necesarios-. Se cruzó de brazos, dejando que su cadera reposara contra el amplio escritorio de estilo francés, recorriendo el cuerpo menudo del cantante con ojos curiosos. -Ahora nos ocuparemos de esas vendas-anunció sin preámbulos, decidido a deshacerse de aquel aspecto desagradable ese mismo día.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Eiji Mitsuo el Dom Ago 03, 2014 10:42 pm

El solo hecho de que George fuera capaz de sostenerle la mirada hizo que Eiji sonriera. Sus espectativas parecian estar bien puestas en su compatriota. Lo sabía, la amabilidad muchas veces era mera cortesía, y aunque por educación fuera lo correcto, a Eiji le aburría profundamente esa clase de protocolos. Era capaz de jugar y armar un lío completamente innecesario con su estilista, su manager o con cualquier si es que bien le venía en gana, por el momento, no sentía la necesidad de hacer tal, pues se encontraba entretenido. "Ir directo al trabajo" no es precisamente lo que Eiji buscaba, sino más bien "ir a lo interesante", "ir al conflicto", como un animal exótico en al espera de ser cazado por un excéntrico que pudiera apreciar la especie entre sus manos, y por sobre todo, controlarla. Y aunque en sus planes, por el momento, no estaba que George actuara dominante, sí al menos esperaba una relación fuera de formalidades e hipocresía innecesaria.

-Me alegra que coincidamos.- Fue su comentario dado respecto a la ropa, en el mismo instante en el que en sus manos tomaba el papel que el estilista le daba, leía su contenido dos veces y luego, lo guardaba en el bolsillo de su pantalón, no sin antes hacer un par de dobleces, como quién comienza con un origami pero de inmediato se aburre de la idea. -Iré a eso de las 16 horas. - Aseguró, teniendo en cuenta las actividades que tendría para el día siguiente. Principalmente comenzar a idear lo que interpretaría el día de su actuación, continuar con su aprendizaje básico sobre las tecnicas de canto y el papeleo que tenía que hacer, por supuesto, también se incluía tener que volver a encontrarse con el mediocre de su representante.

- Va.- Asintió a lo último dicho por el mayor, en espera de alguna indicación, más bien, de una orden que seguir. Aparentemente, el proceso de cambio comenzaría ahí, en aquel preciso momento. Para el menor era una situación en la que su curiosidad estaba alerta, pendiente de los movimientos del otro, como si con ello pudiese darse una idea de qué pasaba por su mente, de qué idea de él podría llegar a darse.

¿Qué tanto haría? ¿Qué tanto preguntaría? ¿Qué haría cuando supiera y viera todo aquello que hasta ahora, nadie más en Glass City conocía de Eiji?
avatar
Eiji Mitsuo

Ocupación : Ciudadano
Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 10/10/2013
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Invitado el Mar Ago 05, 2014 7:52 pm

Una vez coordinaron cuando pasaría por el atelier para hacer los ajustes necesarios en las prendas llegó el momento de ocuparse de su cuerpo. Ciertamente lo intimidaba un poco quitarle todas aquellas vendas que llevaba, no sentía pudor de ver su cuerpo, estaba más que acostumbrado a ello, pues constantemente trabajaba con los cuerpos de hombres y mujeres, sin embargo era extraño ver a alguien tan maltratado, que quisiera entrar en el mundo de la exposición. Era una curiosa paradoja, que estaba interesado en dejar al descubierto. De todos modos le pareció que debía moverse con cuidado en esa zona, asi que decidió comenzar por su cabello, de modo que así pudiera entrar en confianza antes de ir al asunto complicado. Le hizo un gesto para que se acercara, colocando luego ambas manos en el respaldo de su elegante silla de escritorio invitándolo a tomar asiento. Mientras, rebuscó en el pequeño armario hasta encontrar algo con que cubrirlo para no llenarlo de cabello y su juego de tijera y peines. Dejó todo sobre la mesa y antes que nada inspeccionó la materia en que trabajaría. El cabello estaba deteriorado, crecía saludablemente pero las puntas estaban resecas y había perdido su brillo natural. Además lo llevaba demasiado largo, y no tenía un corte definido que enmarcara su rostro.

Tras observarlo por un buen rato, meter los dedos ente el cabello y analizarlo desde diferentes ángulos empezó a trabajar. Primero mojó todo su cabello y lo peinó, eliminando nudos. Una vez estuvo listo comenzó a cortar con una tijera sencilla y clásica, dedicándose a emparejar las puntas abiertas, dejando sólo el cabello saludable. Una vez eliminó aquello procuró darle una forma interesante con otra de sus tijeras, la misma tenia una forma algo extraña y servía para dar algo de volumen al cabello. Por último se ocupó de su flequillo, haciendo en él un corte irregular, dejando algunos mechones mas largos que otros de modo que sólo algunos sectores de su rostro quedaron semi-cubiertos. Lo secó con un secador y tras colocar algo de cera le alcanzó un espejo redondo para que pudiera observar el trabajo terminado. -¿Que opinas?-sonrió orgulloso de su creación, conforme con el resultado. Mientras él contemplaba su reflejo buscó algo más en el armario, un frasco con un pequeño líquido amarillento en su interior que le entregó.-Es un aceite natural, colócalo luego de ducharte cada día, ayudara a que tu cabello este mas brillante y nutrido.


Lo observó por un instante, con las manos en los bolsillos, sabiendo que lo que seguía podía ser mas complicado. Se aclaró la garganta apenas, buscando que centrara en él toda su atención. -Deberemos quitar ahora todas esas vendas-agregó intentando no mostrare incómodo por ello. "Y veremos que nos encontramos debajo" pensó mientras lo instaban con un gesto a desprenderse  de la mayoría de su ropa para poder examinar su cuerpo. No importaba si existían cicatrices o marcas que cubrir, escogerían la ropa adecuada para que todo ello pasara desapercibido, pero al ser él quien diseñaría su vestuario necesitaba conocer que clase de detalles necesitaban ser escondidos de la vista del público para tener todo bajo control. Le dio la espalda buscando incomodarlo algo menos mientras se desvestía, dedicándose a preparar algo más de té mientras tanto.


Última edición por George Koizumi el Sáb Ago 30, 2014 2:44 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Eiji Mitsuo el Sáb Ago 16, 2014 1:17 pm

Eiji obedeció al sutil gesto y se acercó, entendiendo que de inmediato comenzarían con los detalles, y ciertamente, le venía bien al tuerto, de otro modo, tramitar aún más el asunto del cambio de imagen le hubiese sido tedioso y hasta problemático. Con esto ganaba un poco de tiempo para invertir en el asunto de la música en sí, tenía que hacerse de un repertorio de canciones y afinar detalles con Kiritsugu aún.

Se sentó y se dejó hacer, en un profundo silencio, no recordaba con exactitud la última vez que alguien había cortado su cabello con tal dedicación, y es que los últimos años, aquel había sido trabajo de quién fue su dueño, actualmente, Eiji solo se dedicaba a cortar de vez en cuando el flequillo con una navaja cuando este llegaba a resultarle molesto, no mucho más que eso.

El tacto se sentía bien, particularmente para el menor quién tenía cierto fetichismo con el pelo, tanto como por tocar o ser tocado, esto no significaba que solo por un corte de cabello iba a impacientarse sexualmente, pero sí era cierto que las manos de Koizumi, trabajando en su cabeza, lo sumía en un estado placentero de tranquilidad, rozando la narcolepsia. El tiempo pasó inadvertido para el pelinegro y solo cuando el otro habló, dando por terminado su trabajo, fue que Eiji volvió a abrir los ojos, recibiendo el espejo y mirándose en él. Efectivamente, el cambio había sido positivo. Se notaba la diferencia, un mejor orden de las fibras de su cabeza.

-Me agrada.- Comentó mientras recibía en sus manos aquel líquido peculiar que nunca antes había visto, pero solo asintió con la cabeza, después de todo, el que sabía del tema era justamente Koizumi.

– Procuraré no olvidarlo.- Tendría que anotarlo en alguna parte o de lo contrario, el frasco quedaría olvidado en algún rincón del baño. Eiji se movió un poco el cabello, y se puso de pie, sacudiendo un poco sus ropas, escuchando el siguiente paso en todo ello.

“Deberemos quitar ahora todas esas vendas.”

Se le escapó una sonrisa morbosa, pero para entonces el mayor parecía ya haberse escurrido a “hacer algo más”, ¿quién era el incomodado en todo ello?. Eiji se quitó las prendas que cubrían su troso, pero no quitó ninguna venda, después de todo, el estilista había hablado en plural. ¿no era así?

-Necesito que me ayudes.- Murmuró luego de ordenar sus prendas y haberlas dejado dobladas sobre la mesa.- Eres tú quién tiene que quitarlas. –No llevaban más de una hora de conocerse y el menor ya había comenzado ese jugo de tira y afloja, esas miradas desafiantes y ese aire odiosamente caprichoso que tenía.

- Quita y mira todo cuanto quieras. Tu eres el que sabe.- Y se quedó ahí, a un costado de la mesa, esperando a que el otro volviera acercarse, pues él ya había decidido no mover un solo dedo a partir de entonces.
avatar
Eiji Mitsuo

Ocupación : Ciudadano
Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 10/10/2013
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 30, 2014 3:19 pm

Sonrió gustoso al escuchar que le había gustado, si bien no se había arriesgado a hace grandes cambios en su estilo por temor a que le desagradara, había procurado que su cabello estuviera mas controlado y con una forma bonita. Definitivamente era de muy buena calidad, grueso y brillante, si lo cuidaba con aquel aceite eso incluso mejoraría aun más. Esperaba que cumpliera con el sencillo tratamiento, si lo hacía con puntualidad quizás lograra ver algunos resultados antes del show. Aunque se preocupaba por minucias, ese era su trabajo, luego las luces bajas y el sonido hacían que el público siquiera se fjaran en cosas como esas, pero dejaban conforme a Geroge que se sentía satisfecho con el trabajo bien hecho. Al parecer Eiji no era problemático a la hora de trabajar respecto a su apariencia, aunque esta era un desastre, estaba predispuesto al cambio y no presentaba quejas. Eso sin duda facilitaba las cosas, el estilista detestaba tener que lidiar con personas quisquillosas o fanfarronas. Demasiado tiempo con modelos había arruinado su paciencia.

Pensó en ocuparse con el té por unos cuantos minutos, y de ese modo evitar la peor parte de aquella situación, sin embargo el chico era insistente, y parecía divertido con la incomodidad que generaba en él. Lentamente giró la cabeza, volviendo el rostro para observarlo, se había quitado la parte superior de sus prendas, exhibiendo ahora su torso delgado, cubierto en su mayoría por vendas. Hacía poco que lo conocía, sin embargo no era un chico fácil de llevar. Sabía que si mostraba duda o debilidad se convertiría en un juguete, y aquella no era más que una relación profesional que debía llegar a buen puerto. Debía actuar con serenidad y decisión, dejando de lado cualquier sensación desagradable ante la idea de ver su cuerpo herido o lleno de cicatrices. ¿Realmente que ocultaría con tanto vendaje? Dejó la taza de té sobre la mesa, regresando nuevamente junto al chico, que lo esperaba de pie, con esa mirada desafiante en su mirada. Asintió apenas, dejando que su rostro serio no revelara ninguna de las emociones que ahora se enredaban en su interior. Definitivamente era la primera vez que le ocurría algo como aquello, normalmente las personas sentían pudor o incomodidad ante esa clase de defectos, sin embargo el joven vocalista parecía casi orgulloso de ese detalle, e incluso lo utilizaba como un arma para incomodarlo. Algo que, desde luego, no podía permitir, era un profesional.

Primero deslizó su dedo índice sobre una de las vendas gruesas que surcaban su pecho en diagonal, fijándose luego en los ojos de Eiji. -¿Sientes dolor?-cuestionó pensando que era un detalle importante, pues no quería causarle molestias al momento de quitarlas. Sin más preámbulo comenzó a quitarlas, empezando por aquella que estaba de modo mas superficial, para después continuar en la medida que las primeras iban dejando paso a las demás. Le llevó unos cuantos minutos deshacerse de todo aquello, pero procuró no darse prisa y tomarse su tiempo en hacerlo con cuidado. Recién al terminar, pudo dar un vistazo más general a lo que tenía frente a él, el cuerpo desnudo de Eiji era sin dudas impresionante.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Eiji Mitsuo el Dom Ago 31, 2014 5:29 pm

Por un momento el menor pudo haber apostado por una negativa de parte del otro, sin embargo, de inmediato fue capaz de percibir la decisión y profesionalismo con el que el estilista se acercaba a él, dispuesto a cumplir el desafío. ¿Así que no era alguien fácil de molestar? Bueno, eso mantenía el interés de Eiji latente,  de lo contrario, se hubiese aburrido rápidamente de la situación en general y por supuesto, esa no era la idea. Tenía grandes expectativas al trabajar con alguien que no parecía reaccionar igual que la mayoría de las personas, o al menos, que se esforzaba por no hacerlo y era capaz de leerle entre líneas.

-Mh, podría decir que tengo algo más de tolerancia que la mayoría de las personas. No es algo de lo que te tengas que preocupar. No me molesta.-
Y decirlo de aquella forma no era sino un mensaje subliminal para decir que efectivamente, el dolor en sí no era un problema, por el contrario, le gustaba.

El silencio inundó la habitación mientras el otro quitaba los vendajes. Eiji ayudaba levantando un brazo o moviéndose acorde a lo que el otro necesitara para hacer la tarea de forma más eficiente, su mirada se mantuvo sobre él, afilada y analítica hasta que hubo quedado con el torso desnudo, sin embargo tanto sus piernas como su ojo derecho seguían cubiertos. Sobre su piel no solo se veían cicatrices grotescas, resaltando entre estas una más extensa y gruesa que atravesaba su espalda en forma diagonal. También había heridas más recientes, que iban desde rasguños hasta heridas más profundas, incluso con puntos quirúrgicos. Algunos de los parches tenían trazas de sangre, sin ser exagerado.

-¿Está bien solo con eso?- Preguntó de forma ladina, con alusiva perversión, llevando la mirada a sí mismo, a sus piernas, aludiendo el resto de sus piernas mientras hacia la gesticulación con los brazos, elevándolos levemente para complementar la intención de preguntar.
avatar
Eiji Mitsuo

Ocupación : Ciudadano
Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 10/10/2013
Masculino


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: E incluso antes de comenzar (Priv.)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.