Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» ¿Saludo, abrazo, beso, nalgada, +18...?
Hoy a las 3:31 am por Yuki Nakayama

» Ladies at Little Tokio (Priv. Yuki)
Hoy a las 3:17 am por Yuki Nakayama

» (Libre) ¡Hora de trabajar!
Hoy a las 2:49 am por Andrea Laakkonen

» Revive (Priv. James)
Ayer a las 10:01 pm por James Müller

» Confieso que...
Ayer a las 1:19 am por Yuki Nakayama

» Reunión 9 AM (Katherine y Reino)
Vie Oct 20, 2017 2:38 pm por Regan Vosuet

» Boku no Hero ROL (Afiliación Normal)
Vie Oct 20, 2017 2:33 pm por Reino

» Galeria y Ask de Demian Vitae
Vie Oct 20, 2017 3:58 am por Demian Vitae

» Galeria y Ask de Odette Odin
Vie Oct 20, 2017 3:54 am por Demian Vitae



Mejores posteadores
Reino (1113)
 
Mine Sagan (1102)
 
Regan Vosuet (947)
 
Dante Rivelli (873)
 
Aria Ainsley (705)
 
Yuki Nakayama (615)
 
Ayato (592)
 
Lucien Luarent (543)
 
Momoka (510)
 
Katherine Howell (471)
 







Crear foroRatbag PunceCrear foroCrear foroCrear foroDevil Within +18Fairy Tail RolLacim Tenebris



Entre los peces

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre los peces

Mensaje por Invitado el Dom Abr 06, 2014 11:02 pm

No sabía exactamente cuanto tiempo le quedaba allí, así que se había propuesto conocer los puntos turísticos de la ciudad antes de recibir la respuesta del sello. Si era negativa pronto regresaría a Japón a seguir con su trabajo como solista, aún debía atender las negociación es con la disquera que había editado sus discos anteriormente, y en caso de firmar un buen contrato se pondría a trabajar en su próximo proyecto. Aunque esperaba que nada de esto fuera necesario y pudiera formar parte de Merveilles Records, realmente lo deseaba y ya no aguanta el nerviosismo. Salir de paseo y conocer sitios nuevos la ayudaba a distraerse, era la primera vez que asistía a un acuario tan enorme como aquel, sabía que existía uno impresionante en Tokio, pero nunca había ido a conocerlo. Esta vez siquiera se molestó en pedirle a su hermano que la acompañara, estaba molesta con el luego de que la abandonara en el parque de atracciones así que prefirió hacerlo sola desde el comienzo. De ese modo no sería tan divertido, pero al menos no acabaría decepcionándose después.

Pagó su entrada en la ventanilla y luego ingreso al gigantesco predio. Estaba compuesto por sectores al aire libre, y por canales subterránea donde podía verse a los animales debajo del agua. Optó primero por acercarse a un Show que estaba a punto de iniciar. Un presentador llamaba a todos con un ruidoso tambor para que se acerquen a ver, las personas se acomodaban en las gradas a la espera de que comenzara, y aunque Leyla no estaba segura de lo que vería se sentía ilusionada por la novedad. El presentador desapareció, y fue reemplazado por una mujer delgada que vestía un traje de baño llamativo, en el gran piletón aparecieron tres preciosos delfines de diferentes tamaños. Dijo sus nombres, y les indicó que saludaran con una de sus aletas cerca del borde del agua, la gente reía y los alentaba entusiasmada. La chica de rizos no compartía esta alegría, sentía pena por esos animales encerrados en sitios tan pequeños que desconocían el significado que nadar en el mar. Nacida y criada en un pueblo costero había disfrutado de verlos nadar en el mar, incluso había navegado muy cerca de pequeñas manadas de delfines en algunas oportunidades. No pudo evitar sentir un fuerte rechazo al ver como los habían convertido en animalitos de circo que hacían trucos para ganarse un pescado.

No quería seguir observando, así que en medio del show se puso de pie alejándose de ese lugar para poder recorrer el resto del predio. Se sentía algo abrumada por lo que había visto, y su primer instinto fue irse, pero decidió darle una oportunidad mas y se acercó a un estanque amplio donde algunas carpas nadaban tranquilas. Compró algo de comida para ellas y comenzó a alimentarlas, sonriendo al ver como daban pequeños saltitos intentando ganarse la comida que les lanzaba. Una voz que le resultó familiar la hizo girarse, no estaba segura de a quien pertenecía, pero si de que ya la había escuchado alguna vez.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Ren Jinguji el Mar Abr 08, 2014 7:39 pm

Cuando Ren necesitaba estar solo buscaba lugares conocidos, sitios que le trajeran buenos recuerdos o que solamente le dieran paz, al menos una momentánea hasta que las fans lo reconocieran.

Desde que había estado en Glass City, comenzaba a conocer a muchas personas, la mayoría mujeres, aunque con la personalidad del chico no era de extrañarse.

Ese día sentía la necesidad de volver al acuario, los colores azules le recordaban a la tranquilidad que Hijirikawa le contagiaba, con esa voz serena pero seria. Era cierto, muchas veces el chico ni caso le hacía pero la figura de Masato era algo clave para que sintiera que estaba haciendo las cosas bien¿Se había vuelto su imagen de la propia conciencia? Se rió al darse cuenta de ello.

El acuario era increíblemente grande, por lo que tuvo que acercarse a un guardia que estaba situado al lado de las carpas para preguntarle lo que deseaba, quería ver peces koi, aunque no creía que en aquel acuario hubiesen

Señor, buenos días, por casualidad este acuario posee ejemplares de peces Koi? me gustaría mucho apreciar algunos- quería verlos para sentirse un poco más en casa.
avatar
Ren Jinguji

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 01/08/2013
Masculino

Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Invitado el Jue Abr 10, 2014 11:49 am

No le costó trabajo reconocer al músico que había estado presente en su audición quien tan amablemente le había cedido una segunda oportunidad cuando, debido a los nervios su voz se negó a salir. Había pensando en agradecérselo, pero esperaría para hacerlo una respuesta por parte del sello pues no quería que pensara que se trataba de un soborno. Las cosas entre ellos habían terminado un poco mal, ella e había enfadado por sus comentarios y había dicho unas cuantas cosas de las que después, mas tranquila, se arrepintió. ¡Debió haberse quedado callada! Ojala eso no influyera en su sentencia. Ya había pasado la semana de espera indicada pero no tenía novedades respecto a su audición, y eso la ponía nerviosa. ¿Era bueno o malo que se tomaran tiempo extra? Salir al acuario y despejarse había sido un buen plan, y encontrarse allí a ese muchacho era una agradable coincidencia. No recordaba su nombre pues en aquella oportunidad se sentía tan nerviosa por la situación que no había prestado atención cuando se presentó, ahora en un sitio neutral podrían conversar de un modo mas relajado. Además, si lograba que la aceptaran en el sello, serían compañeros, y ella necesitaba músicos para formar la banda. Se suponía que su manager se ocuparía de eso, pero le gustaba ayudar un poco y ese chico le había llamado la atención.

Pensó en acercarse pero no fue necesario, pues él se dirigía precisamente al estanque donde ella se encontraba observando y alimentando a los Koi. -Hola-lo saludó con una sonrisa un poco tímida, no estaba segura de que la recordara, y temía hacer el ridículo si no era así. -¿Me recuerdas? Audicioné hace una semana en Merveillers Records...-su actuación había sido memorable, especialmente por el incidente al inicio y la discusión al final, estaba segura de que la recordaría. Volvió la mirada a los peces que se amontonaban cerca de sus pies, pidiendo por mas alimento, se inclino quedando en cuclillas para poder darles un poco más, era gracioso verlos saltar en busca de la comida. Tenían una gran variedad de colores-Son muy lindos...-comentó en tono reflexivo, recordando que en el parque cerca de su apartamento, en Japón, había un estanque enorme con montones de ellos. Extrañaba un poco su hogar, pero debía acostumbrarse a vivir allí, pues quizás tuviera que quedarse de modo permanente. ¡Pero el hotel la estaba cansando! Suspiró y se incorporó alisando su falda. -Aún no me han dicho si quedé seleccionada...-lo miró de reojo esperando que pudiera darle alguna clase de información, aunque seguramente no lo tuviera permitido, ella no diría nada.

-¿Quieres recorrer el lugar?-agregó invitándolo a dar un paseo pues hacerlo sola le resultaba un poco aburrido. Además deseaba conocer mas cosas sobre él y esa era una oportunidad perfecta. Comenzó a andar esperando que la siguiera, quería ver las peceras del interior donde exhibían los crustáceos, esos seres siempre le habían llamado la atención.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Ren Jinguji el Vie Abr 11, 2014 5:13 am

Ya al percatarse de su cercanía con los peces que buscaba se acercó al estanque, allí, un muchacha de cabellos rizados se le quedó observando, Ren no tardo en reconocerle.

Buenos días, lady-asintió con la cabeza cuando la mujer explicó quién era, sonriendo- Si, es imposible olvidar un rostro y voz como el tuyo.

Mirando fijamente los colores de los peces guardó silencio"Me pregunto si estarás bien, Masato" salió de sus cavilaciones, últimamente por alguna extraña razón tenía un sentimiento de extrañar muchísimo japón, pero no podía hacerlo, no podía hasta arreglar las cosas con el sello y saber donde se encontraba haruka.

Con las manos en los bolsillos siguió a la figura femenina, luego de unos segundos se digno a hablar- Quedarás seleccionada, Layla...-dijo con la voz segura- es imposible que una de las vocalistas más famosas de japón no logre entrar a mervelleis, aunque claro, de seguro tu a mi no me conoces, los idols pasan, como muchos otros artistas- sus celestes ojos miraban los vidrios que comenzaban a rodearlos, por su mente pasó el recuerdo de Zephania y cuando le había conocido allí- Así que deseas formar una banda? Los músicos andan bastante dispersos...
avatar
Ren Jinguji

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 01/08/2013
Masculino

Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Invitado el Vie Abr 11, 2014 6:19 pm

Se sintió satisfecha al ser reconocida por el chico, eso significaba que no era alguien fácil de olvidar y se sentía alagada por eso. Se sintió un poco apenada por su comentario pero no le dio mucha importancia, aquel joven tenía un modo de hablar particular, y seguramente con eso tenía que ver su elogio. Aceptó seguirla sin presentar quejas, asi que juntos se internaron en el laberinto de peceras que conformaba la parte cerrada del acuario. De ese modo tenían la posibilidad de ver a los peces bajo el agua, aunque lo que mas le interesaba ver a la chica eran los que vivían en el mar, sobretodo los crustáceos. Desde niña había mostrado interés por los cangrejos, langostinos y demás seres acuáticos que siempre se había negado a comer. A pesar de vivir en un pueblo costero, donde la pesca era una gran actividad económica siempre había rechazado el pescado. No podía concebir comerse a esas criaturas que podía ver nadando libremente, o recorriendo las orillas de las costas. Hasta el día de hoy no comía animales de mar, incluso hacia algunos años se había vuelto vegetariana.

Se detuvo frente a una pecera de gran tamaño apoyando las palmas contra el vidrio observando con atención a los peces que nadaban en pequeños grupos. Eran de colores llamativos y precioso. Sus aletas y colores eran diversos, incluso también sus formas y sus estilos de nado. La chica los observo absorta hasta que la voz de su acompañante la sacó del letargo.-¿De verdad lo crees?-no pudo evitar verlo con sincera ilusión, como haría una niña a la que se le ofrece su dulce preferido, realmente pese a su edad podía ser algo infantil a veces. Volvió a mirar los peces que nadaban sin rumbo por el acuario. -No soy tan famosa... ¿me reconociste?- eso le sorprendió un poco, tenía varios discos editados y una carrera detrás, pero no esperaba ser conocida en Glass City, un sitio en donde nunca antes había estado. Giró el rostro de nuevo para volver a mirarlo, juntando las manos en su espalda- ¿Eres un Idol?-no pudo evitar que una risa se le escapara de los labios- Ahora que lo dices hablas y luces como uno, pero pensé que eras músico-afirmó un poco divertida por ese descubrimiento. -Entonces somos colegas-descansó su espalda en una de las columnas que decoraban el sitio antes de seguir hablando.- Supongo que será complicado, aunque entretanto podría trabajar en mi próximo disco, aún la firma con la que trabajaba en Japón no revisa el sencillo que les envié...-pensativa se acomoda un mechón de cabello detrás de la oreja.-Trabajé muchos años sola, y ahora deseo un cambio, repartir presiones, trabajar en equipo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Ren Jinguji el Lun Mayo 05, 2014 3:48 am

-Le seguía el caminar un poco más lento, quería ver como caminaba la mujer- Nunca diría algo que no creyese, no soy el tipo de hombre que dice cosas solo porque sí-"Bueno, al menos ya no lo soy" se dijo a si mismo en su mente recordando su época de casanova donde nada realmente importaba.

Asintió levemente mirándole a los ojos, hizo un gesto con una de sus manos- Shinomi y el ochibi generalmente nos mostraban a todos muchas revistas, además de que algunas fans me recomendaron tu música, al parecer tienes fans japonesas fieles a lo que comunicas.-su mano volvió a su bolsillo, en el rostro de Ren descansaba una sonrisa siempre coqueta y apacible-Yo también soy japones, como puedes ver, aun con mis ojos azules y cabello anaranjado, así que me resultó facil reconocer a un compañero de mis tierras-rió un poco, la verdad era bastante "europeo" si se ponía a pensarlo"- Como te dije, es dificil olvidar un rostro como el tuyo, además de que tu cabello ondulado es muy particular, de una muy buena forma, si me permites decirlo, lady-como un gesto ya propio de él siguió caminando grácil y seguro hacia adelante, mirando las columnas que los rodeaban- Mucho antes de que fuese un idol me he comportado así-se encogió de hombros- quizás está en mi esencia comportarme como uno, después de todo ese siempre ha sido mi trabajo- dándole unos momentos la espalda a la mujer el pelinaranja elevó un poco la vista, ya divisando el techo- Trabajar en equipo...mmm~-giró el rostro por sobre el hombro con los ojos algo afilados-

Acostumbrada a tu ritmo, a hacer las cosas como tú y tu equipo de trabajo les estime conveniente, trabajar en equipo es bastante trabajo, como dices puedes repartir presiones como también puedes tenerlas en dobles cantidades, las personas son complicadas de tratar realmente cuando están bajo presión, sobre todo en una banda o grupo, ¿estás segura de querer hacerlo? -volteó la mitad del cuerpo hacia donde ella estaba, con el rostro un poco más serio pero manteniendo su actual sonrisa traviesa- Te cansaste de hacer música sola por alguna razón en especial, lady?
avatar
Ren Jinguji

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 01/08/2013
Masculino

Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 06, 2014 1:15 pm

Se sentía feliz de tener con quien hablar de su carrera en Japón, se sentía orgullosa de ello pero pensaba que sería pedante de su parte comentarlo con otros aspirantes al sello. Con aquel chico era diferente, tenía su propia fama aunque pertenecían a estilos diferentes, e incluso había estado una buena temporada  en Japón y conocía su música. Sintió algo de añoranza por la ciudad que tanto le había dado durante sus primeros años, había sido difícil comunicar a la prensa que se tomaría un descanso, sin dar detalles ni anunciar de su viaje. No podía adelantarse y correr riesgos antes de que su ingreso al sello estuviera confirmado. De todos modos, si lograba su sueño de formar a una banda, al primer sitio al que iría sería a Tokyo, y estaba segura de que el reencuentro con sus seguidores sería emocionante.  Gracias a ellos se había convertido en quien era, la habían impulsado ayudándola a convencerse de que tenía el talento necesario para llegar a la cima. Y allí estaba, una vez más, intentando llegar un poco más lejos. Era extraño encontrar a alguien de sus mismas tierras, pues en Glass City se reunían personas de diversas partes del mundo con el objetivo en común de triunfar en el mundo de la música. -¿También extrañas Tokyo?-preguntó con evidente nostalgia sin prestar ya tanta atención a los animales que se exhibían en las grandes peceras. Le gustaba la ciudad, pero sus costumbres eran un poco diferentes, además no acababa de adaptarse al cambio horaria y al hotel. -No tienes rasgos japoneses-comentó sabiendo que ella tampoco los tenía, debido a que su padre era Americano.

-Gracias, eres muy halagador-respondió con una sonrisa sincera, se comportaba realmente como todo un caballero, y aquello la hacía sentirse cómoda. Esperaba que no se tratara del típico galán que sólo intentaría llevarla a la cama, pues estaba muy lejos de sus intenciones acceder a ello. Aunque pronto se relajó deduciendo que aquel era el modo natural en que los Idol se comportaban, sus fans adoraban esa clase de actitud en ellos y probablemente acababan por trasladarlo a su  vida cotidiana. Se encogió de hombros tras escuchar su discurso, lo había pensado y no iba a desanimarse con tanta facilidad. -Quiero intentarlo, pienso que sería enriquecedor y podría darle otra perspectiva a mi carrera. Además estoy cansada de las giras en solitario, de cargar sola con todo el trabajo y la presión... Un equipo tiene también sus cosas buenas. Esas son mis razones. Deseo algo diferente, y superarme día a día. Creo que si lo logro me volvería una artista mas completa. -aquella era su meta, su razón para estar allí. Al menos una de las principales, también habían intervenido otros factores. -Me gustaría asistir a uno de tus conciertos, aunque imagino que las fans deben ser bastante celosas-agregó riendo un poco, lo había visto por televisión y la verdad es que daba un poco de miedo. Las mujeres podían hacer cosas muy extrañas llevadas por el amor hacia un ídolo.


Última edición por Layla Serizawa el Mar Mayo 06, 2014 6:04 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Ren Jinguji el Mar Mayo 06, 2014 2:58 pm

De cierta forma lo extraño...Tokyo-su semblante se volvió más calmo y nostálgico, aunque era casi imperceptible ver la nostalgia en el rostro de Ren, ya estaba acostumbrándose a ese sentimiento, a la añoranza, al deseo de volver a aquellos días felices en Japón junto a STARISH y a su amada compositora, junto con su prometida. Pero los ánimos ya no daban para más, bien todos lo sabían, por la misma razón los últimos trabajos habían sido en solitario, él mantenía la buena relación con todos pero con Otoya, el pelirojo, era distinto.-Pero como un pájaro que alza las alas al cielo en busca de nuevos horizontes y que difícilmente vuelve a su nido cuando ya es adulto no puedo darme el lujo de regresar si no he consolidado mi carrera aquí, en glass city, seguro te sientes igual ¿no es así?Sería volver a donde comenzaste, no me sentiría bien al respecto.

Debía reconocer que era agradable tener una conversación con una mujer en tonos profesionales, parecía bastante madura, aunque claro, de seguro tenía algún lado infantil escondido fuera de lo profesional...era eso lo que creía, o al menos eso lo que esperaba, si no de seguro sería una mujer aburrida, lo cual no parecía en absoluto por su forma de hablar y emocionarse con cosas pequeñas.

-rió un poco ante lo de los rasgos, cerró los ojos y suspiró al emitir el primer sonido- ah~ fui atrapado, pensé que podría halagarte aún más si lo decía de esa forma~- lo dijo en tono "inocente" aunque claramente en broma- leí que eras mitad japonesa y mitad americana. Aún recuerdo a Shinomi diciendo "kawaii desuyo"como si eso fuese sinónimo de que fueras más adorable-rió por lo bajo ante eso- aunque claro, a él todo le parecía adorable. Es por eso que tu ingles es también muy bueno-sonrió cortés ante ella- La verdad nunca supe si mi madre era mestiza o no pero es gracias a ella que tengo estos rasgos, aunque claro- posó un dedo sobre sus labios guiñando un ojo- no se lo cuentes a nadie, es secreto~- el idol no solía decir ese tipo de cosas, no hablaba mucho de su madre pero en una muestra de cortesía dijo algo de él, no le parecía justo saber cosas como esas de ella y que no tuviese nada de información de su persona, aunque claro, todo lo demás podría verlo en una revista, la información de Ren por ser un idol era de dominio publico, sus gustos, su tipo de sangre, su comida favorita...casi todo.

Es enriquecedor sin duda...-Ren caminó hacia unos peces amarillos, pequeños y vivaces, le recordó a su antiguo compañero al cual llamaba ochibi-chan y sonrió- Si te soy sincero usualmente antes de unirme a STARISH era una persona muy egoísta, inclusive cuando se formó el grupo me rehusé a compartir a nuestra compositora, me consideraba lo suficientemente bueno en solitario, lo único que necesitaba era a Haruka para poder alcanzar el éxito.-posó la palma de su mano sobre el cristal aún con la mirada celeste sobre los peces, las ondas de luz entre el reflejo del agua y sus ojos los hacían más brillantes, como muchas de las figuras que los rodeaban- Uno aprende a ver facultades en si mismo que nunca pensó que tenía, a valorar el trabajo y la amistad de otros-sonrió casi maduro ante el recuerdo- Las dificultades que suelen aparecer son aún más dolorosas, claro, eso se destaca, sobre todo si puedes crear un vinculo con los demás, eres más susceptible a que los sentimientos te embarguen.

dejó la mano a un costado e hizo una señal con el rostro para que siguieran, el caminó y rió suavemente ante lo que decía de sus fans- jaja las ladys son algo caprichosas, claro, pero si quisieras ir a un concierto no veo porque no hacerlo-disminuyó el paso para quedar a su lado- reservaría un asiento para una compañera de trabajo, no harán nada, están informadas de que no puedo tener ningún tipo de vinculo amoroso con nadie y no sería tampoco conveniente que ambos estuviésemos envueltos en chismes amarillistas, aunque ya sabes, de esos abundan, no hay que tomarlos en cuenta~-ladeó el rostro un poco, la verdad si comparaba a las fans de camus las suyas eran más tranquilas-será un placer contar con tu presencia, espero tener el honor también de poder volver a escucharte, o quizás ir a uno de tus conciertos.
avatar
Ren Jinguji

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 01/08/2013
Masculino

Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 10, 2014 2:10 pm

Era agradable conversar con un colega que poseía su propia perspectiva, como ella se había alejado de lo conocido en busca de nuevos horizontes para progresar. Era difícil abandonar la ciudad que tanto le había brindado, para aventurarse en una región nueva en que apenas unos pocos conocían su trayectoria. Corría un gran riesgo, y ya no poseía el suelo seguro de la disquera que la respaldaba en Tokyo. No había renovado contrato con ellos al tomar la decisión de partir hacia Glass City, si las cosas no iban bien con el nuevo proyecto regresar atrás no sería tan sencillo. Tenía un nombre y un prestigio propio en Japón, pero necesitaría encontrar una productora dispuesta a respaldarla tras un fracaso. No podía negar que sentía un poco de miedo, de no ser por Reino que continuamente la animaba y le aseguraba que iba a lograrlo probablemente no se hubiera atrevido a dejar Japón. -Me gustaría regresar algún día...-comentó extendiendo los brazos a los lados, dejándose llevar por el entusiasmo. -Volver a los sitios donde acostumbraba a cantar, pero esta vez junto con mi banda. Demostrarles a todos que fui capaz de concretar mi sueño pero que no me olvidé de mis orígenes, de las personas que me apoyaron todos estos años...-cerró los ojos unos momentos, sintiéndose nostálgica. Aquel día parecía todavía muy lejano y eso le desainaba un poco, aunque no tenía que dejarse derrotar por la desesperanza y juntar energías pues lo bueno estaba por llegar.

-Parece que sabes mucho sobre mi-comentó bastante sorprendida por eso, con frecuencia las revistas hablaban sobre ella, contando chismes sobre su vida privada, e incluso sobre su infancia en su pueblo natal. Reira no era amante del escándalo, y procuraba ser discreta, por eso las revistas del corazón acababan por inventarle historias románticas sin ningún asidero. La chica se divertía con esas noticias, que lejos de dañar su reputación la volvían mas popular logrando que todos hablaran de ella. No le interesaba hacerse popular por tonterías como esas, deseaba que apreciaran su música. -¿Acaso eres mi fan...?-iba a mencionar su nombre, pero descubrió que lo conocía, creía recordar que se había presentado en la audición, pero estaba tan nerviosa esa mañana que no recordaba esa clase de detalles.-Lo siento, no se tu nombre-agregó ruborizándose ligeramente al ser descubierta  en esa torpeza. Sonrió con las mejillas aún ligeramente sonrosadas. El idol parecía recordar con cariño a los miembros de su antigua banda, deseaba poder llevarse tan bien con los suyos cuando los consiguiera. -Thank you-mencionó con su acento inglés y una chispa de diversión en la mirada. -Tranquilo, tu secreto esta seguro conmigo, aunque es fácil adivinar que no eres totalmente japonés-afirmó entretenida con aquel pequeño juego entre ellos, era sorprendente descubrir tantas cosas en común con un extraño. Se sintió algo tonta por no saber nada de la vida ajena, seguramente él también salía con frecuencia en las revistas de moda, pero ella no solía leerlas pues no se interesaba en otros cantantes. Le habían enseñado que no debía competir con los demás, ni preocuparse por el desempeño de otros, su verdadero rival siempre debía ser ella misma.

A esta altura prestaba poca atención a su entorno, aunque el ambiente era agradable para caminar y conversar. Se detuvieron frente a una pecera de gran tamaño, con cardúmenes de peces de diferentes colores, que iban en grupo en varias direcciones. -A eso mismo me refiero, convivir con otros, tener que aprender a aceptar las diferentes opiniones y estilos....creo que me ayudaría a crecer tanto personal como profesionalmente. Siempre viví encerrada en mi pequeño mundo, sin darle mucha importancia a lo demás, pero ahora... Necesito algo diferente, enfrentar a la realidad sin red. Atreverme a sufrir las consecuencias de lo inesperado. -Sonrió viéndolo animada por su propio discurso, convencida una vez mas que viajar a esa ciudad había sido la mejor opción. Le resultaba difícil confiar en los demás, abrir con sinceridad su corazón a  los otros, temiendo salir lastimada. Pero con los miembros de su banda sería diferente, formarían una pequeña familia en la que se cuidarían unos a otros. Reanudaron el camino por los pasillos del acuario, aunque Reira se quedó ligeramente detrás -¿No puedes tener una novia?-eso le resultó un poco sorprendente, en su caso nunca le habían prohibido algo como eso, pero la verdad tampoco había surgido la oportunidad. Reira era muy cerrada con los extraños, y prefería mantener lejos a los hombres. Se preguntaría que pasaría si quisiera salir con alguien, seguramente debería ser cuidadosa para que los medios no se enteraran. Aunque  ahora que se encontraba en una ciudad que no la conocía podía moverse con mucha mas libertad que en Tokyo. -Las revistas inventan sus historias tengan motivos o no-comentó encogiéndose ligeramente de hombros sin darle mucha importancia. Nunca le había interesado que se rumorearan falsos romances que la vinculaban con  otros artistas, la verdad era que ella era muy escéptica respecto a los hombres.

-Me gustaría asistir a tu próximo concierto-aceptó con gusto la propuesta, deseando volverse un poco mas cercana a un colega, al menos para poder competir charlas como aquella. Era bueno hablar con alguien que compartiera su punto de vista, y entendiera el esfuerzo que implicaba la profesión que ambos habían escogido. Rió suavemente ante su comentario y se llevó el cabello hacia atrás. -Ten por seguro que te invitaré cuando mi banda debute en Glass City-le guiñó un ojo, confiada en que mas tarde o mas temprano llegaría ese momento, estarían en boca de todos, y se volverían populares con rapidez.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Ren Jinguji el Mar Mayo 27, 2014 4:55 pm

La charla seguía bastante amena, el idol japones concordaba en muchos puntos con ella. Quería regresar, quería estar en japón para poder recorrer al menos de visita la academia saotome...sólo por la memorias, pero él lo sabía, eso era imposible.

"Regresar en estas circunstancias sería un error"decía en su mente, no era posible darse el lujo de ver a la cara a Haruka ahora, tampoco a Honey, a ninguna de ellas aunque extrañaba bastante a Masato, Syo y Tokiya.

Fan? jajaja no, no claro que no, me gusta mucho tu voz si, pero como te comente- ladeo el rostro un poco con su usual sonrisa galante- Mis amigos de STARISH y mis fans me comentaron de ti, se me quedó grabado tu rostro por lo bella que eres.

-abrió ligeramente sus ojos junto con sus labios al escuchar que no sabía su nombre, se encogió de hombros despreocupado- Esta bien, lady, no es necesario tampoco que lo supieses, pues mi nombre es Ren, Jinguji Ren- guiño el ojo derecho con picardia- Un gusto y gracias por guardar mi secreto~-

Siguiendo con su camino Reira hizo una pregunta inocente- -¿No puedes tener una novia?-cerró los ojos tranquilo, casi como si supiera de memoria el camino- No, no puedo, un idol sólo se debe al publico y nada mas que al publico-volvió a abrir los ojos viendo a aquellos seres acuáticos, perdido en ellos- Pero, de cierta forma me alegra poder entregar un tipo de amor incondicional a mis fans, ellas dan mucho de si para que mi carrera siga en asenso, se preocupan mucho-sonrió con cariño, realmente quería a sus fans, siempre pensaba que tenía que seguir escalando y entregar amor encendiendo los corazones de las personas...así como lo había hecho con Honey. Nunca podría olvidar sus palabras, las de ella y Haruka, fueron esas palabras que lo impulsaron más alto.

Pues si, siempre inventan, pero es mejor no darle demasiados problemas a nuestros managers no lo crees?-rió por lo bajo imaginando a Matty regañarle, era un hombre muy serio y de mirada fría, la verdad inclusive aun no podían entablar una buena relación porque bueno...no se veían.

Por cierto, te a costado mucho acostumbrarte al ritmo de vida de glass city...si te soy sincero pensé que sería más relajada, pero hay mucho movimiento.
avatar
Ren Jinguji

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 01/08/2013
Masculino

Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 31, 2014 7:41 am

Se encogió de hombros divertida, aquella conversación era realmente interesante y enriquecedora para la vocalista, pues era la primera vez que tenía la posibilidad de hablar con un colega. En Tokyo la competencia era feroz, y se generaba un odio irracional entre los diferentes solistas. Si bien ella nunca había sentado algo así por quienes consideraba sus colegas, había procurado no acercarse a ellos para no meterse en problemas. La industria de la música estaba llena de trampas y sortilegios, era necesario dar cada paso con mucho cuidado para no caer en una trampa. Un error y tu carrera podía verse completamente destruida por las revistas amarillistas. Layla había procurado que su vida sentimental siempre fuera ordenada, nunca había presentado una pareja formar a los medios, y la verdad es que siquiera tenía tiempo para preocuparse por esos asuntos. Durante sus años en Japón toda su vida y energía habían estado enfocadas a la música, los hombres eral algo completamente secundario para ella quien no sentía real interés por ellos.

Las cosas ahora eran un poco diferentes, se sentía ya bastante mayor para seguir soltera, y comenzaba a desear tener una pareja estable, alguien que cuidara de ella, con quien compartir las giras y los nervios antes de subir al escenario. Una persona que velara por su seguridad, y estuviera allí para sostenerla cuando daba un mal paso. Si lo pensaba con cuidado, contaba con alguien así, aunque no era su pareja la ayudaba  a no sentirse tan sola. Sonrió pensando en su representante, que desde que era una joven inexperta la había guiado por el buen camino. Se distrajo en sus propios pensamientos por un momento, volviendo a la realidad cuando el idol le dijo su nombre. -Lo recordaré-aseguró deseando buscar algo de información suya en Internet, probablemente podría encontrar algunas de sus canciones, deseaba ver como era su estilo.  

-Suena bastante....Sacrificado-comentó un poco sorprendida, pues ella misma nunca había salido con nadie, pero porque no se había presentado una buena oportunidad. En caso de que alguien realmente le interesaba no iba a pedir permiso, claro que tomaría ciertas precauciones, pero no por su carrera dejaría de lado la posibilidad de tener un romance. No comprendía ese modo de pensar del idol, pero de todos modos no lo cuestionó. Ella no pensaba con frecuencia en sus fans, la verdad le desagradaban un poco a veces, quizás porque había tenido que enfrentar situaciones algo desagradables con  algunos de ellos. Cantaba para ella misma, pues se sentía viva cada vez que subía al escenario. Era ciertamente un pensamiento egoísta, pero no podía ser de otro modo. Rió divertida ante sus palabras siguientes, mientras se detenían frente a una pecera espacialmente grande, repleta de pequeños cardúmenes de colores. - Es su trabajo cuidarnos después de todo, hay que mantenerlos ocupados-bromeó observando a los pececillos nadar entre los corales de brillantes colores, intentando esconderse de la mirada humana. -Me gusta la ciudad, aquí soy mucho mas libre que en Tokyo...-explicó girando un poco su rostro para observarlo. -Aquí puedo ir a donde  quiera sin preocuparme mucho, y hay muchos sitios interesantes por conocer. Aunque aún vivo en el hotel y eso es desagradable, necesito encontrar un buen lugar pronto.-suspiró y enrolló uno de sus rizos en su dedo índice en un gesto usual en ella. -¿Cuando darás tu próximo concierto? -sinceramente deseaba asistir, sentía curiosidad por verlo sobre el escenario, aunque sospechaba que sus fans debían ser algo aterradoras.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Ren Jinguji el Lun Jun 02, 2014 5:38 am

Le sonrió con cierta elegancia al escucharle decir "Lo recordaré" dando a entender que ese gesto le complacía.

Jajaja, claro, lo es, aunque al ser conocido como "feminist prince" no les parece nada de raro que esté de un momento a otro tratando de forma galante a las mujeres- Realmente Ren nunca lo había hecho para "ligarlas a todas" como un mujeriego, era su afan por demostrar que las mujeres debían ser amadas, aunque claro, eso no era siempre bien visto.

No pudo evitar reír por lo bajo imaginando a Matty perdiendo los estribos si se enterara que uno de sus representantes estaba en publicaciones amarillistas- claro, pero si te soy sincero no veo a Matthew soportando tal cosa, de seguro no seguiría representándome jajaja- No veía a Lyon aguantando tal actuar, ni de joda- Pero es cierto que es divertido, pagaría por ver su cara jajaja.

-Sus pies lo guiaban a los peces que sus ojos observaban, esplendidos ejemplares sin duda alguna, alzó la mirada en uno en especial...de color coral-Me pregunto...hasta cuando durará esta libertad-dijo para si mismo más que para la mujer. La fama era una cadena que te ponías al cuello voluntariamente, la que te hacía volar alto, pero que cuando querías escapar a otros cielos te tiraba de la cadena y te azotaba al suelo.

Así que te tienen en un hotel? no sería más cómodo en un departamento al menos?-entrecerró los ojos con picardía- hey~ espera...-se acercó un poco a ella inclinándose para verla a los ojos- a menos~ de que seas de esas chicas que gustan de escaparse de casa~- rió por lo bajo- si fuese así comprendería porque tu manager te tiene en un hotel, lady-se dio la oportunidad de bromear más, después de todo la conversación era muy grata-

Matthew debe arreglar la fecha aun, quiere ver que tal me va con aquello y luego decidirá que hacer, cuando me den fecha te avisaré con tiempo- sacó su celular- claro, si no te molesta que te llame, necesitaría tu número y quizás debes en cuando podría sacarte de tu torre princesa~- dijo con cierto aire de complicidad- hay lugares preciosos en la ciudad que sería una lastima que no conocieras, también muy buenos restaurantes- que se metería en problemas, pues sí, se metería en problemas¿Pero cuándo a Ren Jinguji eso le a importado? Nunca.
avatar
Ren Jinguji

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 01/08/2013
Masculino

Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 07, 2014 5:47 pm

Así eran los Idol y nada en esa actitud coqueta le sorprendía ni llegaba a tomárselo en serio, era el clásico chico galante con cualquier dama, que sabía como hacer sentir alagada a una mujer con unas cuantas palabras bonitas. No es que a Reira no le gustaran los elogios, pero de boca de alguien como él no sonaban demasiado creíbles. De todos modos se sentía agradecida por poder conversar con un colega e intercambiar ideas, especialmente porque el chico llevaba mas tiempo en la industria musical de Merveillers Records, y quizás podría darle algunos consejos útiles. Claro que cada quien tenía u propia estrategia, y el contrario se focalizaba en un público particular, mientras que Layla apuntaba a diversa población. ¿No era agotador comportarse siempre como un galán de telenovela? Probablemente estaba completamente mimetizado con aquel modo de ser, y ya le salía de un modo completamente natural, sin proponérselo. Se preguntaba si detrás de la fachada se había enamorado realmente alguna vez, aunque era una pregunta demasiado personal para ser formulada ahora, sentía gran curiosidad al respecto.

Sonrió divertida cuando la conversación comenzó a girar en torno a sus representantes, a sus ojos Reino era el mejor del mundo, y no lo cambiaría por nada, había sido quien la había guiado desde sus inicios, dándole buenos consejos y cuidándola en todos los aspectos. -Entonces no deben ser muy unidos...-comentó pensando en todo lo que su representante había soportado por ella, pues era inquieta y complicada, y en mas de una ocasión había tenido que dar la cara por ella cuando se metía en líos. A pesar de eso nunca sintió miedo de que dejaran de trabajar juntos, estaba convencida de que no podría hacerlo sin su incondicional apoyo. No conocía al representante de Ren pero de seguro debía ser alguien estricto si se enfadaba por tan poco, ella no podría trabajar con alguien tan exigente, que no fuera capaz de ponerse en su lugar y consolarla cuando estaba triste. Sonrió con cierta tristeza ante las palabras ajenas, compartiendo aquel sentimiento. Cuando se volviera popular aquellos paseos tranquilos terminarían, todo sería como en Japón, donde a duras penas podía salir sin tener algún problema. Esa era una de las razones por las que había decidido cambiar de aire, se sentía agotada de estar encerrada. -Espero aquí no sea así.-mencionó en voz baja, al formar una banda, tener nuevos compañeros, todo debía de ser diferente, al menos eso esperaba.

Sus ojos se movían siguiendo el nado ágil de los pequeños pececillos de colores, observarlos la llenaba de un bello sentimiento de armonía. -No quería rentar un sitio hasta no estar segura de ser seleccionada... Cuando lo sepa buscaré un buen lugar-explicó sin darle mucha importancia, estaba acostumbrada a pasar varias noches en un hotel durante sus giras, aunque era algo que le desagradaba. Lo observó cuando se acercó, sin apartarse, fijando sus ojos en el rostro contrario, sin dejarse intimidar por su jugueteo. -¿Escaparme de casa?-una sonrisa pícara se dibujo en sus facciones, y sus ojos chispearon con diversión. -Soy una chica desobediente, y aunque le traigo algunos dolores de cabeza a Reino nunca escaparía de mis responsabilidades. -Se llevó una mano a su cabello rizado, llevándolo hacia atrás, girando ligeramente el rostro para dejar de observar al joven, y regresar su atención a los seres acuáticos. Ir al concierto de Ren sonaba muy divertido, y no dudó en pasarle su número telefónico para que pudiera avisarle cuando la fecha estuviera resuelta. -Salir me vendría muy bien, estar mucho tiempo encerrada es deprimente...-comentó con sincero entusiasmo ante la posibilidad de hacer un amigo, alguien que pudiera enseñarle la ciudad, y con quien conversar respecto al trabajo. -Estaré esperando tu invitación, entonces-agregó con una pizca de picardía antes de mirar su reloj y espantarse al ver la hora que era. -Lo siento Ren, debo regresar o me perderé la cena. -se disculpó algo apenada por tener que irse ya, pero segura de que volverían a verse dentro de poco tiempo, había sido una tarde divertida y se sentía afortunada por haber conocido a un colega tan agradable como él.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Ren Jinguji el Vie Jun 20, 2014 5:37 am

Realmente no lo somos-se encogió de hombros- No conozco a fondo a Matty, y la verdad no sé si llegue a hacerlo, el tiene su vida y yo la mia, mientras tengamos un respeto mutuo y profesional las cosas seguirán un buen curso, algunas veces, por no decir siempre, es mejor mantener a raya las relaciones personales con tus compañeros de trabajo-Ren pensaba de esta forma hace no mucho, quizás menos de un año y es que al haberse enamorado de su compositora al principio todo parecía poder marchar bien...hasta que otra persona del mismo grupo compartió sus deseos de estar con aquella mujer y por lo mismo los roces fueron grabes. Inclusive luego vino el tema con su prometida, la hermana de Haruka que componía en el lugar de Honey la música para el pero...de nuevo había cometido el error de mezclar las cosas y el amor entre ambos y su problema de nunca superar a Haruka le hizo perder su rumbo...casi su personalidad.

Miró el semblante de la joven cuando hablaban de la popularidad, la fama era un arma de doble filo- No podría engañarte, Glass City tiene muchos artistas pero la cantidad de ellos se duplica en cuanto a seguidores, inclusive aquí he sido reconocido algunas veces, cuando vuelva a las pistas en esta ciudad...será dificil, más para mi, no puedo decirle que no a las fans, me gusta ser cercano jaja-luego de un instante sus ojos y su sonrisa se volvieron un poco más serios, le preocupaba en cierta forma que Layla pasara por eso aquí(claro, como se preocuparía por cualquiera)-Tú también debes tener cuidado ok?-sonrió ahora un poco más relajado y suspiró devolviendo la mirada brillante a la mujer- Oh, claro, eres una chica desobediente pero responsable, supongo que existen aun~-llevó sus manos a sus bolsillos, divertido por la situación, era una mujer astuta, de las difíciles y por lo mismo a Ren le parecía una buena persona para mantener como una colega. 

Entonces quedamos en salir, hay varios lugares buenos y la verdad ya comencé a percatarme de los concurridos que son a ciertas horas, ya sabes, por precaución- era un dato que debía memorizar, era un idol después de todo, no podía andar como la gente normal en calles atiborradas.

Oh, tan tarde ya se hizo?Creo que nos entretuvimos más de lo debido-se acercó a ella y le extendió la mano- Ya sabes, el tiempo pasa volando cuando estás en buena compañía- esto no lo dijo con ganas de flirtear, había sido realmente agradable- Adelante, lady, no me gustaría que a la princesa la regañasen por no volver a la torre antes de la hora de comer~-sonrió modesto y ya teniendo la mano de la chica la estrechó suavemente con un ademán de acercarla un poco a su rostro sin besarla- Ha sido un tiempo maravilloso, ten cuidado al volver a casa¿De acuerdo?-soltó su mano y se alejó un poco, era de seguro que se quedaría un momento allí.

Un buen día después de todo, estaba agradecido con la muchacha y bueno, ahora además de Matty y Ren Hikari tenía otra persona que le era de facil trato, sería genial para el volver a verle- Yane~- con un gesto de mano le dio la despedida mirando como se alejaba, una sonrisa de satisfacción se dejó ver en sus labios. Ahora era momento de seguir mirando los peces, aquellos que le recordaban a su natal japón.
avatar
Ren Jinguji

Ocupación : Vocalista
Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 01/08/2013
Masculino

Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Invitado el Dom Jul 06, 2014 2:48 pm

Reira sencillamente no concebía una relación con un manager diferente a la que ella tenía con el suyo, confiaba ciegamente en su criterio y además de ayudarla en su trabajo muchas veces la había aconsejado en su vida. La cuidaba como si realmente fueran familia, y le tenía un cariño que iba más allá de lo puramente profesional. Sabía que si por alguna razón ella y Reino dejaban de trabajar juntos probablemente se retiraría de la industria de la música, sencillamente él formaba parte de lo que ella era como cantante, y estaba segura de que no podría hacerlo sin su incondicional apoyo. Quizás si algo así alguna vez pasara sería el momento de sentar cabeza, pensar en formar una familia y convertirse en un ama de casa modelo. La sola idea la hizo reír, era imposible imaginarse a si misma todo el día en casa realizando tareas hogareñas ¡era pésima para esas cosas! Aunque tener hijos y formar una familia era una idea que a veces la atraía, pronto la descartaba ubicando su carrera como su prioridad número uno. -Eso puede ser cierto, algunas veces-comentó pensativa respecto a las palabras de su colega. Mezclar el trabajo con asuntos personales podía ser problemático, aunque ellos lo llevaban muy bien temía que en el futuro las cosas pudieran complicarse. -Aunque es difícil no involucrarte con personas con las que pasas tanto tiempo...-agregó pensando ahora en los futuros compañeros de su banda, con los que deseaba generar fuertes lazos de amistad. Trabajar en un grupo sólido y armónico ayudaría a que las cosas fluyeran, y todos se sintieran más cómodos a la hora de trabajar juntos.

Admiraba la vocación de Ren para con sus fans, ella en cambio no se llevaba del todo bien con el público que chillaba cuando la veía, o intentaba tomarle fotografías sin permiso. Nunca le había gustado volver pública su vida privada, y por eso había optado por no poseer una. No había parejas las cuales ocultar, ni secretos sucios bajo la manga. Era prolija y decente, para que su carrera no pudiera verse manchada por nada. Aunque su vida de niña buena por momentos se  tornaba insoportable se esmeraba por sostener esa buena imagen y creerse que era suficiente vivir así. Como un ave encerrada en una jaula de oro, entrenada para cantar y luego cerrar las alas hasta el siguiente show. El amor del público, las cartas de los fans, los bombones y esas tonterías nunca le habían interesado. Amaba cantar, expresarse por ese medio era lo que le permitía que sus sentimientos no dichos no la ahogaran, pero no lo hacía para hacer feliz a otros, sino de una forma completamente egoísta. Asintió sin deseos de contradecirlo en sus dichos y rió divertida por su conclusión, era un buen resumen de si misma. Se esforzaba por no darle dolores de cabeza a su manager, aunque terminaba siempre en algún apuro menor. -Será un placer-afirmó entusiasmada ante la idea de tener un compañero de paseos en el futuro, no conocía a muchos en la ciudad aún, y gozaba de mucho tiempo libre que deseaba invertir en conocer cada rincón de su nuevo hogar.

Aceptó su mano, estrechándola a modo de saludo, sus labios se curvaron en una sincera sonrisa. Intercambiaron números de teléfono para poder comunicarse mas adelante, definitivamente Ren era una persona educada y agradable, era sencillo conversar con él, y sentía que la entendía en muchos aspectos de la vida como cantante. Esperaba que pudieran convertirse en buenos colegas y amigos. Lo saludó con un gesto de la mano antes de perderse por los pasillos del acuario en búsqueda de la salida, tomando un taxi en la puerta para regresar al hotel a tiempo para cenar. No es que muriera de hambre, pero debía cuidarse de no bajar de peso para no recibir mas regaños. Al menos por el momento.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre los peces

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.