Conectarse

Recuperar mi contraseña




Últimos temas
» Galeria y Ask de Antoinette
Hoy a las 12:09 am por Sadie Brauss

» Galería de Momoka
Hoy a las 12:07 am por Sadie Brauss

» Galería & Ask de Ichigo-sama
Hoy a las 12:07 am por Sadie Brauss

» La galería de Dan-chan~
Hoy a las 12:06 am por Sadie Brauss

» Galería y Ask de Yuki
Hoy a las 12:04 am por Yuki Nakayama

» Galería de Scar
Ayer a las 11:59 pm por Sadie Brauss

» Galeria y Ask de Demian Vitae
Ayer a las 11:54 pm por Sadie Brauss

» Galería de Ayato
Ayer a las 11:52 pm por Sadie Brauss

» Galería de Lucien Luarent
Ayer a las 11:50 pm por Sadie Brauss



Mejores posteadores
Reino (1076)
 
Mine Sagan (1075)
 
Regan Vosuet (890)
 
Dante Rivelli (867)
 
Aria Ainsley (681)
 
Yuki Nakayama (582)
 
Ayato (575)
 
Lucien Luarent (537)
 
Momoka (510)
 
Katherine Howell (444)
 






Crear foroRatbag PunceCrear foroCrear foroCrear foroDevil Within +18Fairy Tail Rol



Solo queda distraerse... {Priv. Lucien}

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Solo queda distraerse... {Priv. Lucien}

Mensaje por Lucien Luarent el Miér Jul 02, 2014 2:16 am

Con lo dicho por Nina quizás sin si quiera pensarlo deseo que de verdad se conocieran, que pudiesen hablar y divertirse juntas, de al menos él poder seguir maravillándose con su alma danzante.

"Creo que... más que esforzarnos por ser aceptados por aquel ser amado, nos esforzamos por mantener siempre vivaz aquella manera de ser la cual ellos aman ya que... lo que más tememos, es ver que su sonrisa se borra, más aun si es por culpa nuestra... y si no podemos aferrarnos a ellos ni estar siempre a su lado... debe ser por que, a pesar de que somos uno... somos la antitesis del otro, iguales pero diferentes"


Sus labios se abrieron un poco, era bien sabido que el pianista era una persona cerrada y muchas veces no comprendía del todo los sentimientos ajenos pero...esta chica por alguna razón le hacía sonreír sincero, se sentía comprendido he inclusive le hacía ver las cosas desde un prisma distinto-...Usted, tiene mucha razón...-Le hicieron notar que debía seguir adelante, que debía esforzarse por mantenerse fuerte, que no podía depender siempre de su hermana para su salud mental. Pero...


*Es tan...dificil...quizás sea yo realmente el que está cansado y el que desea descansar*

Notó el sobresalto de la muchacha cuando se acercó, le recordó que su hermana hacía exactamente lo mismo cuando era pequeña y comenzaba a recién acostumbrarse a los golpes de los aldeanos. Suspiró¿Acaso debía seguir observándola para saber más de ella?...No, al menos no ahora, no quería que Nina se transformara en una muñeca a sus ojos, para Lucien ahora Nina era un ser humano maravilloso, aunque muy facil de corromper y por lo mismo....por esa sencilla razón quería que se quedara así, al menos para él. No quería dañarle.



*No quiero que ellos la toquen...al menos no a ella...*


Para el hablar de pasión era como hablar de dedicación, la verdad las pinturas de Lucien eran un tanto especiales, sobre todo si antes de pintarlas había soñado algo con su hermana. Predicciones de gemelos videntes y susurros del futuro que sólo los involucrados podrían apreciar y que sólo los gemelos Luarent podían dar significado.


Una vez hizo explotar una olla...por suerte no se quemo-se sentó en el suelo de la azotea dándose la libertad de actuar un poco menos ingles de lo usual, decidió que por el viento era una buena opción atar su cabello en una coleta baja mientras escuchaba a Nina hablar de sus pasatiempos-

Vaya, nunca pensé que una señorita como usted podría gustar de las arañas jajaja, es algo inusual, aunque claro, no le veo lo malo en ello y sobre el petirrojo, podrías decirle a Lucía generalmente cuando canta las aves se le acercan-apoyando su cabeza en los fierros de la baranda, Lucien cerró los ojos con una sonrisa tranquila, de alguna forma el aire comenzó a volverse más puro de lo usual, respirable, fresco y tranquilizante, casi acogedor.

Me gustaría mucho compartir una taza de té con usted...sentados tranquilamente, quizás escuchado el cantar de un petirrojo o...-pausó un momento su hablar y su sonrisa se volvió más cálida- solamente ver los colores de ambas, de usted y Lucia-su voz sonó suave, casi somnolienta- Es extraño ¿verdad?- rió un poco por aquella confesión- pensará que soy un hombre llevado a sus ideas..., pero al menos para mi no es extraña, su presencia me tranquiliza y...siento que puedo hablar de aquellos sentimientos que no he compartido con nadie.
*Me pregunto...como sería una canción entre nosotros*- Lucien estaba disfrutando aquel momento, realmente ansiaba poder contárselo a Lucia, decirle"He encontrado una hermosa chica, deberían de ser amigas, se que se llevarían muy bien y ¿sabes? le gusta cocinar igual que tú, podría enseñarte unas cuantas cosas.

-Levantó la mirada, una suave brisa levantó el flequillo del pianista dejando ver sus ojos de diferente color, claros y brillantes, tan brillantes y pacíficos como un lago bañado por la luz del Sol- Yo...estoy agradecido de haberla encontrado hoy...muy agradecido- su rostro se enterneció más, Lucien estaba abriendo un poco aquella faceta fraternal que sólo Lucia veía, sin duda estaba muy tranquilo- Si siente que necesita acudir a alguien cuando tenga ese nudo en la garganta por extrañar a su hermano, no dude en decírmelo, quizás no sea su hermano pero-ladeo el rostro y sonrió cerrando los ojos- Soy uno...se como contener a una pequeña hermanita...
avatar
Lucien Luarent
Delegado/a de Clase

Ocupación : Estudiante de 3°
Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 30/04/2012
Masculino

Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo queda distraerse... {Priv. Lucien}

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 12, 2014 3:15 am

¿T-tengo la razón?... e-es tan extraño el oír aquello dirigido hacia mí — Río con suavidad, cubriendo sus labios suavemente con su mano empuñada, un tanto divertida por la rara sensación que le provocaban esas palabras — Usualmente... y-yo soy la que d-dice eso... — Usualmente no, siempre. La charla con el mayor era la primera vez que se habría tanto con alguien que no fuese su hermano, era extraño... pero... a la vez era tan aliviante el poder compartir sus sueños, pensamientos y emociones con alguien que entendiera estas mismas, después de todo, su hermano las oía, pero nunca las comprendía del todo, quizás porque él no era tan apegado a ella cómo ella a él. Ya era costumbre el simplemente asentir y sonreír a todo lo que le dijeran los profesores, sea o no sea correcto. Le resultaba increíblemente difícil el dar su opinión, aun cuando se le preguntaba directamente... ¿porque con él le resultaba tan fácil? No tenía la menor idea, quizá en algún momento la respuesta llegase, ahora... solo quería disfrutar de la charla.

Le miro un tanto sorprendida cuando comentó sobre el accidente de su hermana... hacer explotar una olla ¿era realmente posible?, a ella, en sus tiempos cómo principiante, simplemente se le quemaba la parte inferior de estas, si bien era algo peligroso, no podía dejar de sentirse impresionada por ello. Le llegaba a resultar divertida la idea de ver cómo una de estas explotaba, pero con su suerte... ella no se salvaría de las posibles quemaduras que podría dar eso, y... no quiere más cicatrices de quemaduras en su vida. Con una le basta. — D-debe ser preocupante e-el dejarle sola en la cocina... — Musito con suavidad mientras tomaba asiento junto a él, comenzando a juguetear con el mechón de cabello que cubría su rostro.
¿E-eh?... ... ¿t-tan cobarde parezco? — Río con suavidad — S-soy en extremo tímida, pero no miedosa... ... claro... m-mientras no se tra-trate de interactuar con gente... o... c-con... perros... — Rasco su mejilla con suavidad, desviando su mirada... esas frases sonaban mejor en su mente. Con eso solo se ponía el cartel de cobarde en la frente por sí misma, arruinando toda intensión de negar aquello que ella misma terminaba aceptando con su torpeza. Ella no era cobarde... solo... le temía a las cosas equivocadas... — Debe ser maravilloso... p-poder atraer aves con su voz... s-suena casi cómo el canto de las princesas ~ Yo... ... u-usted es la primera persona q-que me escucha cantar, después de mi hermano, claro... y-ya que... c-cuando lo hago... trato de hacerlo en lugares donde nadie, ni los animales, me escuchen... n-no tengo confianza en mi voz, toda mi confianza se la lleva el resonar del piano o el vibrar de violín... a-aunque... ese último en menor medida

¿Eh?... eso s-suena maravilloso~ ojalá se pueda pronto... pero... l-los dulces también deben estar presentes, el té siempre s-sabe mejor con una compañía agradable y algún dulce cerca ~— Canturreo animosa — ¿uhm?... ¿co... lores?... — Ladeo el rostro confundida por aquello, ¿ver los colores?... jamás había comprendido aquello, las explicaciones de su padre cuando le preguntaba nunca le ayudaron puesto a que eran muy cuadradas, frías, calculadoras... y cuando trataba de ver de qué se hablaba por sí misma en lugares fuera de casa, solo veía negro. — S-si algún día conozco a su hermana... m-me gustaría que usted también p-pudiera conocer al mío... d-de seguro se llevan bien~ aunque... ... n-no puedo evitar pensar que en los primeros momentos desconfiará de usted... me cuida demasiado... no... me cuida más que demasiado, pero... eso es culpa mía, así q-que puedo quejarme mucho — Ya varias veces le había pedido que dejara de preocuparse tanto por ella, no era bueno para ninguno de los dos... para ella porque le hacía dependiente de su cuidado, cómo ahora, y para el... por qué habían veces que llegaba a tener un tic del solo pensar que hablo con alguien que él no conocía. Pero, siempre recibía una negativa... con los recuerdos del resultado de no haberle cuidado durante el tiempo que fue víctima de bullying cómo respaldo.

No... no es extraño, y-yo me siento igual... es... agradable... tener a alguien con quien hablar y q-que entienda lo que siento completamente — Sin saber bien la razón, su mejillas se volvieron a colorear de un fuerte carmín, mientras que bajaba su mirada y empezaba a juguetear con las mangas de su abrigo nerviosamente — ¿eh?... ¿a-agradecido?... y-yo... c-creo que exagera, no soy una gran co-compañía cómo para que diga aquello... — Comentó con voz sumamente suave, casi al punto de ser un susurro inaudible si no fuese por el silencioso ambiente que les rodeaba. Volvió su mirada hacia el con el ofrecimiento, sonriendo con suavidad y asintiendo. Lucien era la primera persona con la que hablaba en la escuela fuera de los profesores y en menos de una hora era alguien al que podía llamar amigo... porque... ¿así son los amigos, verdad? Personas amables e inmensamente agradables con las que uno se puede desahogar sin temor. Si así eran todas las personas de Musette, no podía esperar por conocer a más gente.
N-nee, Lucien... ¿p-por qué no vamos a tomar a-algo de té ahora? m-me gustaría también poder tocar el piano juntos ahora... ¡C-claro! S-si quiere, si no... p-podemos continuar aquí, yo... s-solo quiero charlar más con usted
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Solo queda distraerse... {Priv. Lucien}

Mensaje por Lucien Luarent el Mar Sep 02, 2014 6:18 am

Suspirando sonrió un poco- lo es, es muy preocupante, por lo mismo no dejaba que hiciera nada sola, no me hubiese perdonado que su delicada piel se quemase, aunque quizás la sobre-protegía mucho...-vio a Nina unirse a su acción, sentándose junto a él.

Aun con los ojos cerrados sus cejas se declinaron un poco- creo que fui algo descuidado, es sólo que me dejé llevar por su apariencia femenina y dulce, es por eso que no la imaginaba con una araña, pero-tomó un poco de aire, llenado sus pulmones- Esta bien, que no sea predecible...para mi esta bien, me agrada~.

Escuchando aquel relato sobre su voz, Lucien dejaba que hablase, ella era del tipo de persona que ocultaba algo que gustaba de hacer, pero¿realmente debía hacerlo?-Me siento dichoso, pude escucharla y si no fuese por aquella melodía, quizás sólo pasaría de usted...últimamente no estoy fijándome demasiado en mi alrededor pero, agradezco esto.

movio la cabeza asintiendo, manteniendo la sonrisa cálida. A Lucien le gustaban mucho los dulces, sobre todo a la hora del té- Eso sería maravilloso, me gustarían unos dulces

Cuando hablo de su hermano sinceramente le recordó a si mismo-Comprendo, yo actuó de igual forma con Lucia-lo hacía, siempre protegiéndola, desconfiando de las personas que se le acercaban, siempre pendiente de lo que hacía.¿Era posible que Lucia también pensara de la misma forma que Nina? que pensara que en cierta forma era su culpa que él fuese así de protector?nunca lo había pensado.

Sin duda alguna aunque el pianista le dijese lo contrario ella no creería que le estaba agradecido, porque de verdad lo estaba, la charla le había tranquilizado demasiado.

Sus ojos que antes se habían entrecerrado al sonreír se abrieron un poco por la propuesta-Ahora?-pestaño un par de veces y al darse cuenta que iba a reír llevó su mano cerca de su boca al soltar una suave risa, algo muy poco común en el pianista- Usted se ve muy entusiasta ¿Cómo podría decirle que no a ese entusiasmo? además-se levantó usando la fuerza de sus piernas y le ofreció la mano a Nina- Quiero escuchar sus melodías, una taza de té y la música, ¿qué panorama más apropiado para dos personas que se entendieron tan bien?-ladeo el rostro y volvió a sonreír fraterno- Será un placer.



*Dejaré que te sigas acercando...porque humanos como tú son muy escasos, porque me siento en sintonía con mi lado celestial junto a ti, Nina*
avatar
Lucien Luarent
Delegado/a de Clase

Ocupación : Estudiante de 3°
Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 30/04/2012
Masculino

Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo queda distraerse... {Priv. Lucien}

Mensaje por Invitado el Miér Sep 03, 2014 12:58 am

Llegaba a ser gracioso lo mucho que se parecía el mayor así y a la vez a su hermano, a ella en lo que sentía y soñaba con respecto a su música y aquella sentir por su otra mitad, y a su hermano por en el trato sobre-protector que tenía con su hermana. A cada momento estaba más segura que su hermano y él se llevarían bien, además, le hacía sumamente feliz el imaginar que se volviesen amigos, ya quería que llegase el día en que se conocieran, al igual de el día que ella lograra conocer a la hermana de Lucien — Cuando dice eso suena c-como mi hermano ~ cl-... claro que... m-mi hermano jamás a-aceptaría el que es sobre-protector conmigo... según el solo es... cuidados precavidos — Alzó su mano a rascar su mejilla, riendo con algo e nerviosismo. El días que Alexandr aceptara aquello, de seguro podría pedir un deseo y este se cumpliría, sería algo digno de dejar registro para la posteridad... y... por alguna extraña razón, no podía evitar imaginarse a su hermano riéndose y llamándole exagerada por aquel pensamiento , "el problema es que no exagero~" pensó, cómo respondiendo al comentario que su mente había creado, sumamente divertida por la idea de que su hermano dijese exactamente lo mismo que pensó, quizá luego pudiese contarle esto por algún mensaje o llamada, de seguro sería una conversación sumamente divertida, ya ansiaba por poder contarle.
Oh... s-supongo que... es comprensible eso, mi a-apariencia no va... p-para nada acorde con varias cosas que me gustan ~ — Canturreo, riendo suavemente luego — ¿Uhm? oh... eso... es agradable, n-no quiero ser predecible... no me gusta la idea... ¡A-además! Si quiero componer no puedo serlo, sería muy aburrido... saber de qué habla una canción, que expresa... sin siquiera escucharla antes ¿no cree? — Volteo su rostro hacia él, aun con una suave sonrisa dibujada en sus labios, a los pocos minutos volvió su vista hacia el cielo, el día sin duda era hermoso... tan cálido y brillante que llegaban a dar ganas de solo cerrar los ojos y dormirse escuchando el sonido del día, siendo acobijado por los cálidos rayos del sol, pero, hoy no podía darse el lujo de dormir y dedicarse a soñar, tenía algo mucho mejor que eso... al fin tenía alguien con quien charlar, y, esperaba poder llamar amigo... sería demasiado tonto de su parte el preferir dormir.

Oh... entonces me alegra haberme puesto a cantar a mí también ~ y aunque suene raro, aquello de haber pasado de mi... me resulta muy tranquilizante... c-creo que ya lo d-dije antes ¿no?... m-me... me gusta ser una chica invisible, la... ¿cómo era?... ¡Ah! ¡La alumna fantasma! ese es el a-apodo que me pusieron... imagino que... por qué me la p-paso merodeando por los pasillos en la tarde y solo los profesores y algunos alumnos que van a las clases de recuperación saben de mí, me gusta el apodo ~ — Comento con calma, sin desvanecer la sonrisa que aun yacía dibujada en sus labios, con el tiempo se había acostumbrado a los apodos, ya fueran crueles, o los apodos extraños que le ponía su hermano cariñosamente, por lo que aquel título que había adquirido en los pasillos no le molestaba en lo más mínimo, al contrario, le gustaba bastante.

Le miro en silencio mientras oía la respuesta a su propuesta, sonriendo más entusiasta cuando se levantó y extendió su mano hacia si — yay ~ — comentó con un dejo infantil, tomando su mano para levantarse — Va-vamos~ a-aunque... d-debo advertirle que mi... habitación... e-está muy... demasiado llena de p-peluches, y n-no están... precisamente ordenados — Rasco su nuca, riendo apenada para comenzar a caminar hacia la salida de la azotea y así ir hacia los dormitorios.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Solo queda distraerse... {Priv. Lucien}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.